Jornada teatral de enero. Por Miguel Iturria Savón.

26 enero 2009 às 22:19 por Ancla insular | Postado em: M. Iturria.,Teatro
| Comments (0)

El Consejo nacional de las artes escénicas inició la programación del 2009 con la Jornada de teatro cubano, en la que participa una veintena de grupos de todo el país que acercan a La Habana su mejores propuestas, entre el 9 y el 23 de enero, en conmemoración del 140 aniversario de la tragedia del Teatro Villanueva, actual Payret, donde los voluntarios españoles respondieron con sables y pistolas a las insinuaciones patrióticas de los actores que representaban Perro huevero…
Como el hecho fue el 22, ese día se entregará el Premio nacional de teatro a Carlos Pérez Peña, en la Sala Huber de Blanck. La Premiación y Clausura será el viernes 23 a las cinco de la tarde en el Centro cultural Bertolt Brecht.
Durante la jornada serán homenajeados figuras de la escena nacional como Armando Suárez del Villar, Premio nacional de la enseñanza artística 2008; Ramón Silverio, director de El Mejunje, que cumple 25 años de labor al igual que la actriz villareña Idania García, quien estrena el unipersonal Eureka en apuros, y la dramaturga Gloria Parrado (1927-1987), autora de El juicio de Aníbal, La brújula, La paz en el sombrero y La persiana. Evocarán además al inglés Harold Pinter, Premio Nobel 2005, y el español Federico García Lorca, retomado por Norge Espinosa y el Teatro de las estaciones con Federico de noche, sobre el mundo lírico y bucólico del poeta y dramaturgo.
Las obras teatrales coinciden con la tradicional Temporada de Danza contemporánea de Cuba, que celebra su medio siglo en septiembre del 2009 y estrena, entre el 9 y el 18 de enero en la Sala García Lorca, Carmina Burana, de George Céspedes; Breath Fragment y Espejos, de Julio Cesar Iglesias.
Regresa a la cartelera Visiones de Cuabanosofía, de El ciervo encantado, distinguido en el 2008 con el Premio Villanueva de la Crítica. Esta mirada caleidoscópica y fragmentada a los mitos de la isla se propone como una intensa revisión de lo que somos, de lo que poseemos y perdimos. Con dirección artística de Nelda Castillo, se anuncia en la sede del grupo, en 5ta y D, Vedado, entre el 9 de enero y principios de febrero, de viernes a domingo, a las 8:30 de la noche.
El Guiñol nacional obsequia a los pequeños con Ruandi, del Grupo Polichinela; Por los caminos del mundo, de Estudio Buendía; Pelusín enamorao, de Nueva línea, y Shakuntala, concebido por el actor Alexis Díaz de Villegas y la artista Shanti Pillai, como una nueva versión de la mítica Shakuntala, hija de los pájaros y madre de una dinastía esencial, rediviva de la saga milenaria del Mahabarata.
La inquietante Baile sin máscaras, de la Compañía Rita Montaner, y María Estuardo, del Teatro Huber de Blanck alternarán los fines de semana en la sede del último, en Calzada entre A y B. Mientras la Sala Adolfo Llauradó exhibirá Puerto de coral, de Teatro Púlpito; Rico, del grupo El caballero; ¡Ay, mi amor!, de El Público, y Aceite más vinagre = familia, de Teatro del viento.
Baile sin máscaras mueve la inercia del teatro insular, sujeto a reposiciones de los clásicos, obras infantiles y algunas entregas novedosas. Con puesta en escena y dirección de Eduardo Eimil, la compañía de Gerardo Fulleda León, recrea artísticamente problemas de nuestros días. Dos parejas de jóvenes se reúnen en un apartamento de la periferia para crear un prototipo de persona sin miedos, prejuicios ni simulaciones. Mientras avanza la inusual velada descubren sus secretos, apariencias y frustraciones, lo que conduce a un desenlace imprevisto.
El Público presenta además, Tatuaje, en el salón Tito Junco, y Aquí cualquiera, en El Mella, que acoge a su vez a Cintas de Seda, de Teatro Alas; Hamlet, una ópera muerta, de Teatro del espacio interior, y el unipersonal del humorista Octavio Churrisco.
La reposición de Cuando el Rigo suena, de Rigoberto Ferrera, en el Karl Marx, y otros unipersonales relajan las tensiones de estos fines de semana en diversos escenarios de la capital cubana.La Jornada teatral es complementada por la Jornada de papel de la revista Tablas y el sello editorial Tablas-Alarcos, que del 9 al 22 de enero ofrecen sus títulos más recurrentes en el portal de la Casona de Línea. El 22, día de entrega del Premio nacional de teatro, la publicación celebra su 27 aniversario con la exhibición y venta de las novedades de su casa editorial.

Streetlight. Por Aleaga Pesant.

8 diciembre 2008 às 22:34 por Ancla insular | Postado em: Aleaga Pesant.,Teatro
| Comments (0)

Aprovechando el adelanto del suave invierno habanero llegó a la ciudad, Streetlight, el espectáculo de la solidaridad creativa, presente en el Teatro Mella durante el último fin de semana de noviembre.
Abarrotado el teatro, apenas encontré donde sentarme para ser iluminado por un musical pop-rock al estilo de los sesenta, con danza, música, canciones, cuadros vivientes, montaje de video, juegos de luz y de sombras de gran belleza. Un espectáculo total, lleno de extraordinaria alegría.
La historia repetida de las tribus urbanas y su historial de violencia, representada como nadie en el extraordinario film West Side History, toma aquí cariz argumental e hilo conductor no bien amarrado. La narración, deja en segundo plano, la historia de un grupo de jóvenes músicos que organizan su primer concierto en una plaza publica.
West Side History, casualmente proyectada la noche del jueves en la televisión cubana, permitió crear paralelos, a los que tuvieron la oportunidad de ver las dos representaciones y notar las carencias de una respecto a la otra.
En beneficio de Streetlight, la trama argumental sirve para dar la línea de un espectáculo donde sobresale el talento de las escuelas de baile, música y coro de la ciudad y de los talleres organizados a raíz de esta presentación por la matriz del proyecto. El Gen Rosso, International Performing Arts Group.
La espectacularidad de la compañía de baile de Tony Menéndez, su vocación a la proyección escénica y su indudable peso creativo y coherencia imaginativa, marcan sin lugar el show, de hora y media de duración. Con altos y bajos, combinados con momentos de buena música, sencilla, canciones suaves y sin complejidades.
Según los organizadores, Gen Rosso es el resultado del pensamiento humanista del siglo XX, nacido en 1966, con la intención de reunir a jóvenes creadores de todo el mundo. El centro de ese proyecto internacional, se estableció de manera permanente en la región al norte de Italia en las cercanías de Florencia. Desde su nacimiento, el grupo realizó presentaciones en más de cuarenta países de los cinco continentes, cautivando a más de cinco millones de espectadores.
La evolución de Gen Rosso, recorre el largo camino que va de la etno-música, acompañada de coreografías de danza moderna que se cultivaron en la década del sesenta del siglo pasado, llegando hasta la opera rock de los años ochenta. En el 2000, se produce el debut de Streetligh – The Musical, la mayor producción concebida por el proyecto, con más de 450 presentaciones internacionales.
De regreso a casa y caminando por la calle Línea, los habaneros se ebrigaban del fresco mientras agradecían en sus comentarios la presentación “light”, del musical, perdido desde hace varios años de la escena nacional.

Virgilio sigue en escena. Por Lucas Garve.

28 noviembre 2008 às 18:36 por Ancla insular | Postado em: Lucas Garve.,Teatro
| Comments (0)

A casi treinta años de su fallecimiento, Virgilio Piñera, poeta, dramaturgo, escritor, perseguido por homosexual, condenado al ostracismo por los alabarderos del régimen, no piensa bajar de la escena. Se cumplen 60 años de la puesta en escena de la obra con la cual Piñeracambió la ruta del teatro cubano: Electra Garrigó (1941). La piezafue el detonante que puso al teatro cubano de golpe y porrazo en elcamino de la modernidad. Virgilio Piñera tomó de la tragedia clásica los elementos de conflictoy los insertó en el contexto cubano. El coro griego cantó décimas de La Guantanamera. La voz solista, denominada en el teatro clásico comocorifeo, fue la cantante de música campesina Radeúnda Lima. La accióntrasladada al patio de un solar habanero no dejó de abordar el conflicto planteado por el clásico: el choque entre la dictadura de los padres sobre sus hijos, uno de los rasgos más acentuados del paternalismo familiar cubano. Tan sobre protector como culpable de muchos de los problemas de personalidad que escondemos. El montaje de la pieza de Piñera fue asumido por Francisco Morín,teatrista y director de la revista Prometeo. La puesta en escena, realizada el 23 de octubre de 1948, estuvo dedicada al primer aniversario de la publicación de la obra, y subió a la escena de la Escuela Municipal José M. Valdés Rodríguez, uno de los críticos de artes escénicas y cine más prestigiosos del país. Diez años más tarde, en 1958, la reposición de la pieza, de nuevodirigida por Morín, tuvo lugar en la sala Prometeo. Los protagónicos fueron interpretados por Lilian Llerena y Roberto Blanco, ambos destacados actores y directores del teatro cubano. Electra Garrigó y Clitemnestra Plá se convirtieron en dos personajesque pasarían a la historia del Teatro cubano como paradigmas de lacontextualización criolla de aquellos pertenecientes al drama universal. Piñera resolvió con su inteligencia artística el traslado de la violencia de la frustración de la familia criolla a la escena. Adelantado del teatro del absurdo, que luego Samuel Beckett pondría de moda, Piñera hizo la autopsia de la familia cubana. En Electra Garrigó la administración de recursos dramatúrgicos, laestilización de la parodia, la grandilocuencia de los personajes, el humor y la sátira a través de la visión de lo cotidiano, enfrentaron alespectador con la comprensión de una nueva filosofía del arte del teatro que revelaba la alta categoría artística del Virgilio Piñera dramaturgo. La última puesta en escena de Electra Garrigó fue en agosto del presente año, por el grupo Teatro El Público y la dirección de William Ruíz. Hoy, Virgilio Piñera no abandona la escena. Los conflictos de esta obramaestra siguen vigentes la familia cubana.