Archivo por días: noviembre 7, 2012

Carta de libertad para profesionales de salud en Cuba II

Segunda parte.

¿Cómo pagan los profesionales de la salud sus carreras en Cuba?

En las desventajas de las modificaciones a la ley migratoria de Cuba, quedaron lamentablemente sin beneficios, aquellas personas que en su inmensa mayoría estudiaron por vocación y con un esfuerzo extraordinario personal y familiar.

Muchos de nuestros colegas no compartimos la realidad que se nos impone, que: un Estado se atribuya el derecho de quitarles los derechos a sus ciudadanos profesionales con el pretexto de que recibimos una carrera gratis, o que somos absolutamente capital humano formado por obra revolucionaria.

Carrera técnica de Enfermería.

Al abordar esta problemática lo haremos de forma general; desde nuestra experiencia personal, y la de muchos de nuestros colegas.

En los centros hospitalarios y de estudios, los salarios devengados por profesores empleados siguen siendo simbólicos: el equivalente entre 5, 10, y 20 Dólar Estadounidenses o CUC cubanos mensuales

El estipendio de un estudiante de enfermería, era menos de un dólar Estadounidense.

Los libros, el transporte, la alimentación, la ropa, el calzado y artículos de aseo personal, fueron y son pagados por los padres de los estudiantes.

El trabajo práctico y docente en el área asistencial se convertía en fuerza laboral; tanto en actividades asistenciales, técnicas y administrativas.

Por citar algunos ejemplos: Hospital Calixto García. A este llegamos junto a cientos de mujeres de todo el país, en el año 1974, estuve allí hasta abril de 1983.

Las alumnas de enfermería debíamos trabajar cuatro horas diarias entre semanas en los horarios de 7am a 12m, de 7pm a 11pm, y ocho horas en el horario de 11pm a 7am.

Estos horarios eran rotativos una semana para cada horario, excluyendo los fines de semana, donde todas debíamos cumplir con ocho horas de trabajo en los tres turnos; estas ocho horas de trabajo de fin de semana se convertían en muchas ocasiones en veinticuatro o setenta y dos horas, doblando los turnos por las ausencias en los relevos.

La asignación de pacientes que debíamos atender en salas hospitalarias llegaba hasta cuarenta y ocho, la sala completa; en ocasiones hasta con más de diez enfermos graves; las alumnas debíamos además: bañar a los enfermos que no tenían acompañantes y estaban incapacitados y darle los alimentos, no éramos apoyo a la fuerza laboral, éramos fuerza laboral en todos los servicios de salud del hospital, debíamos cumplir con la limpieza de dormitorios, baños, comedor, trabajar en campañas de pesquisa y tratamiento de enfermedades de transmisión hídrica, como fue la epidemia de fiebre tifoidea en el municipio de Habana Vieja, laborando más de ocho horas diarias por varios meses; entre otras actividades laborales que no eran docentes: trabajo en el campo cuarenta y cinco días al año a tiempo completo; todo esto durante los tres años de la carrera de Enfermería técnica, plan III años y con un salario devengado al mes de menos de un dólar; total de salario recibido al año por una alumna, 180 pesos, equivalente= 7,5 CUC.

En el plano emocional y espiritual nadie escapo de la oportunidad de disfrutar de su juventud, de su vida personal; ni de días feriados; ni del abrazo a sus familiares en los advenimientos de años nuevos, muchos días y noches tristes donde solo podíamos abrazar a enfermos y familiares, como consuelo para ellos y para nosotros.

Al graduarnos el precio fue más alto aun; años enteros sin dormir en nuestros hogares y estar junto a nuestras familias y devengando un salario que apenas alcanzaba para sobrevivir, ciento setenta y un pesos mensuales en Moneda Nacional.

Carrera Licenciada en Enfermería

La carrera de Licenciatura en Enfermería comenzó en Cuba con personal graduado de enfermería técnico, con un plan para trabajadores, y cuatro años de duración, más los tres años anteriores hacen un sumatorio de siete años de estudios; en el caso nuestro y en el de muchos de mis colegas, la estudiamos siendo trabajadores y con la atenuante de que era por encuentros limitados a una vez por semana; y el ultimo año a tiempo completo.

Estudiamos con características similares o peores a las que atravesamos en la carrera de enfermería técnica, los tres primeros años recibimos las mismas asignaturas básicas de la carrera de medicina y el último año las especialidades de la Enfermería.

En nuestros centros de trabajo tuvimos que cumplir con todas las normas y requisitos de igualdad en el cumplimiento de las tareas de salud asignadas para la comunidad.

Salario recibido al graduarnos como licenciada, doscientos noventa y un pesos cubanos a trescientos noventa, el equivalente a 20 dólares Estadounidenses.

El trabajo en el Policlínico Lawton, pionero del Plan del Medico y la Enfermera de familia en Cuba, fue un ejemplo de ello.

Comencé a laboral en este centro en abril de 1983 hasta marzo de 1998, atendiendo a una población menor de 18 años en dos circunscripciones, con un salario mensual de ciento noventa y uno pesos cubanos, más tarde participamos junto a otros colegas en el montaje de los primeros cincuenta y tres consultorios del médico de la familia en Cuba, trabajábamos hasta los domingos, catorce horas diarias

Recibimos entrenamiento en los programas de salud para capacitar a los médicos y enfermeras que trabajarían en ellos; después capacitamos al resto del país en dicho policlínico.

Se nos asigno a cada médico y enfermera un consultorio con una población de más de ciento veinte familias.

Durante muchos años impartimos educación continuada al personal de enfermería, realizábamos guardias médicas y de enfermería los fines de semana en cuerpo de guardia de dicho centro, todas las semanas nos enviaban a realizar supervisiones cruzadas a otros centros de salud, y todo esto sin recibir ni un centavo.

El trabajo de los consultorios del médico y la enfermera en Cuba se convirtió en un programa que requería la permanencia de ambos: médicos y enfermeras en el área de salud las veinticuatros horas del día, aquí se exigía el cumplimiento estricto de los programas de salud, aun sin existir los recursos: realizar consultas, actividades en terreno incluyendo visitas a pacientes hospitalizados fuera del área, todo esto por nuestros propios medios, el trabajo requería realizar guardias en horario de madrugada en los consultorios de urgencia, y estar a disposición de los servicios a la población las veinticuatro horas del día.

Está demostrado que los estudiantes de carreras profesionales de salud en Cuba, pagaron sus carreras por haber sido empleados por el estado como fuerza de trabajo no remunerada, al graduarse los salarios devengados son paupérrimos; esta falta de incentivo, impuesta por el gobierno, es lo que anima a muchos profesionales a trabajar en las llamadas misiones internacionalistas y a emigrar a otros países.

Los beneficios de estudiar y trabajar en estos centros de salud en Cuba no fueron materiales, sino de profunda satisfacción humana. Por haber aprendido y laborado junto a eminentes profesores de la medicina y la enfermería, y poder salvarles la vida a cientos de cubanos.

Esta Ley de Inmigración que prohíbe a los profesionales de la salud a viajar libremente, es arbitraria y un aberrante tributo a la inhumanidad, únicamente podrá ser justa, cuando se respete la dignidad humana.

.

SHOW HUMORÍSTICO INVITA A VÍCTOR MESA

Hace unos días el otrora estelar pelotero de equipos villaclareños y nacionales Víctor Mesa. Director del flamante equipo matancero en la pasada serie nacional y conductor del último equipo Cuba, fue el invitado especial de la velada que en las noches de todos los martes, bajo el nombre de Jonronazo, ofrece el Centro cultural cinematográfico Fresa y Chocolate.
Esta propuesta entreteje las actuaciones de reconocidos humoristas del patio como Otto Ortiz y Omar Franco, con la presentación de famosas estrellas del beisbol nacional que en la mayoría de los casos interactúan con el público asistente.
El cabaret Fresa y Chocolate, acogedor lugar ubicado en las inmediaciones de la popular esquina de 12 y 23 en el Vedado, desde hace algunos meses ha lanzado esta oferta con el lema, “el humor y el beisbol juegan juntos”. Un ofrecimiento que repleto el recinto a pesar de tener un costo de entrada de dos CUC, y el cobro de todos sus productos tanto comestibles como en bebidas en esta misma moneda.
Ante un repleto cabaret, que le dieron la bienvenida con grandes aplausos se presentó el polémico y enérgico ex jugador Víctor Mesa. Una cita bien esperada, promocionada hasta la saciedad por la conocida emisora radial COCO, generando grandes expectativas que finalmente, según los presentes fueron proscritas.
Este reportero conversó con uno de los asistentes al lugar: Sergio Girat Estrada, fuente directa de esta información, quien es un ferviente seguidor de muchos acontecimientos deportivos, incluyendo el mejor béisbol del mundo las Grandes Ligas.
Al preguntarle por el encuentro dijo. “pensábamos que iba a ser más atractivo, pero no fue más allá de la exhibición de algunas jugadas de peloteros profesionales en un televisor habilitado en la sala antes del comienzo del Show. Y algunas preguntas que les formularon al invitado, más o menos complejas a las que Víctor a veces contestó y a otras manejo con las conocidas evasivas propias de la oficialidad”.
Uno de los temas más candentes de la noche, según la fuente, fue lanzado por uno de los presentes. La pegunta estuvo relacionada a la ausencia de una fórmula para evitar que siga incrementándose el enorme éxodo de los peloteros cubanos, esencialmente, todos aquellos talentos jóvenes, incluso de las ligas juveniles que han descubierto cuánto se les paga por sus habilidades beisboleras. Un hecho que por supuesto es silenciado por la televisión, la radio y la prensa cubana.
Al respecto, entre risas y jaranas Víctor Mesa contesto “menos de lo que tú estás expresando ahora, dije yo hace años, y me incineraron”. Mesa, no aclaró cuál fue la sanción que le impusieron, pero abogó por la urgente necesidad de estimular a los peloteros, aunque no entró en detalles específicos.
Lo cierto es que muchos especulan que el carismático Víctor Mesa goza de la confianza del gobierno cubano, para conducir las riendas del equipo Cuba en el Clásico Mundial a celebrarse en EEUU. Una titánica empresa que tendrá el desarticulado deporte nacional próximamente.
Bien es conocido, que el beisbol cubano siempre ha sido un icono dentro de la.politica, en defensa de la ideológica patria, solo ha otorgado a sus atletas, -salvo algún auto o una casa- diplomas y medallas. Esto sin importarle estrangular las posibilidades económicas, no solo de Víctor Mesa que en sus tiempos hubiera jugado cómodamente la pelota rentada, sino de una constelación de estrellas que bien pudieran estar contribuyendo con su cuantiosos ingresos al desarrollo de la Isla.
Hoy mientras Kendry Morales, Alexei Ramírez, Yoany Céspedes, José A Contreras y muchísimos más, disfrutan de la prosperidad que les brinda la pelota esclava. Un enorme grupo de luminarias encabezadas por Almando Capiro, Agustín Marqueti, Pedro José Rodríguez -por solo mencionar algunos-, son desgraciadamente olvidados. A pesar de haberle dedicado a la jerarquía en Cuba en más de una ocasión sus jonrones, batazos y victorias.
Finalmente ojala el cabaret Fresa y Chocolate y los humoristas de esta oferta, amplíen los márgenes de discusión sobre temas bien difíciles por los que atraviesa el béisbol actual -, las deserciones, los bajos salarios y salida a jugar en distintas ligas de mejor calidad -. Así como no olviden la invitación de tantas estrellas olvidadas.
Cortesía de León Padrón Ascui ferviente seguidor del Béisbol de Grandes Ligas.

La pequeña ilusión

Sin el olfato de su hermano para aprovechar cualquier circunstancia y dejarse mimar por la prensa dócil, el presidente Raúl Castro es hombre de gabinete, no dado a robar cámara. Pero al parecer, nadie le susurró al oído que en el caso de Sandy, había que acudir con prisa y sin pausa al Oriente cubano, y debían quedar en privado las visitas luctuosas, puesto que la prioridad son los vivos, desvalidos en medio de tanta desolación. Quien se informe como una gran parte de los cubanos, a través del noticiero de televisión, habrá notado que recibió más tiempo en pantalla la visita del General-Presidente a los cementerios de Santa Ifigenia y el Segundo Frente, que su paso por el barrio de San Pedrito o el Parque Céspedes en Santiago de Cuba. Acostumbrados a medio siglo de ubicuidad fidélica, los comentarios por la demora presidencial, y las comparaciones entre los hermanos gobernantes, se escuchaban por la calle sin tener que afinar demasiado el oído.

Sin afinar el oído tampoco, se percibe que las elecciones en Estados Unidos despertaron mayor interés que las propias. Las venezolanas fueron seguidas casi como una final Madrid-Barca; algunos por el temor de volver a los apagones, otros por la curiosidad de  que a Chávez le saliera un contrincante que lo sofocó, otros, por soñar que Capriles se ceñiría la banda presidencial; muchos, por notar que la democracia en Venezuela es diferente a “la democracia que defendemos”. Y no es que las elecciones norteamericanas generaran interés extraordinario, pero es que las cubanas habrían transcurrido en un bostezo de no ser por el inclemente Sandy.

De vuelta con la contienda Obama–Romney; contagiada por los analistas de esquina, creo que el demócrata, ya en su segundo mandato, podría poner en zugzguang a nuestro gobierno con el levantamiento del Embargo y de la Ley de Ajuste, y la propuesta de normalización de las relaciones. Pero, en todo caso, Cuba no será una prioridad, y no debemos esperar que otro resuelva nuestros problemas si no somos capaces de resolverlos por nosotros mismos.  Hablando como los locos, la denuncia del Minrex contra la injerencia en asuntos internos de la Sección de Intereses norteamericanos, podría ser una cuerda para tensar las ¿relaciones? de ambos gobiernos, no vaya a ser que a Obama se le ablande el corazón y decida levantar el Embargo, que tanto ha servido para justificar la ineficiencia y la mala administración,

No me gusta el sistema electoral norteamericano, no me gusta que en la práctica las elecciones se diriman entre dos partidos, ni me gusta el complicado sistema de votos compromisarios, pero la ilusión de votar por el presidente, en nuestro caso es una ilusión literal, porque entre comisiones de candidatura que el ciudadano desconoce cómo ni quién las elige, solo queda revisar la prensa luego de las elecciones para ver las cabecitas de los designados en virtud de una candidatura cerrada y una presidencia sabida de antemano. Si acaso, saber si fulano fue electo con tal o cual porciento…, si acaso.

Dejo diferida la ilusión de creer que mi voto cuenta, porque estoy segura de que en el futuro, para elegir a mi presidente, contará.

Agricultores cubanos afectados por incumplimiento de contratos,

 

Lic. Veizant Boloy.

En Cuba el incumplimiento contractual con los campesinos queda sin respuesta. Estos entregan periódicamente su producción a las Cooperativas de Producción Agropecuaria designadas, las que se llevan la mercancía. Se anota y registra cada producto minuciosamente.

Pasados varios meses sin que los campesinos hayan recibido su pago, estos acuden a las cooperativas a cobrar su dinero pues deben pagarle a sus trabajadores, comprar semillas e implementos de trabajo para animar la nueva cosecha. Aún así, no reciben su pago.

La Dirección de Finanzas y Economía responde que la cooperativa no ha depositado el dinero en el Banco para poder cobrar y luego pagarles. En sucesivos segmentos, el periódico Granma publicó las quejas de agraviados con la misma situación

En ocasiones, los presidentes de cooperativas junto a  los económicos se apropian de la suma adeudada. Se toman medidas y llega a las manos de la Fiscalía, pero lo más importante radica en pagar sin dilaciones al campesino. No burocratizar las gestiones para cobrar el dinero del sudor del agricultor.

La alta dirección de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) señaló en una nota de prensa, que en febrero de 2012 se realizó una verificación fiscal en la que se detectaron varios problemas por mala contratación.

Aunque el caso está en fase investigativa según la nota “Es imposible hacer el pago de inmediato. La única solución es que se apruebe en la Asamblea de la CCSF, mediante acuerdo, que en dependencia de sus ingresos vayan pagando poco a poco”, explicó.

El Código Civil Cubano establece las obligaciones y derechos de las partes cuando se suscriben contratos. La sentencia 91 de 2005 de la Sala de lo Económico del Tribunal Supremo consigna que ningún caso franquea la posibilidad legal de apartarse de los términos del contrato, que es ley entre las partes.

El incumplimiento contractual es hoy una tarea pendiente por los organismos estatales cubanos; aqueja a gran número de campesinos en la isla, que luego de trabajar de sol a sol, no tienen la seguridad de ser oportunamente remunerados. Ocurre todo lo contrario del titular de la nota publicada “Con el sudor del campesino no se juega”.

 

Archivado en: Ojeada a la legislación Tagged: AJC, ANAP, campesinos, contratos, Cuba, impagos, obligaciones

Desidia

Desidia.

Otra vez ayer, a una gran zona del Nuevo Vedado, le cortaron el fluido eléctrico durante casi once horas, para reponer postes en mal estado. Creo que finalmente cambiaron cuatro. Realmente una proeza. En consecuencia, las tiendas recaudadoras de divisas de nuestro barrio, la mayoría, permanecieron cerradas durante el tiempo que duró el camuflado apagón. Por ende, lo que necesitaras adquirir, tenías que ir a buscarlo bastante lejos de tu casa.

Hoy había electricidad, pero la tienda La Mariposa nuevamente permaneció cerrada durante más de dos horas, porque era día de fumigación. Resulta desconcertante ver a todos los empleados de dicho establecimiento sentados en el parque, esperando pacientemente a que desaparezca el humo del petróleo quemado que usan para estos fines, para reabrir la tienda. Esto puede tardar dos horas.

Seguí caminando en busca de uno de los dos hotelitos que hay en el barrio. Estos fueron construidos con el fin de alojar, para su recuperación post operatoria, a los pacientes que venían de los países del Alba para ser atendidos aquí, así como a sus familiares. Al haberse interrumpido este intercambio, han quedado como modestos hoteles, donde generalmente se albergan deportistas. En sus instalaciones existen tiendas pequeñas, pero bastante bien abastecidas.

Llegué a la tienda del Hotel Tulipán, faltando casi un cuarto de hora para las diez, que es el horario de apertura de la misma. Para esperar, decidí ir a la cafetería a tomarme un café. El dependiente, excusándose me dijo que solo le quedaban dos tacitas y estaban ocupadas ya en una mesa, por lo que me lo debía servir en un vasito de cartón, si yo estaba de acuerdo. Le dije que si, y le pregunté qué había pasado con las tazas, siendo este un hotel relativamente nuevo. El problema, me dijo, es que hace ya varios días se ha elevado la solicitud, pero aún la empresa no ha respondido. Esa es la diferencia con los particulares, le contesté, pues ya el dueño hubiera ido a comprar más tazas, antes que se acabaran las existentes.

Finalmente regresé a la tiendecita, ya eran las diez y cuarto y aún no abrían, a pesar de que a través del cristal los dos empleados nos veían esperando. Ya éramos más de cinco personas. Entonces llegó un suministrador y la empleada abrió la puerta de cristal para saludarlo, sin mirarnos ni decirnos nada. Un joven que también esperaba y se notaba tenía prisa, le preguntó por qué no acababan de abrir y ella, sin mirarlo siquiera, le contestó que la calculadora estaba rota.

Seguí mi camino y pasé por un kiosco de ventas también en divisas, y quise comprar una caja grande de jugo para llevarle a una amiga enferma. El empleado, cuando saqué para pagarle con un billete de veinte, me dijo tranquilamente que regresara más tarde, porque no tenía cambio para eso.

Llegué a mi casa perpleja y frustrada, al no haber podido conseguir nada de lo que necesitaba, pensando que este país no requiere de un huracán ni de un bloqueo que lo destruya: la desidia hace rato se está encargan do de ello.

Denuncia

Denuncia de Lucia Alonzo Cuza trabajadora civil de la lavandería del Instituto Técnico Militar donde se gradúan los futuros oficiales de la dirección de las FAR.

Declaro que existen diversas violaciones, por ejemplo mientras el plato fuerte para el soldado es huevo el de los oficiales es pollo. También informa que los oficiales sobornan sexualmente a las jóvenes soldados, para darle altas calificaciones en sus pruebas militares, estos en combinación con los choferes de las guaguas yuton desvían el petróleo que se les asigna, vendiéndoselos a los particulares y por ese motivo la mayoría de los trabajadores civiles como algunos militares pasan trabajo para llegar a la unidad.

Espero que se divulgue esta denuncia para que el mundo sepa la corrupción que existe en el gobierno cubano.

Trabajadora del centro militar Lucia Alonzo Cuza

Redacta la denuncia Ernesto Castro Brito.

Activista de derechos humanos por una Cuba mejor.

 

Comentario del publicador.

He dejado el texto de la denuncia intacto, respetando la personalidad de estas personas de la parte baja del pueblo que son en su mayoria las que se atreven a denunciar los delitos de corrupcion. Casi nunca son escuchados, su palabra no tiene poder ante los corruptos. En la mayor parte de los casos se toma represalia con ellos y los que se involucran en la denuncia. Yo los admiro porque son dignos de respeto.