Archivo por días: diciembre 15, 2010

FIART 2010

Para los que no lo conocen, la Feria Internacional de Artesanía (FIART) es la exhibición más importante en nuestro planeta, que tienen los artistas-artesanos para exhibir sus creaciones y exponerlas al mundo una vez al año.

Huevos de avestruz calados.

Como siempre, a pesar de la distancia y el frío que nos azota por estos días, el evento cuenta con mucha concurrencia. Nos asombra ver en días entre semana y en horario de trabajo, la cantidad de personas que hacen fila para sacar las entradas, en su mayoría jóvenes en edad laboral. Quizá también las largas colas se deban, a que solamente hay un pequeño kiosco, atendido por una sola persona vendiendo las entradas.

Este año, como casi todos, la orfebrería es la protagonista principal. Muchos stands, entre ellos los de Perú, México, Brasil exhiben muy atractiva platería. También los orfebres cubanos muestran sus bellas creaciones. Gran cantidad de muebles artesanales ocupan los salones más amplios. Mientras, las tejedoras y muñequeras se apiñan por falta de espacio.

clip image0061
clip image0081

Muñeca en fibras de yute.

El gran público que acude al evento viene sobretodo a mirar, pues los precios, aunque este año están un poco más bajos, son en CUC y eso hace que las posibilidades de adquirirlos disminuyan grandemente. Aún así, la feria está muy concurrida, pues son bien pocas las opciones de distracción.

FIART 2010

Para los que no lo conocen, la Feria Internacional de Artesanía (FIART) es la exhibición más importante en nuestro planeta, que tienen los artistas-artesanos para exhibir sus creaciones y exponerlas al mundo una vez al año.

Huevos de avestruz calados.

Como siempre, a pesar de la distancia y el frío que nos azota por estos días, el evento cuenta con mucha concurrencia. Nos asombra ver en días entre semana y en horario de trabajo, la cantidad de personas que hacen fila para sacar las entradas, en su mayoría jóvenes en edad laboral. Quizá también las largas colas se deban, a que solamente hay un pequeño kiosco, atendido por una sola persona vendiendo las entradas.

Este año, como casi todos, la orfebrería es la protagonista principal. Muchos stands, entre ellos los de Perú, México, Brasil exhiben muy atractiva platería. También los orfebres cubanos muestran sus bellas creaciones. Gran cantidad de muebles artesanales

ocupan los salones más amplios, mientras las tejedoras y muñequeras se apiñan casi por falta de espacio.
clip image006
clip image008

Muñeca en fibras de yute.

El gran público que acude al evento viene sobretodo a mirar, pues los precios, aunque este año están un poco más bajos, son en CUC y eso hace que las posibilidades de adquirirlos disminuyan grandemente. Aún así, la feria está muy concurrida, pues son bien pocas las opciones de distracción.

La LEY a la que NO se atiende (segundo paso)


Wilfredo Vallín Almeida

Mientras esperábamos la respuesta del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia referida a la no existencia en el país de ninguna organización con el nombre y propósitos de ésta, tuvimos oportunidad de leer los “Principios básicos sobre la función de los abogados” proclamados en el VIII Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en la Habana en el verano de 1990 y del que cito:

Los abogados estarán facultados a constituir asociaciones profesionales autónomas e incorporarse a estas asociaciones con el propósito de representar sus intereses, promover su constante formación y capacitación y proteger su integridad profesional”.

Que ese evento y esas declaraciones se hicieran en La Habana, nos ratificó en nuestro empeño. Con esta nueva fe esperamos al término con que contaba el Registro de Asociaciones para respondernos, pero el plazo expiró y la respuesta del registro fue… el silencio.

Para los no versados en cuestiones jurídicas, el silencio es eso: silencio. Para los letrados es silencio administrativo, y puede verse desde dos puntos de vista distintos: a) Como una violación flagrante del derecho constitucional del ciudadano. b) Como una negativa tácita a la pretensión formulada por el o los ciudadanos.

Estábamos entonces ante un problema. Personas que anteriormente a nosotros habían intentado el reconocimiento de sus organizaciones o grupos de distinta naturaleza, y nos dijeron que ellos también habían recibido el silencio administrativo y habían desistido de continuar insistiendo.

Para nosotros resultaba evidente que estas personas habían actuado así sobre la base de la desconfianza ante todo acto de justicia proveniente de un sistema en el que no creen y que esperan de seguro actuará contra ellos adversamente por naturaleza, y el desconocimiento del entramado legal que pudiera ayudarles.

Discutido este asunto en la Junta Directiva de la Asociación, se hizo evidente la necesidad de hacer uso de las leyes vigentes en el país hasta sus últimas consecuencias y llevar el asunto a todas las instancias que el sistema jurídico nacional permite y regula… y que sea el gobierno el que tenga que admitir tácitamente (porque sabemos que jamás lo hará de forma explícita) que viola su propia legalidad.

Así las cosas, acordamos un próximo paso: Repetir la solicitud al Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia anexando a esta nueva petición los documentos que acreditan que ya lo habíamos hecho antes sin obtener respuesta.

Y volvimos a sentarnos a esperar los dos meses que el Registro tenía ahora nuevamente para contestarnos conforme a la ley…una ley a la que el Registro parece no atender mucho.

 

Filed under: de la AJC

El síndrome de la cucarachita Martina

crowley

El dinero vino en un sobre blanco, traído hasta la puerta por una agencia -alternativa e ilegal- de distribución de remesas. Lo acompañaba una carta del tío que se fue hace treinta años hacia New Jersey y nunca más volvió. “Úsenlo para celebrar la Navidad”, decía con su letra estilizada y concluía la nota con un breve “bye“. La señora cerró la puerta aún sin creer que el pariente emigrado les hubiera mandado aquellos 50 salvadores dólares por fin de año. Llamó a gritos al hijo y a la nuera, mientras la gran pregunta comenzaba a cobrar forma en su mente: “¿Qué me compraré?”

Primero pensaron en reparar el techo que se filtra con cada aguacero, pero al quitarle el 20 % de impuesto del USD en Cuba, no quedó suficiente para los materiales. Otra posibilidad era invertir en sacar la licencia de una cafetería para vender jugos en el portal de la casa. El hijo de la señora la convenció rápidamente de que no, pues las ganancias de tal labor por cuenta propia demorarían en llegar y ellos estaban urgidos de dinero cuanto antes. Le recordó que su esposa pariría en tres semanas y que la prioridad eran los pañales desechables para el bebé. Sin embargo, la dueña de la casa se negó a convertir todo en Pampers, pudiendo con el pequeño capital reparar el motor de la lavadora, roto desde hace años. “Además, yo necesito un par de zapatos, porque me da pena seguir yendo al trabajo así”, sentenció la ya malhumorada mujer. El tío -en la distancia- era ajeno a la agitación que su remesa estaba causando.

Estuvieron el resto de la semana discutiendo qué hacer con los 40 pesos convertibles que les dieron como cambio en el banco. La querella tomó por momentos tintes agresivos, cuando la hija que no vivía en la casa se apareció para reclamar la parte que le tocaba a ella. Ninguno se planteó en serio cumplir con lo que el familiar exiliado había deseado: que adquirieran unos turrones, una botella de sidra y un pedazo de cerdo para Noche Buena. Al amanecer de un sábado de diciembre, la taza de baño apareció tupida. Buscaron un plomero que cobró 38 CUC por repararla y cambiar un trozo de tubería. La propia vida había establecido así sus prioridades de gastos. La mujer se sentó entonces en el sillón de la sala y volvió a preguntarse qué se compraría, ahora, con los 2 CUC restantes.

En Coche, Por el Callejón sin Luz.

Su cara es un rosario de desánimos. Sentado con los codos sobre las piernas, en las manos las bridas de su caballo, me parece que importuno a una estatua de sal. Lleva barba de varias jornadas, y un abrigo amarillento que habrá exhumado de un armario en estos días de clima invernal. -          ¿Me dedica [...]

Lineamientos económicos ignoran políticas de segregación en la isla

En el proyecto de lineamientos de la política económica y social propuesto por los comunistas cubanos, aseguran que está presente la Igualdad de derecho y de oportunidades para todos los ciudadanos, no igualitarismo. Sin embargo, ningún punto toca el respeto a los derechos de los cubanos

Al contrario continúan latente en la “actualización del modelo económico socialista”, la de discriminación de los cubanos, respecto a los extranjeros. Principalmente a la hora de participar en la economía nacional.

Los comunistas de la isla continuaran propiciando la participación de capital extranjero, mientras que evita la formación de los nacionales, con excesivas regulaciones y control estatal. No obstante, la Constitución cubana equipara a los extranjeros con sus nacionales, en el disfrute de los derechos.

Mientras los extranjeros son los únicos reconocidos para intervenir conjuntamente con el estado engrandes empresas, los nacionales deben conformarse con ejercer las actividades, que impide el progreso individual y familiar ¿A eso llaman igualdad de derecho y oportunidades?

Para nadie es un secreto los privilegios que goza un extranjero dentro de Cuba, desde el punto de vista económico y social. Por supuesto, esas libertades no son exigencias externas, sino pura política gubernamental.

Mientras un cuentapropista debe pagar impuesto por los ingresos que percibe, gravados hasta un 50 % si supera los 50 mil pesos, los foráneos lo hacen solo por las utilidades en un 30%. La política es aplicar mayores gravámenes a los ingresos más altos, obstaculizando la actividad de los cubanos en su propia economía

Las nuevas regulaciones del trabajo por cuenta propia son pura formalidades. Aun no se puede decir que favorece a nuevos actores, que tiene la responsabilidad de contribuir con las cargas del estado, generar empleos y aumentar la productividad del país. Tampoco tiene en cuenta que muchas familias dependerán del progreso de la actividad de los cuentapropistas

Es justo reconocer que la inversión extranjera en cuba, reporta beneficios a la economía. Sin embargo, ella por sí sola, no es la solución para enfrentar los problemas que la agobian, ni tampoco justifica políticas de diferenciación.

En la Constitución estatal de la isla, la discriminación por origen nacional está proscrita y es sancionada por la ley. Sin embargo aun no se legislado ninguna norma que haga efectivo este principio. Más cuando es el propio gobierno quien instrumenta políticas de segregación, que priva a sus nacionales de invertir en su economía convirtiéndolos en irresponsable ante su destino.

Laritza Diversent

Filed under: Derecho de propiedad, Derechos humanos, Economía, Iniciatica económica privada, Trabajadores por cuenta propia