Archivo por días: noviembre 21, 2012

Cooperación cristiana, huracán Sandy

Cuando el huracán Sandy con  nombre suave  y poder altamente destructivo, desbastó y dejo al oriente de Cuba en zona de desastre, causando grandes pérdidas humanas y materiales, la Convención Bautista de Cuba Occidental y las iglesias, en apenas horas hicieron y dieron cada una lo que el Apóstol Pablo exhortó a las congregaciones, ir a cooperar con otras, especialmente en programas de ayuda para los más necesitados; las cooperaciones fueron inmediatas abundantes y bendecidas, (Ira Corintios. 16:1, 2da Corintios. 2:8,

La cooperación desde el punto de vista cristiano es un principio, una necesidad, es la clave del progreso de las iglesias bautistas en el mundo entero, es una estrategia bíblica, reduce el egocentrismo, regenerando mayor hermandad, fomenta la comunicación, y propicia el ambiente de pensar en nosotros y no en “el”, “yo”, “ella”, entre personas de diferentes culturas, razas o estratos sociales. El llamado a trabajar juntos se puede resumir en esta declaración bíblica “Porque nosotros somos colaboradores de Dios”.

Nuestros hermanos en el mundo, creyentes y no creyentes respondieron de  manera especial, sin embargo con mucho dolor se quedaron con cientos de toneladas de alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad de ayuda humanitaria para los damnificados por el huracán Sandy.

El Gobierno cubano con sus técnicas burocráticas impidió que estas ayudas de personas solidarias en el mundo entraran al país. Es doloroso, penoso y antihumano el sentido político a las ayudas en situaciones de desastres, esto no es sano, es infligir daño consciente o inconscientemente, al parecer movidos por sentimientos de hostilidad.

Politizar la cooperación cristiana es quitarles a otros la felicidad y es una estrategia de competencia destructiva; por el contrario, el camino de Dios es amor, es la cooperación.

Las Convenciones Bautistas en el mundo y en Cuba son ministerios de iglesias locales, tocando y bendiciendo a otras iglesias, interesándose en la vida de los demás, para ayudar a su bienestar y prosperidad; es la iglesia yendo mas allá de sus propias fronteras geográficas, bendiciendo, ayudándose unas a otras para lograr lo que solas no pueden lograr.

Servir a Cristo es un privilegio y un desafío de vida

Ante las adversidades las iglesias cristianas cubanas hicieron y hacen por los que sufren lo que ningún gobierno puede hacer; “La obra misionera”, de: evangelismo, amor, benevolencia y un alto grado de cooperación voluntaria.

Estamos confiados que un dia no muy lejano Dios  va a permitir  que su obra se realice en Cuba como merece. Los cristianos viven una vida verdadera cuando no se cansan de hacer el bien. 2 Tesalonicenses. 3:13

Lo que necesitamos hoy, no es gente más inteligente ni mas ocupada. La mayor necesidad que tenemos es de gente de mayor profundidad espiritual; Dios nos da esta oportunidad espiritual a través del tiempo que invertimos esperando en El.” Charles Swindoll.

 

https://www.youtube.com/watch?v=jG3xVrMP_MY&feature=g-upl 

Un Eliancito más, pero a la inversa.

Desde hace aproximadamente seis meses, comencé las gestiones de viaje del hijo menor de una amiga que vive en el extranjero, y que para estos fines, me otorgó un poder ante notario para representar a su primogénito menor de edad. Quiero hacer notar que en “nuestro querido planeta”, para algunas cosas eres menor de edad, por ejemplo, para comprar o vender, para disponer de una herencia… sin embargo, para ser encarcelado o fusilado por cometer un delito contra la seguridad del país, basta tener 16 años.

Los primeros pasos los tuvimos que dar en los registros civiles para obtener los documentos de nacimiento, soltería, antecedentes penales, etcétera. Esto implicó, claro está, interminables colas, gastos en sellos, regalitos y, sobretodo mucha, pero mucha paciencia.

Una vez conseguidos los documentos nacionales, hubo que hacer más colas interminables, para legalizarlos (todo en moneda convertible) en el organismo estatal designado para ello. Después presentarlos en la embajada del país que te va a recibir, en este caso España, donde las colas son alucinantes y el trato ofrecido no es el mejor. Ahí tuvimos que ir varias veces, porque la información recibida no era exacta y los documentos solicitados difíciles de obtener.

Una vez concluido el trámite con la embajada del país en cuestión, venía, en el caso de los varones, la peor de las pesadillas: la liberación del servicio militar.

Ya realizadas estas gestiones, solo nos quedaba pasar por la máquina demoledora de Inmigración. Hay que reconocer, que el trato en esta entidad es amable. Lo que si es bueno señalar además, que a pesar de ese buen trato, la eficiencia no es la mejor, porque casi todo el personal es nuevo y carecen de un buen entrenamiento. Deberás armarte de paciencia y optimismo, porque vas a tener que hacer esas infernales colas muchas veces: unas porque te falta un documento del cual ni te hablaron, otra porque cada vez que vas te piden algo nuevo. En fin, que tienes que ir varias veces al lugar donde se suponía fueras un par de veces: una para entregar y otra para recoger respuesta.

Así, dando tumbos y malhumorándote de cola en cola, va pasando el tiempo y te vas desgastando, y gastando un presupuesto del que no disponías. Nadie se excusa por las torpezas de procedimiento cometidas, y todos actúan como si lo que te estuvieran haciendo fuera un favor y no violándote uno de tus derechos más sagrados: entrar y salir libremente de tu país tantas veces sea necesario, sin que esto te sea impedido.

En fin, hoy después de tantos meses, tantas equivocaciones y tanto desgaste físico y mental, le han concedido a mi representado su ansiado permiso de salida, para ir a reunirse con su mamá, que reside en el exterior. Esto ha sido, como el caso de un Eliancito más, pero a la inversa.

¿País de las maravillas?

Lic.Rodrigo Chávez Rodriguez

¡Si Alicia despertara en Cuba!  Entonces, se daría cuenta, de que las cosas que vivió, en aquel país maravilloso donde nada tienen que ver con nuestra realidad, pues  ha tenido un despertar en plena pesadilla.  Si usted quiere comprobarlo por sí mismo, le invitamos con sana amabilidad, a esta lectura.

Los medios de difusión masiva que utilizamos nos brindan informaciones relacionadas con proyecciones futuras o inmediatas, logros y avances alcanzados y la implementación de la nueva política económica, sustentada en los Lineamientos, lineamientos bien distantes de la realidad de hoy.

Por doquier se palpa insensibilidad, paternalismo, indolencia, indiferencia y apatía, ¿desde cuándo se está llamando a cambiar la mentalidad?, ¿quién o quiénes, tienen realmente que cambiar de mentalidad?, ¿quién o quiénes, tienen que motivar a la sociedad en su conjunto?

Si una condición distingue a la especie humana, es sin lugar a duda, su capacidad intelectual.  Podemos sentir, podemos adoptar decisiones racionales, pero no podemos creernos ni por un momento, ser infalibles en todas las respuestas que damos a cada situación o contingencia, de ser así, ¿existirían los casos de fuerza mayor o fortuitos, muchos de ellos están recogidos en el derecho natural?, analícense  y constátese, si en verdad o no, son benévolos estos casos, que en un momento determinado, nos eximen de toda responsabilidad.

Nos llaman al ahorro, a ser productivos, a ser eficientes, a luchar contra las tendencias negativas, las ilegalidades, la corrupción, etc., pero quién de los que andamos a pie, puede convencer a esos que se trasladan en vehículos estatales y se hacen los ciegos, para no ver a una  mujer con un niño en brazos, un anciano, un estudiante o un trabajador, que van en su misma dirección, quién de los que andamos a pie puede impedir que un agente de la autoridad, contemple pasivamente como uno de estos conductores de vehículos estatales, recoge pasaje cobrándoles y luego se suba al vehículo, le estreche la mano al conductor, y de dinero, nada, quién de los que andamos a pie, puede decirle a quien produce en la agricultura, que su producción no es aceptada, porque el plan se cumplió y luego vemos en la prensa hechos tan desgarrantes, como el ocurrido con el plátano, en Güira de Melena y Alquízar, o los del arroz en Pinar del Río.

Con razón nos preguntamos, ¿para qué tanta planificación?, ¿para qué tantos planes?, si realmente no cumplen con sus objetivos, parecería una cosa paradójica, pero la realidad es que el campesino no siembra lo que él desea y sabe que rinde, sino lo que por plan se le orienta por el superior, existen tantas imperfecciones en el modelo económico que se pretende imponer y este es un punto neurálgico, si existiera una adecuada planificación, no se darían estos fenómenos, porque hay algo cierto: en la mesa no se ve lo que a bombo y platillo se dice se produjo; la inmensa carrilera de plátanos que se perdió, no se sabe a cuánto asciende el monto de la afectación, la misma historia con el arroz, nada se ha hablado de la cuantía, en la que se debe incluir todo el proceso, desde la preparación de la tierra, hasta su destino final.

Aún continuamos hablando del incremento del precio de los alimentos en el mercado internacional y nos damos el lujo de dejar que se echen a perder.  La India, es el segundo mayor productor en el mundo y paradójicamente no tiene dónde almacenarlos, mientras nosotros tenemos producción, que no tiene quien la consuma.

Da pena tanta pérdida de tiempo, de igual modo, da pena tanta mentira, tanta insensibilidad, tanta falta de respeto y eso no termina ahí, los sinsabores continúan para los productores, quienes tienen que dar carreras para que luego de larga demora se les pague esa producción en la cual invirtieron tiempo, pasaron noches y madrugadas custodiando las áreas, pensando no solo en sus ganancias, sino también en el destino de esa producción a los consumidores, y que malestar saber que los consumidores serian la masa porcina.

La solución a este crucigrama, ¿será imposible o será a corto, mediano o largo plazo?

Con una correcta planificación, con el ejercicio de un efectivo control y con una eficiente dirección, el problema desde hace un buen tiempo, ya solo quedaría como un borroso recuerdo, quedaría como una pesadilla, que nos obligaron a vivir en un momento dado, creo que como reza un viejo refrán, No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, o es que este mal solo podrá ser soportado, por aquellos insertados en el Club de los 120 años. El Morro ha soportado los embates de ciclones, del salitre, de tempestades, y ha soportado sobre todo, los embates del tiempo y ahí está, como una mole inamovible, por más de cuatrocientos años.

¡Quién fuera El Morro!, para poder no solo soportar los años, sino también   tanta irracionalidad, ser testigo mudo de tantos acontecimientos, pero la realidad nos privó de la suficiente capacidad para ser objetivos y prevenir, lo prevenible.

 

Archivado en: opiniones Tagged: AJC, Cuba, eficiencia económica, Lineamientos, producción agrícola

El efecto en mi vida de la muerte de Payá

El sacrificio de la vida preciosa de Oswaldo José Payá Sardiñas, y de tantos otros mártires que le han precedido en esta modalidad de asesinatos selectivos, lejos de atemorizarme, me estimula a seguir adelante en mi ministerio que no puede excluir la condena a este régimen despótico. Cuando me despedía de mi amigo Juan Wilfredo Soto García, asesinado a golpes en mayo de 2011, ya preguntaba quién sería la próxima victima en uno de los post que entonces escribí, y hemos sepultado tras él a Laura Pollán (octubre, 2011), a Wilman Villar Mendoza (enero, 2012) y ahora a Payá (Julio, 2012). Soy heredero de una multitud incontable de mártires que prefirieron morir a negarse a predicar o a vivir la fe liberadora de Jesucristo, la misma que motivó la vida y obra del insustituible autor del Proyecto Varela. En este sentido, como seguidor de un Jesús que me dio ejemplo al no rehuir la cruz, y que nos pide seguirle cargando también la nuestra, hago mías, como también las hizo Payá, sus propias palabras de respuesta ante las amenazas de muerte enviadas por Herodes: Vayan y díganle a esa zorra que hoy y mañana estaré expulsando demonios y curando a los enfermos, y que el tercer día ya habré terminado. Aunque, en verdad, hoy y mañana y pasado mañana deberé seguir mi viaje hasta llegar a Jerusalén. Después de todo, allí es donde matan a los profetas (Lucas 13.32-33, TLA). Pero lo que a lo largo de la historia nunca parecen aprender las tiranías es lo que el mismo Payá ya había advertido a los tiranos: Cuidado con estos muertos que matáis, pueden espolear el ansia de libertad del pueblo.