Archivo por días: diciembre 8, 2011

No es por reparaciones

No estoy haciendo arreglos en mi blog, ni tan siquiera pienso en soñados ajustes que una vez cuando pude ver por unos minutos mis alambradas online, se me ocurrieron.
No publico porque no tengo forma de conectarme a internet, ya vendrán tiempos mejores.

Redes sociales o no

Lic. Veizant Boloy González

La cruzada contra Wikileaks, las redes sociales y los blogueros se intensifican. Wikileaks, que era vista con buenos ojos de aprobación, pues vulneraba la credibilidad del gobierno norteamericano, al publicar información anónima y clasificada del “archienemigo”, ahora está en su radar de preocupación.

La red social Facebook, a la que trabajadores del gobierno, podían acceder semanas atrás desde su centro laboral, ha sido bloqueada; así me lo corroboraron un amigo que labora en el MINREX (Ministerio de Relaciones Exteriores) y un vecino que presta servicios en el sector del turismo.

Lejos de ser dañinas, estas redes han cambiado el mundo en que vivimos, nos han acortado el tiempo y la distancia, nos han permitido disfrutar de una nueva vía informativa y comunicativa, nunca antes fantaseada. La razón que la vuelve “dañina” es que, por su extraordinario tráfico, al Gobierno se le dificulta monitorear y manipular ese gran flujo de información que no puede controlar permanentemente. No es la Seguridad Nacional, ni la escasez de recursos materiales, ni problemas legales, ni de índole ético-moral. Es obvio, que redes sociales o no, el gobierno les teme.

El acceso a las redes en nuestro país tiene un carácter selectivo, algo difícil de creer para los que viven fuera de nuestras fronteras.

Sin embargo, así lo estipula el Decreto 209 de 1996 sobre “Acceso desde Cuba a Redes Informáticas de Alcance Global”, creando incluso una Comisión Interministerial para la atención de todos los asuntos relacionados con el acceso a dichas redes, cuya función principal es regular el uso de la información en función de sus intereses.

El derecho a la libre información, brilla por su ausencia.

 

 

 

Filed under: opiniones

Este 10 de diciembre

Foto tomada de Internet

Por Pedro Arguelles Moran

Este 10 de diciembre se cumplen 63 años de haber sido aprobada por la Asamblea General de la ONU, la Declaración Universal de Derechos Humanos de la cual Cuba es signataria.

Esta Declaración Universal en su esencia y naturaleza ha sido muy poco respetada en la mayor de las Antillas desde que los colonizadores españoles llegaron al nuevo mundo. Pero a partir del año 1959 en adelante todos y cada uno de los 30 artículos de la Carta Magna humanitaria han sido pisoteados cotidianamente por el régimen totalitario castrista.

Enarbolando la supuesta justicia social, la igualdad y el socialismo, el régimen socialista cubano entronizó un perverso capitalismo de estado, donde la nomenclatura castrista goza de todo tipo de privilegios y prebendas mientras la población en general padece una tremenda miseria material y espiritual que ha desvalorizado a los cubanos al punto de soñar con huir a toda costa de nuestra patria y de despreciar nuestra cultura, idiosincrasia, tradiciones, historias, en fin lo nuestro.

Hoy se hace más urgente y necesaria la tan ansiada y sufrida transición democrática hacia una nueva Cuba donde prevalezca la sociedad civil, el estado de derecho, la pluralidad política e ideológica, la economía de mercado, el ideario martiano y el respeto a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana, partiendo de la magistral sentencia de nuestro Apóstol de la independencia José Martí “Con Todos y Para el bien de todos”.

*Miembro del Grupo los 75.

Share

Homenaje a Laura Pollán por el Día de los Derechos Humanos

Click to view slideshow.

La Sección de Intereses de los Estados Unidos de Norteamérica rindió homenaje a la líder y fundadora de las Damas de Blanco, Laura Pollán, con una recepción en la residencia del Sr. John Caulfield Jefe de la Sección, en el horario de 9:00–11:00 am la mañana del 7 de diciembre. Oficiales de la seguridad del estado fotografiaron a los participantes a la entrada y salida del evento.

Laura María Labrada Pollán hija de Laura y Secretaria del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Cuba Independiente y Democrática (CID) confirmó que la gala homenaje en el marco de la Celebración por la Semana de los Derechos Humanos fue dedicada a Laura Inés Pollán Toledo, líder fundadora del Movimiento Damas de Blanco que hoy lleva su nombre, tras su desaparición física el pasado 14 de octubre sin que se conozcan las causas reales del deceso.

“El acto de conmemorativo abrió con las palabras de bienvenida del Jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana a los participantes”, continuó diciendo. “Entre los participantes nos encontrábamos familiares, prisioneros políticos, Damas de Blanco, blogueros y miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba en representación de sus países”.

Programa del Homenaje a Laura Pollán

El programa estuvo compuesto por varias ponencias, iniciando su viudo el ex prisionero de conciencia Héctor Maceda, con el título “Laura, Su Presencia Y Su Legado”; “Laura, La Mariana de este Tiempo” por Berta Soler; “Una Mujer que ayudó a recuperar las calles a la Oposición Pacifica cubana”, Guillermo Fariñas Hernández; “Laura, en sus propias palabras”, su hija Laura María Labrada; “El futuro que Laura adelantó”, Yoaní Sánchez, quien intercaló su discurso con una multimedia que ilustró los 63 años de vida de Laura Pollán; concluyendo con las palabras de la Sub-secretaria de Estado Roberta Jacobson.

Su hija agradeció a todos los que de una forma u otra trabajaron o participaron en el evento.

Katia Sonia Martín Véliz

Las películas cubanas al Festival del 2011./ Miguel Iturria Savón

Cuba figura entre las naciones que más obras presenta al 33 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, inaugurado el pasado día 1, que se prolongará hasta el 11 de diciembre, en forcejeo con filmografías más estables como Argentina, Brasil, México y Chile, países acostumbrados a competir en los circuitos mundiales del séptimo arte.

El “milagro” numérico es real, la isla se beneficia de su condición de anfitriona y del espíritu estatal de desafío, camuflado en la búsqueda de patrocinadores internacionales bajo la tutela del ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica), además de poseer un siglo de experiencia y el innegable talento de directores, actores, camarógrafos y productores.

Se beneficia al promover el Premio ALBA Cultural Nuestra América Primera Copia, y la sección Hecho en Cuba, a cargo de graduados de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños y cineastas de otras latitudes, quienes exhiben en total 56 documentales, 4 animados y 13 cortos y mediometrajes de ficción de carácter didáctico o propagandístico, casi todos sobre sucesos y personajes del imaginario insular y del subcontinente.

La mayor de las Antillas no estará presente en la sección de Cine fantástico y de horror, pero trae 6 obras dedicadas a La niñez en su universo audiovisual, al igual que Argentina y por encima de Brasil, México y Chile. La isla predomina con 8 en la Muestra homenaje por los 25 años de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV); no así en Panorama Latinoamericano, donde Argentina trae 8 de 27, seguida por Brasil y Chile con 3 cada uno; ni en cortometrajes, dominado por Brasil (10 de 33), México (7) y Argentina (4), que se imponen en documentales informativos (12, 10 y 6, respectivamente).

Entre los 21 largometrajes de ficción que compiten por el Premio Coral, Cuba se lanza con Chamaco, de Juan Carlos Cremata; Marina, de Enrique Álvarez Martínez, ambas de 2010; Fábula, de Lester Hamlet, y Juan de los muertos, de Alejandro Brugués Seleme. En Ópera Prima la isla compite con la archicomentada Habana Station, de Ian Padrón.

Los cineastas del patio empatan con Argentina y México en Guiones inéditos (5 cada uno); arrasan en Carteles (13 de 17), igualan a Brasil con 6 cintas de Animación, por delante de Argentina y México (5), que la dejan atrás en las exhibiciones de Latinoamérica en perspectiva.

Tal vez la película más novedosa de Cuba sea Siete días en La Habana, que narra igual número de historias sobre la realidad insular, dirigidas cada una por un director diferente: Gaspar Noe y Pablo Trapero, de Argentina; Juan Carlos Tabio (Cuba), Julio Medem (España), Laurent Cantet (Francia), Elia Suleiman (Palestina) y Benicio del Toro (Puerto Rico).

Despierta expectativas Juan de los muertos, una comedia de zombis hambrientos que imponen el pánico en La Habana. Mientras Fábula retoma el entorno capitalino, donde dos enamorados cuestionan la posibilidad de realizar sus sueños en medio de las adversidades económicas.

En la frondosa cartelera del Diario del Festival aparecen títulos atractivos de Argentina, Brasil, Cuba, México, Chile, Venezuela y otras naciones que han despertado el interés de los cinéfilos, quienes esperan los “comerciales” para escoger los filmes de su preferencia.

Share

Navidad 2.0

Con solo un click pulsado por su santo dedo, se encendió a doscientos veinte kilómetros de su santa habitación el árbol de navidad más colosal del santo mundo. Dicho por el Libro Guinness: el árbol que ocupa 750 metros de la ladera de Gubbio ya es un récord. Y ese árbol, lo prendió Benedicto XVI, desde Roma, con una Sony Tablet de 500 dólares.

Miles de ingenieros lectores podrían explicar lo que para mí es un misterio: cómo se implementa un mecanismo que, vía satélite, encienda bombillos a distancia con solo pulsar un botón de la tabla electrónica. Pero algo sí sabe mi sentido común: ese mecanismo cuesta mucho. En mayúsculas.

Su Santidad vio el resultado de su click a través de un moderno televisor LCD de muchas pulgadas. Quizás vio la imagen y pensó para sus adentros: “A estas alturas, hacer milagros es un poco más fácil”.

Si cambiaba de canal y ponía alguna de las cámaras del Vaticano, podía ver, también, el árbol de Navidad que exige el frontón de la Casa de Dios, a inaugurarse el próximo día 16: un abeto de 5.6 metros de alto, traído de la región ucraniana de Zarkapattia y ornamentado con 2.500 figuras de oro y plata.

Lo más fascinante no es esto. Es lo que había pasado tres días antes, el 4 de diciembre último, desde su mismo balcón de cara a la Plaza de San Pedro: el Santo Padre exhortó a sus fieles a practicar la austeridad navideña. 

Durante el rezo del Ángelus, Joseph Ratzinger precisó que el Señor, “de rico que era se hizo pobre por vosotros, para que vosotros os hicierais ricos a través de su pobreza”, y recordó al humilde Juan Bautista, a quien el propio Jesús admiraba por sobre aquellos que “vivían en palacios de reyes y vestían trajes de lujo”.

Cuando el absurdo es demasiado grotesco, hay una sola reacción: el silencio. Quizás un poco de introspección. Por mi parte, solo me atrevería a pedirles algo a los asesores –o como santamente se les llame- de Benedicto XVI en estos días plegaria y regocijo: que le digan al Sumo Pontífice, si finalmente va a Cuba en marzo del año entrante, que una buena idea sería vender la Sony Tablet antes.

Ya sé que los diezmos solo van de los fieles a la Iglesia, nunca a la inversa, pero con 500 dólares podría dar de comer a demasiadas bocas de los míos, y para esa fecha habrá pasado ya la Navidad 2.0.