Duro de matar. / Miguel Iturria Savón.

22 diciembre 2011 às 12:18 por Ancla insular | Postado em: General
| Comments (0)

Hay noticias patéticas y risibles, pues parecen fruto de la manipulación y el deseo de perpetuar a toda costa a ciertas figuras de estado, sin reparar en el reverso de su espejo. Es el caso del ingreso de Fidel Castro al libro de récords Guinness por ser “la persona a la que más veces se ha intentado asesinar”, 638 según el portal oficialista Cubadebate (www.cubadebate.cu), reproducido por medios internacionales de prensa días atrás.

La reseña avala la capacidad de negociación de los legitimadores del tirano jubilado, quienes no lograron el Premio Nobel de la Paz para el guerrero enfermo, pero colaron su nombre en los Guinness del 2011. Del lobo un pelo, ¿verdad?

El negocio da risa pues las autoridades cubiches ni mencionaban a los premiados con los récords Guinness, desdeñados como frívolos y decadentes por el propio Fidel Castro, quien designó a su hermano Raúl como sucesor, tras 47 años de gobernar la isla como un feudo medieval (1959-2006).

Ante el record mortuorio de F. Castro, los amigos del cine estarán recordando al actor Bruce Wells y su asombrosa lucha por la vida en la cinta Duro de matar. Mientras los fans de la matemática, auxiliados por la calculadora, sacarán cuentas. De ser cierto  los atentados fallidos, al patriarca caribeño trataron de mandarlo al infierno 13,7 veces aproximadamente al año en menos de cinco décadas, lo cual equivale a 1,13 veces al mes y 0,03 veces al día. ¡Durísimo el Viejo, eh!

No faltarán quienes evoquen ahora las aventuras de Pinocho y su inmersión en el vientre de la ballena –la CIA para Castro-. En tanto los seguidores del racionalista Descartes sonreirán con desdén pensando en la hipótesis de la duda absoluta.

Como es difícil imaginar a un sujeto con más vida que el gato, algunos pensaran en un minino domiciliado en una perrera municipal, al cual le harían falta más de siete vidas para robarles la comida a los canes sin sufrir ni una herida, pues F. Castro, a diferencia del general independentista Antonio Maceo, no exhibe ni un rasguño pese a sus aventuras bélicas y larga estancia en el trono. ¿Le habrán pedido el certificado de lesiones por algunos de los 638 atentados?

Si la memoria no falla, el nuevo Premio Guinness es un tipo asombroso. ¿Quién no recuerda su invento de vacas enanas que daban más de 200 litros de leche al día? O sus éxitos en la producción azucarera del país, donde logró un millón de toneladas al año en vez de ocho millones y redujo los centrales de 163 a 42. O el esfuerzo del Comandante al sustituir la producción de frutos y vegetales por el atrevido cafeto caturra, negado a  germinar en La Habana. Recordemos que el “líder histórico”, preocupado por el orden ciudadano, multiplicó las cárceles insulares de 14 a 200; sometió la masa ganadera de seis millones de cabezas a solo uno, triunfo comparable con la generalización de los campos de marabú y la desaparición de millares de opositores y balseros para gobernar sin problemas.

Sí, además de Tribuno de la Plebe, Mago Inefable y Profeta Universal, Fidel Castro fue un tipo duro de matar. Se sentía tan seguro que andaba por la isla con un regimiento de escoltas y francotiradores. Al trasladarse al extranjero llevaba su cama personal, los alimentos y el cocinero de palacio, previo alquiler de tres pisos en un hotel de lujo y cientos de guardaespaldas en un avión más grande que el suyo. ¿Sería por eso que los chicos malos de la CIA se olvidaron de él en julio del 2006?

Publicado inicialmente en Cubanet.

Festival Poesía sin fin./ Miguel Iturria Savón

20 diciembre 2011 às 20:43 por Ancla insular | Postado em: General
| Comments (0)

Del 15 al 30 de diciembre se efectúa en La Habana la 13 edición del Festival Poesía sin fin, promovido por el proyecto socio cultural OMNI ZONA FRANCA, según el programa catálogo entregado por sus directivos el sábado 10 durante la conferencia de prensa ofrecida ante las cámaras del espacio audiovisual Estado de Sats.

Poesía sin fin equivale a poesía en casa, entendida como fuera de las instituciones, es decir, en plazas, parques, jardines y otros lugares urbanos, donde interactúan poetas, declamadores, trovadores, pintores, fotógrafos y promotores de audiovisuales que convierten la poesía en fiesta, como aquellas celebraciones dionisiacas de la antigüedad.

Iniciada en 1997 en Alamar, al este de La Habana, donde surgió OMNI ZONA FRANCA a mediados de esa década, se ha extendido a diversos espacios públicos de la capital cubana. Eventos similares se realizan también en Alemania, España, Francia y ciudades de los Estados Unidos como Miami, sede principal del exilio cubano.

Como OMNI ZONA FRANCA está integrado por poetas, músicos, actores, bailarines, diseñadores, pintores, fotógrafos y realizadores de performance y audiovisuales que socializan ideas y acciones alternativas en espacios citadinos, Poesía sin fin expresa esa diversidad bajo los slogans “Si dos se miran y se reconocen el mundo cambia” y “Cambia con nosotros, cambia con el mundo”.

El programa del 2011 incluye entre sus actividades:

  • Lectura espontánea en el Bar de la esquina, el jueves 15, de 4 a 6 pm en el bar ubicado en Teniente Rey y Aguiar, Habana Vieja.
  • Sala Oscura: poetas en acción Puerta 1, el 16 a las 5 pm, con Lina de Feria, Orlando L. Pardo, Grisel Echavarría, Daniel Díaz Mantilla y otros.
  • La Peregrinación del Garabato hasta el Rincón de San Lázaro, el 17 desde la Ciudad Deportiva, por la Salud de la Poesía.
  • Spoken Word, el 20, con Mesa debate, Show y Video poema.
  • La Exposición El Cubano Común, el 21 a las 5 pm, con Fotos poemas de O.L Pardo, Nilo J. Damián, autores de los certámenes gráficos País de Píxeles y Un cartel grande y otro chiquito.
  • El Día de la Sala Oscura, el 22 en la Casa Templo del Arte Cubano; Rotilla-Electrospoken, el 23 en la tarde; la Feria Espiritual, el 25 en la mañana; Poetas en acción Puerta 2, el 28 a las 5 pm, con Reyna María Rodríguez, Desiderio Navarro, Víctor Fowler, etc.
  • Cabaret Poético OMNI, el 28 a las 8 pm; la Jornada cultural por la integración racial y la diversidad, el 29; el Día de la Sala Oscura: Fiesta Poética (30), y Voces en Poesía sin fin, el 31 a las 7 de la noche, con la presentación de dicha revista digital.

Los organizadores de tan peculiar mirada poética dedican esta Fiesta “a la comunidad de Alamar, a la luz de la nación y a la Sagrada Familia de la Poesía Cubana”, además de sus parientes y amigos.

Publicado inicialmente en Cubanet.

Fiesta de la pluralidad./ Miguel Iturria Savón

19 diciembre 2011 às 14:20 por Ancla insular | Postado em: General
| Comments (0)

Más de cien personas asistieron el sábado 10 de diciembre a la Fiesta de la pluralidad, celebrada en Primera 4606 entre 46 y 60, municipio Playa, La Habana. El encuentro fue convocado por Yoani Sánchez, líder de la plataforma blogger Voces Cubanas, y Antonio Rodiles, portavoz del proyecto audiovisual Estado de Sats y anfitrión de la cita, convertida en espacio de libertad a pesar de la lluvia constante y el espionaje policial.

El evento coincidió con la realización del Día de los Derechos Humanos, prohibido en Cuba por el régimen militar de los Castro, cuya policía política arrestó a decenas de opositores pacíficos en los días previos e impidió reuniones, desfiles y conciertos en la capital y otras ciudades de la isla.

Coincidieron en el lugar representantes de diversos proyectos alternativos, quienes interactuaron con los presentes mediante stands expositivos con afiches y plegables, discos compactos, convocatorias y revistas. Hubo charlas, lecturas de poemas, canciones y otras actividades ajenas a lo pregonado por los voceros del gobierno.

Los promotores de OMNI ZONA FRANCA ocuparon la mayor parte de la sesión con sus poemas, canciones y audiovisuales, mientras exhibían sus bellísimos afiches sobre el Festival Poesía sin Fin, cuya edición del 2011 será del 15 al 30 de diciembre, por lo cual ofrecieron una Conferencia de prensa en Estado de Sats, con Rodiles como moderador y preguntas del público, además de entregar el Programa catálogo.

OMNI ZONA FRANCA es un proyecto artístico socio cultural nacido en Alamar, al Este de La Habana, a mediados de los noventa. Está integrado por poetas, músicos, actores, bailarines, diseñadores, pintores, fotógrafos y realizadores de performance y audiovisuales que socializan ideas y acciones en espacios urbanos. Poesía sin fin se realiza desde 1999. Los slogans “Si dos se miran y se reconocen el mundo cambia” y “Cambia con nosotros, cambia con el mundo”, presiden sus propuestas del 2011.

Entre los asistentes estuvieron los escritores Ángel Santiesteban y Orlando L. Pardo, los cantantes Gorki Águila y Ciro Díaz, detenidos el viernes 9 para impedir el concierto de Porno para Ricardo; los periodistas Reinaldo Escobar, Víctor M. Domínguez, Jorge Olivera y Pablo Méndez, el grafitero El Sexto, el dibujante Nilo J. González Preval, el fotógrafo Claudio Fuentes, la bibliotecaria Omaida Padrón, el abogado Wilfredo Vallín, presidente de la Asociación Jurídica de Cuba, el ex diplomático Pedro Campos Santos y artistas de OMNI y otros proyectos que cantaron, declamaron y pintaron durante la velada.

Uno de los proyectos de mayor interacción fue Talento Cubano.net, un grupo de jóvenes dedicados a “promocionar la música cubana de adentro y de afuera de la isla”, una especie de mapa virtual con proposiciones diversas e integradoras.

La Fiesta de la pluralidad realizada en la tarde noche del 10 de diciembre incluyó un sorteo con sombrillas para los premiados y donativos de revistas, Cd, filmes y otros soportes gráficos y audiovisuales donados por Yoani Sánchez y amigos de la cita. Fue reportada por twitteros y bloggers asistentes.

Publicado inicialmente en Cubanet.

¿Apartheid en el Teatro Lírico de Cuba? / Miguel Iturria Savón.

13 diciembre 2011 às 18:40 por Ancla insular | Postado em: General
| Comments (0)

El 12 de septiembre del 2011 la soprano Yoslainy Pérez Derrick, integrante del Coro del Teatro Lírico Nacional de Cuba (TLNC), envió una carta al Consejo de Estado, con copia al Ministerio de Cultura y al Consejo Nacional de Artes Escénicas, quejándose de irregularidades que frenan su desarrollo artístico dentro de esa institución, pues durante 15 años solo ha desempeñado papeles secundarios sin ser evaluada como solista, a pesar de su constancia, elevado nivel profesional y vasto currículo.

En su exhaustivo testimonio enumera las solicitudes al director de la compañía, los pretextos esgrimidos por este, las humillaciones y las trabas que favorecen su exclusión. “Han ido cerrándome el cerco cada día más, prohibiéndome sutilmente la posibilidad de desarrollarme como artista, ya no soy programada ni siquiera en los roles que anteriormente hice… / “…fui evaluada con 1er nivel como cantante de coro en el 2003 y, desde entonces a la fecha, no me han vuelto a evaluar”.

Para enmendar las oportunidades negadas a la cantante negra de 38 años bastaría escuchar algunas de sus grabaciones y conciertos o leer su abultado currículo, pero las cosas no son tan fáciles con el Maestro Adolfo Casas Chirino, director del TLNC, quien al recibir el rebote de la queja se reunió con el Secretario del Núcleo del Partido Comunista y el Consejo Artístico antes de responder a Martha Orihuela, directora de Inspección del Ministerio de Cultura, a la cual envió sendas réplicas contra la demandante, fechadas el 31 de octubre y el 2 de noviembre.

En la primera alega apreciar “el interés de superación de la compañera hasta graduarse de nivel superior en el ISA, así como su intención de progresar aspirando a personajes en los diferentes títulos de las obras que presentamos en el Gran Teatro de La Habana”. Cita los papeles realizados por Yoslainy Pérez en La Traviata, Cecilia Valdés, María La O y La flauta mágica; pero advierte que “ya tiene el máximo nivel a que se puede aspirar como cantante de coro” y que para ascender a actriz cantante “requeriría de una audición previa y de una vacante que coincida con su tipo de voz” –soprano lírica-. Tras lo cual baraja otros detalles y califica de “falta de respeto el planteamiento… que tenemos un pensamiento retrógrado, demagogo, favoritista, sobornable y hasta paternalista…”

La segunda misiva, firmada por el Director y los miembros del Consejo Artístico, es más sobre lo mismo.

Yoslainy Pérez Derrick (La Habana, 1973), se graduó de Educación Musical en La Escuela Adolfo Guzmán (1989), es Bachiller, estudió inglés y alemán, dirección artística y producción, técnica vocal con Ricardo Linares Fleites, director del Coro del Teatro Lírico, y con Martha Cardona, solista de esa compañía y profesora del Instituto Superior de Arte (ISA), donde se tituló en Canto.

Con el Lírico integró el elenco de Porgy & Bess, bajo la dirección general del Maestro Manuel Dúchense Cuzán y musical de Enrique Pérez Mesa; que obtuvo éxitos en Austria y España en el verano del 2000. Asumió los personajes de Estrella en la zarzuela Amalia Batista, de Flora en La Traviata, de Segunda Dama en La flauta mágica y partiquinos en la zarzuela Cecilia Valdés.

Ha sido solista en los concierto-homenajes a G. Gershwin, a  Gonzalo Roig, Mariana de Gonitch, Líricos del Futuro, la Sala San Felipe Neri, la Plaza de Armas con la Banda Nacional de Conciertos, el Auditórium Amadeo Roldán y la Sociedad Catalana; además de cantar en Galas de clausuras y Clases Magistrales de directores extranjeros como el austríaco Harmut Krones, el luxemburgués George Backer, el coreano Lee Jae-Joon y la soprano española Elisa Belmonte. En el 2009 obtuvo el 2do lugar y el Premio al mejor intérprete de ópera en el Concurso Mariana de Gonitch.          

Semejante trayectoria desmiente la descalificación en torno a la carencia de cualidades y otros pretextos esgrimidos por el Director y el Consejo Artístico para negarle la plaza de actriz cantante en el TLNC, donde permanece en el Coro desde 1996. ¿Será el color de su piel la causa de la marginación en la elitista institución?

Adolfo Casas alega que en su compañía no hay prejuicios raciales y que es apreciable la nómina de actores afro descendientes, entre estos una de sus sopranos líderes. Yoslainy Pérez Derrick expresa lo contrario y se considera “una segregada” porque prefiere materializar sus aspiraciones sin adular o guardar silencio ante el nepotismo y el abuso de poder practicado por Casas.

Artistas que solicitan el anonimato dicen que todos los que reclamaron derechos o denunciaron irregularidades en el “feudo de Zulueta 253” (sede del TLNC), solo consiguieron traspasar la puerta de salida, con la baja en la mano.

Este “apartheid burocrático” goza de la complicidad del Consejo de Estado y el Ministerio de Cultura, organismos que enviaron la misiva de Pérez Derrick de vuelta al matadero, sin someterla a un análisis imparcial con asesorías o puntos de vistas de expertos no implicados en el problema.

Como secuela, las aspiraciones de la soprano negra seguirán frenadas por la opinión unilateral del Maestro Adolfo Casas y un Consejo Artístico que inclina la cerviz ante sus códigos draconianos. Sin dudas, ese mecanismo continuará desperdiciando la capacidad artística de talentosos profesionales.

El TLNC pierde terreno ante compañías que exhiben mayor desarrollo y vigor en sus puestas escénicas. El facilismo de reciclar las mismas obras, escenografías, actores, movimientos escénicos y concesiones, solo consigue aburrir a los amantes del género y desviar a otras compañías a los espectadores que buscan la excelencia.

Por su material humano, el Teatro Lírico pudiera multiplicar sus puestas y presentarlas en diversas locaciones. Sus profesionales necesitan fogueo y frescura ante los puntos de vista de diferentes directivos y especialistas, lo cual proporcionaría oportunidades a cantantes como Pérez Derrick.

Para tales propósitos es necesario un director competente y no un mayoral que suene el cuero a los esclavos que se revelan. Los vicios y estilos despóticos convierten a la cultura cubana en víctima de esos errores.

Las películas cubanas al Festival del 2011./ Miguel Iturria Savón

8 diciembre 2011 às 12:12 por Ancla insular | Postado em: General
| Comments (0)

Cuba figura entre las naciones que más obras presenta al 33 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, inaugurado el pasado día 1, que se prolongará hasta el 11 de diciembre, en forcejeo con filmografías más estables como Argentina, Brasil, México y Chile, países acostumbrados a competir en los circuitos mundiales del séptimo arte.

El “milagro” numérico es real, la isla se beneficia de su condición de anfitriona y del espíritu estatal de desafío, camuflado en la búsqueda de patrocinadores internacionales bajo la tutela del ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica), además de poseer un siglo de experiencia y el innegable talento de directores, actores, camarógrafos y productores.

Se beneficia al promover el Premio ALBA Cultural Nuestra América Primera Copia, y la sección Hecho en Cuba, a cargo de graduados de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños y cineastas de otras latitudes, quienes exhiben en total 56 documentales, 4 animados y 13 cortos y mediometrajes de ficción de carácter didáctico o propagandístico, casi todos sobre sucesos y personajes del imaginario insular y del subcontinente.

La mayor de las Antillas no estará presente en la sección de Cine fantástico y de horror, pero trae 6 obras dedicadas a La niñez en su universo audiovisual, al igual que Argentina y por encima de Brasil, México y Chile. La isla predomina con 8 en la Muestra homenaje por los 25 años de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV); no así en Panorama Latinoamericano, donde Argentina trae 8 de 27, seguida por Brasil y Chile con 3 cada uno; ni en cortometrajes, dominado por Brasil (10 de 33), México (7) y Argentina (4), que se imponen en documentales informativos (12, 10 y 6, respectivamente).

Entre los 21 largometrajes de ficción que compiten por el Premio Coral, Cuba se lanza con Chamaco, de Juan Carlos Cremata; Marina, de Enrique Álvarez Martínez, ambas de 2010; Fábula, de Lester Hamlet, y Juan de los muertos, de Alejandro Brugués Seleme. En Ópera Prima la isla compite con la archicomentada Habana Station, de Ian Padrón.

Los cineastas del patio empatan con Argentina y México en Guiones inéditos (5 cada uno); arrasan en Carteles (13 de 17), igualan a Brasil con 6 cintas de Animación, por delante de Argentina y México (5), que la dejan atrás en las exhibiciones de Latinoamérica en perspectiva.

Tal vez la película más novedosa de Cuba sea Siete días en La Habana, que narra igual número de historias sobre la realidad insular, dirigidas cada una por un director diferente: Gaspar Noe y Pablo Trapero, de Argentina; Juan Carlos Tabio (Cuba), Julio Medem (España), Laurent Cantet (Francia), Elia Suleiman (Palestina) y Benicio del Toro (Puerto Rico).

Despierta expectativas Juan de los muertos, una comedia de zombis hambrientos que imponen el pánico en La Habana. Mientras Fábula retoma el entorno capitalino, donde dos enamorados cuestionan la posibilidad de realizar sus sueños en medio de las adversidades económicas.

En la frondosa cartelera del Diario del Festival aparecen títulos atractivos de Argentina, Brasil, Cuba, México, Chile, Venezuela y otras naciones que han despertado el interés de los cinéfilos, quienes esperan los “comerciales” para escoger los filmes de su preferencia.

Festival de cine de La Habana: censura y anuncios./Miguel Iturria Savón

4 diciembre 2011 às 21:20 por Ancla insular | Postado em: General
| Comments (0)

La 33ª edición del Festival Internacional de Cine Latinoamericano de La Habana, prevista del 1º al 11 de diciembre de 2011, desató  polémicas antes de comenzar, pues el Comité de Selección excluyó la obra de varios realizadores cubanos, lo cual huele a censura, práctica habitual del evento, cuyo presidente, el señor Alfredo Guevara, alega que “no hay privilegios para Cuba dado el carácter internacional del certamen”, en alusión al largometraje de ficción Vinci, del narrador, guionista y director Eduardo del Llano, autor de una serie de cortometrajes satíricos, quien califica el hecho de “inconcebible” porque la película fue producida e inscrita en el Festival por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico (ICAIC).

Aunque hasta el momento solo Del Llano ha protestado públicamente, y ni Guevara ni el Comité de Selección mencionan al resto de los excluidos, se evidencia la censura desde el monopolista ICAIC y su Fundador en Jefe, cuya arrogancia rebasa los límites de la ética al decir: “…a mí hay que sacarme de aquí a cañonazos… El día que encuentren a alguien me voy tranquilamente, pero tiene que tener mis propias convicciones…”

Al margen de la rabieta del octogenario censor y del malestar de los excluidos, durante el Festival el público tendrá que escoger entre quinientas veintiséis cintas de cuarenta y seis países, de las cuales ciento veintiuna competirán en las seis categorías que otorgan los premios Corales. La inauguración corresponderá al largometraje argentino Un cuento chino, protagonizada por el célebre actor Ricardo Darín y dirigida por Sebastián Borensztein.

Entre las novedades fuera de competencia estará la cinta Siete días en La Habana, que narra igual número de siete historias sobre la realidad cubana, cada una dirigida por un director diferente: Gaspar Noe y Pablo Trapero, ambos de Argentina; Juan Carlos Tabio (Cuba), Julio Medem (España), Laurent Cantet (Francia), Elia Suleiman (Palestina) y Benicio del Toro (Puerto Rico).

En total, las diecisiete salas capitalinas prevén la maratónica exhibición de mil 64 obras, incluidos documentales, medios y cortometrajes, largometrajes, animación, etc. La cartelera reduce a cuatrocientas cuarenta y cinco el número de proyecciones dentro de los ciclos, panoramas y homenajes. Habrá muestras de cine cubano, dominicano, puertorriqueño, latino en los Estados Unidos, alemán, español, francés, italiano, polaco y serbio.

En esta edición, las naciones más representadas son Argentina, Brasil, México, Chile, Ecuador, Venezuela y Cuba, cuya filmografía está en crisis pero anuncia ciento cuarenta y ocho títulos en total, de los cuales compiten catorce, algunas en coproducción.

Se notifica la asistencia de actores, directores y críticos, más dos homenajes: al escritor y guionista colombiano Gabriel García Márquez y al fallecido pintor surrealista chileno Roberto Matta, creador del cartel Espacios de lucha, concebido para el Festival. El público podrá disfrutar seis filmes inspirados en las novelas de García Márquez; calificado por el citado Guevara como “amigo, cómplice y revolucionario”.

La 33 edición del Festival de Cine de La Habana. / Miguel Iturria Savón.

às 3:17 por Ancla insular | Postado em: General
| Comments (0)

Como cada diciembre, La Habana celebra el Festival de Cine Latinoamericano, cuya 33 edición se realizará del 1 al 11 en 17 locaciones de la ciudad, donde los cinéfilos escogerán entre 526 cintas de 46 países, de las cuales 121 competirán en las categorías que otorgan los premios Corales, además de muestras de otras latitudes y presentaciones de libros, exposiciones, homenajes y encuentros con actores y directores.

A los tradicionales concursos de largometrajes de ficción, mediometrajes y cortometrajes, óperas primas, documentales, animación, guiones inéditos y carteles, se suman los homenajes por el Centenario del pintor chileno Roberto Matta, evocado con cuatro documentales; el 70 aniversario de vida de Humberto Solás, de quien se exhibirá la versión íntegra de El siglo de las luces (3 capítulos), y seis filmes basados en la obra del gran narrador colombiano Gabriel García Márquez.

Entre las novedades figuran 22 películas de República Dominicana (18 de ficción, 3 documentales y un animado), 14 de Puerto Rico (6 de ficción, 2 animados y 6 documentales), más el filme Siete días en La Habana, que narra igual número de historias sobre la realidad cubana, dirigidas por un director diferente: Gaspar Noe y Pablo Trapero, de Argentina; Juan Carlos Tabio (Cuba), Julio Medem (España), Laurent Cantet (Francia), Elia Suleiman (Palestina) y Benicio del Toro (Puerto Rico).

La conexión con cineastas y cinéfilos del continente y el mundo refrenda la variedad de propuestas, géneros, estéticas, soportes técnicos, seminarios, secciones, panoramas universales, galas y reposiciones de clásicos de la historia del séptimo arte; así como las exposiciones Matta: del arte al libro, en la Casa de las Américas; El final nunca está en el horizonte, del pintor Esterio Segura, en la galería “Servando Cabrera”; Sur Polar en La Habana, en el antiguo Palacio de las Cariátides; Montaje, de Luis E. Camejo, en el Pabellón Cuba; que acoge a su vez Soy Ñiko pero…, sobre bocetos y carteles de filmes; más la Exposición Carteles en Concurso, en el lobby del Chaplin.

En los 21 largometrajes que compiten en ficción predominan Argentina, Brasil y Cuba con 4, seguidos por Chile y México (3), más Colombia, Ecuador y Venezuela, cuya filmografía trae, además, dos cintas fuera de competencia. En tanto México con 6 y Brasil (5) encabezan el Concurso de mediometrajes y cortometrajes de ficción, al cual se unen Colombia y Venezuela (2), Chile, Cuba, Ecuador, Paraguay y Uruguay. De las 21 Óperas primas, 10 corresponden a Argentina y Brasil (5 cada uno), 4 a México, 2 a Chile y una a Colombia, Cuba, Guatemala, Puerto Rico y Venezuela.

De los 30 documentales en concurso, 6 son de México, 5 de Brasil, 3 de Argentina e igual número de Chile, aunque los rioplatenses añaden 2 fuera de competencia. En la nómina aparecen Cuba y Puerto Rico (2 cada uno), seguidos por Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú, Uruguay y Venezuela. En el Concurso de Animación (34 cintas) puntean Brasil y Cuba (6), Argentina y México (5), Chile y Venezuela (3), Costa Rica (2), Ecuador y Perú (1).

En el menos visible Concurso de Guiones inéditos rivalizan la industria de Argentina, Cuba y México (5 cada una), a quienes siguen Colombia (4), Brasil, Chile y Perú. Con 13 de 17, la mayor de las Antillas arrasa en el Concurso de Carteles.

La festiva y maratónica exhibición de más de mil productos visuales y sonoros contiene, por supuesto, los tradicionales Panorama Latinoamericano, dominado por Argentina (8 de 27), frente a las ofertas de Venezuela (4), Chile y México (3); La Hora del Corto, con liderazgo de Brasil (10 de 33), México (7) y Venezuela (4); la Sección informativa documental, que exhibe 52 obras, 12 de Brasil, 10 de México, 8 de Chile, 5 de Venezuela, 2 de Paraguay y 1 de Colombia, Haití, Turquía y Uruguay.

Cuba se beneficia con la promoción del Premio Alba cultural: Nuestra América Primera Copia, y con la sección Hecho en Cuba, a cargo de jóvenes cineastas de la isla, Latinoamérica y otras naciones que exhiben 56 documentales, 4 animados y 13 cortos y mediometrajes de ficción, de carácter didáctico o propagandístico en torno a hechos y personalidades como el pintor Nelson Domínguez, la bailarina Loipa Araujo, el locutor Eduardo Rosillo, la profesora Beatriz Maggi y el cineasta Fernando Pérez.

Bajo el título Vanguardias aparece casi una veintena de cintas de ficción, 5 documentales y 3 obras de experimentación, 10 de ellas de Brasil y una coproducida por El Salvador y Estados Unidos (El cadáver exquisito). En la sección Latinos en USA (8 documentales y 2 cortos de ficción) vibran problemas sociales del subcontinente, al igual que en la Muestra de documentalistas de Latinoamérica y el Caribe. De mayor expectativa resultan las muestras de cine alemán (6 obras de ficción), Quebec (6), España (12), Francia (7), Italia (6), Polonia (6) y Serbia (7 de ficción y 6 documentales de Vlatko Gilic); acrecentados por las entregas del Panorama contemporáneo internacional.

La cartelera finaliza con 30 animados y mediometrajes de ficción dedicados a la niñez y su universo universal, más la Muestra homenaje al EICTV en sus 25 años de labor creativa.