Archivo por meses: diciembre 2012

MENSAJE DEL PROYECTO ESPEJO

LIBRO 3Muy Queridos Hermanos

Es para nosotros un placer desearles que tengan un acogedor fin de año
2012, donde quiera que se encuentren, junto a las personas que quieren
y les sirven de sostén, asimismo esperamos el próximo 2013 sea pleno
de salud ante todo, paz y mucho amor, y que estas fundamenten el éxito
y la prosperidad que los hermanos, la masonería y la Patria añoran.

Les agradecemos por todo un año de apoyo, consejos, recomendaciones o
tan solo de reconocer este pequeño, pero sentido trabajo que hacemos
por lo que queremos y basados en lo que creemos. Pronto serán
participe de nuestro trabajo, de nuestros éxitos, y por que no, de los
obstáculos que sorteamos, como de costumbre, esperando que su
sinceridad sea el medidor de nuestra labor, sin mas.

Con un gran triple abrazo fraternal,
se despide deseando un FELIZ AÑO 2013,

Proyecto Espejo

Rayko Luna
Jorge Trillo
Ramiro del Real
Alain del Real
Samuel Smith
Gerardo Cepero
Sergio Vidal


“Porque con el juicio con que jusgaiz, sereis juzgados, y con la
medida con que medis, os volverán a medir.”

Mateo 7:2

“Mirad cuan bello y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía.”

Salmos 133:1

Regalo final, 2012

el felipe de grrincha

Para terminar como he querido se aparece Garrincha con este regalo final, es como para quedarse a celebrar. Gracias a todos los que movieron hasta lo imposible para que estuviéramos aquí. Felicidades y que tengan buena onda en el 2013.

Interesante reflexión tomada del blog http://cubaindependiente.blogspot.ca/2012/12/el-suplicio-civil-de-rosa-maria-paya.html#.UOHu5NpQtNs.twitter

La reciente reforma migratoria promulgada, tras un largo año de pujar, por el Gobierno cubano fue saludada con alborozo por intelectuales, gobiernos extranjeros y organismos internacionales. Unos lo hicieron por pragmatismo diplomático, otros por ignorancia, y otros por esa razón difusa donde la lealtad política se mezcla con la complicidad. El punto fuerte de los saludos fue la eliminación de los permisos de salida, pues, sigo la lógica seguida por los cheerleaders de las reformas de Raúl Castro, ya los cubanos no iban a tener que pedir autorización para viajar al extranjero.
Aunque los decretos no están aún vigentes, invito a los dueños de los vítores que presten atención un instante al caso de Rosa María Payá (RMP).
Se trata de la hija de Oswaldo Payá, el recientemente fallecido dirigente del Movimiento Cristiano de Liberación. Y se trata de una joven que aún no alcanza su primer cuarto de siglo, recién graduada de una licenciatura en física y que fue invitada por la universidad chilena Miguel de Cervantes a cursar un diplomado sobre políticas públicas. Le fue negado el permiso de salida y ni siquiera le fue informada la razón de la negativa.
Observando el articulado del decreto que resume las motivaciones oficiales para decidir quién viaja y quien no, no encuentro como ubicar a RMP. Descontando razones técnicas —aunque es graduada universitaria, la UH rechazó su vinculación laboral alegando cuestiones procedimentales—, no me imagino que esta joven pueda entrar en esas categorías tenebrosas de “interés público”, que atente contra los “fundamentos del Estado Cubano” o que sea un peligro para la “seguridad nacional”. Pues finalmente RMP es una joven y su breve trayectoria de vida no le permite ser una líder siquiera dentro de los espacios acogotados de la oposición. Tampoco es invitada a un país hostil, ni por una organización de militancia opositora, sino por una universidad reconocida y vinculada a una corriente política nada simpática con el régimen cubano, pero opuesta al bloqueo/embargo y a la violencia.
Desde la óptica oficial cubana RMP es punible porque ha asumido una actitud políticamente beligerante frente al régimen, lo cual es todo su derecho, y porque al parecer intenta retomar un liderazgo dramáticamente abandonado por su padre, a lo cual, huelga anotar, que también tiene pleno derecho. Y el Gobierno cubano —duro y frágil como el hielo en que mantiene incrustada a la sociedad cubana— teme patológicamente estos retos cívicos. RMP no es en sentido alguno una amenaza para la seguridad nacional cubana, ni un peligro para el interés público de su sociedad. Pero puede llegar a ser una molesta piedra en el zapato totalitario.
Por eso el Gobierno cubano ha decidido reprimirla visiblemente impidiéndole viajar al extranjero. Ha decidido usar contra RMP la infame pedagogía del suplicio, entendido este último como la imposición de un castigo ejemplarizante a una persona con conducta desviada de las normas consagradas. Es decir que a través de RMP el Gobierno cubano estaría enviando un mensaje a los miles de jóvenes cubanos que pudieran eventualmente opinar libremente, aspirar a elegir directamente a sus gobernantes entre diversas opciones y pretender organizarse de las maneras que consideren oportuno. Incluso si finalmente le permitieran viajar —siempre hay que reconocerle un límite a la estulticia política— el mensaje es claro: viajar no es un derecho sino una concesión.

Creo que sería interesante escuchar los puntos de vista que sobre este caso puedan proveer todos los entusiastas aclamadores de la reforma migratoria y del dudoso cambio sustancial que esta encierra. No importa que hayan vitoreado desde el balcón de la prudencia, del miedo, de la lealtad o de la complicidad. Solo les pregunto, como compatriota, si la decencia política nos permite dejar sola a Rosa María Paya.

 

Escrito por Haroldo Dilla Alfonso

Profecía para el año que viene

Este 2013 tiene para mí connotacines especiales. Tengo una profecía personal que solo he contado a mis amigos y que me vino a la cabeza en un sueño en medio de la resaca, tras la fiesta para recibir el 2000.

El sueño en cuestión era una conversación en la que se debatía cuan homologables eran dos fechas, una era el 1ro de enero de 1959 y la otra, el 13 de abril de 2013. Eso es todo lo que pude recordar al despertarme y desde entonces estoy esperando ese día.

Ahi se las dejo. Prometo no darme patadas en el ombligo si pasa algo ese día y acepto de antemano todas las burlas que me vengan encima cuando no ocurra absolutamene nada.

La isla y su resurrección. Cualquier lugar puede ser un paraíso comparado con el infierno del castrocomunismo

El verano se fue entre suspiros, esperanzas  y nostalgias, salteadas  alegrías   se disolvieron  entre la  sangre el  sudor y las  lagrimas, es el precio justo  de vivir amando,  al final es normal somos humanos. Las lluvias regaron los campos y un huracán descubrió en el oriente del país  lo frágiles que somos, casi se ha ido el año, las primeras verduras de la época invernal,  aparecen llenas de colorido  en los mercados o en improvisadas ferias circunstanciales en  parques o en  alguna calle cerrada al tránsito cotidiano. Las carretillas de ambulantes vendedores resurgidos en los últimos meses bajo el férreo control estatal también transitan por la ciudad con el producto de la tierra. Muchas de ellas cosechadas en las ociosas haciendas que permanecían en manos del latifundista estado y ahora han pasado a manos de arrendatarios condicionados a la servidumbre dictatorial.

También aparecen los primeros fríos que vienen del norte donde la mitad de Cuba permanece expulsada. Nostalgias resignadas, melancolías sumergidas  tristezas donde el grito silente de adiós padre, adiós hijo, adiós hermano, adiós amigo, adiós patria, adiós a las resignaciones del aparato gubernamental, adiós  al tedioso e hipócrita partido comunista, al entrometido CDR queriendo saber hasta  cuántas veces en la noche haces la templada,   parece escuchase mezclado con el sonido del viento que levanta el polvo en las aceras.

Solo unos días y un año más habrá  pasado a las páginas de la historia de una Cuba desbastada por la revolución más que por  los azotes de los ciclones. La miseria espiritual y material conforman el relieve. Los lineamientos y las reformas de Raúl Castro solo han logrado programar las necesidades, planificar los desequilibrios sociales, economizar el desorden y legalizar la corrupción.

El capitalismo de estado se ha fortalecido, el parasito partido comunista como clase dominante ha recuperado parte del control perdido. Hombres forjados dentro de  las demagogias, las falacias, los fraudes, las hipocresías políticas y todo tipo de perversidades ocupan cargos desocupados por otros que ya disfrutaron de las mieles del poder.

La isla comenzara el 2013 con una guerra de  economía paupérrima y desorientada, la lucha antagónica iniciada por los basamentos socialistas de la sustitución  de la propiedad privada sobre los medios de producción, por la propiedad social ahora se acentúa y se visibiliza    entre el sector estatal y privado, un parasitismo paralelo obstaculiza la disminución de los costos. El sector estatal como dueño absoluto del control de los medios impone su hegemonía mediante regulaciones del comercio buscando  ingresar la mayor cantidad posible de capital a las arcas del estado y el privado hace todo lo contrario, intenta adquirir del sector estatal los medios para sostenerse y recaudar la mayor cantidad de capital para sus fines, lejos de ser un fin de justicia social, y aunque posean  apariencias altruistas, son solo un medio para alcanzar propósitos egoístas y concupiscentes, la razón más profunda es de poder y no de eliminación de la pobreza.

La tierra facilitada en usufructo bajo condiciones feudales algo modernizadas no ha logrado   aumentar las fuerzas productivas vinculadas directamente a la producción por lo que los costos de producción no disminuyen ni la producción aumenta a los  niveles requeridos, el país se ve en la necesidad de aumentar importaciones de los alimentos imprescindibles que la mayor parte se cosechaban dentro.

La arquitectura deforme de los barrios hechos a las necesidades independientemente de las prohibiciones estatales que rigieron durante las cinco décadas de revolución han aumentado con la improvisación de construcción tras la adquisición de materiales liberados por el estado, donde la bolsa negra tiene licencia corsaria y controla más del 50% del mercado

En el transporte  los medios  privados se  han incrementados y modernizado mientras los colectivos en los cuales se trasladan la mayor parte de la fuerza de trabajo que sostiene el país(el cubano de a pie)  disminuyen o se mantienen en deplorable estado. El nivel de conciencia social caduca sepultado por la demagogia y la falacia política junto a la mediocre ideología socialista, fraudulenta por demás.

El poder envilecido intenta remendar el traje podrido de la revolución que ya no admite costuras.

Nada que acabamos el año peor que como lo empezamos y con cientos de miles de cubanos esperando por una falsa ley de emigración donde sigue violado el derecho pero ahora con la posibilidad de escapar no importa a donde ni porque tiempo, cualquier lugar puede ser un paraíso comparado con el infierno del castrocomunismo.

Balada de fin de año. / Miguel Iturria Savón.

Tras un mes en España apenas me atrevo a opinar sobre esta nación de mi padre y abuelos que comparto desde el 20 de noviembre con mi esposa y los suyos, residentes en La Vall d’ Uixó, provincia de Castellón, a media hora de Valencia, 300 km de Barcelona y 400 de Madrid; ciudades que conozco desde el imaginario y la literatura aunque sus calles y monumentos son todavía una referencia visual y libresca para mí.

Solo he recorrido el trayecto vial de Madrid a La Vall y de esta a Valencia, Castellón y sus pueblos colindantes -Villa Real, Villa Vieja, Xilxes y Moncofa-; además de atravesar la meseta castellana y detenerme en algunos pueblitos medievales de Murcia, Toledo y la comunidad de Madrid. Insuficientes, ¿verdad?

Sí, pero me arriesgo a opinar pues cada día leo El Pías, veo los noticieros, un par de programas humorísticos -El Intermedio y el Club de la comedia- y converso con gentes de varios estamentos sociales que juzgan desde su experiencia y emociones la situación política y las posibles causas de la crisis económica y sus consecuencias-. En mi entorno predominan quienes calgan las culpas del actual desastre al “boom inmobiliario promovido por Aznar”, como si Zapatero no le hubiera sucedido 8 años en la presidencia del gobierno y el Rey, las Cortes y otras personalidades e instituciones no tuvieran que ver con el asunto, inherente a su vez a las representaciones autonómicas y sus instancias provinciales y locales.

En España se habla desde el corazón y el posicionamiento ideológico. Generalmente escucho  horrores sobre Esperanza Aguirre -ex presidenta de la Comunidad de Madrid-, el ex gobernante  Aznar” y su mujer Ana Botella, actual alcaldesa de Madrid, Rajoy y las medidas antipopulares que adopta desde el Gobierno. Las flores se extienden con matices variopintos a la banca, la Unión Europea y la Canciller de Alemania. Al parecer casi nadie se ubica en la piel del otro ni piensa en la culpa propia, como si los de abajo fueran angelitos obligados a endeudarse y condenados ahora al despido por obra y gracia de los de arriba.

Escucho estos y otros puntos de vistas, algunos muy agudos; pero trato de no opinar para evitar contrapunteos. Es otra mi circunstancia aunque la situación nacional me afecte… En mi caso, lo más difícil es evadir las preguntas sobre Cuba pues mis anfitriones me perciben como una fuente de datos, casi como un Ulises a punto de ahogarse en el oleaje de la sinrazón totalitaria, rescatado del naufragio por su Penélope española.

Sobre Cuba no me hago el tonto, digo lo que pienso y a veces hiero la sensibilidad de quienes creen en el mito del castrismo como proceso liberador. Comparan aquella dictadura de medio siglo con el franquismo y hasta preguntan qué legado positivo deja a la nación caribeña. Como es casi imposible satisfacer tal curiosidad he tenido la tentación de invertir la pregunta: ¿qué logros obtuvo España bajo la dominación de Francisco Franco?

No sigo por ese camino sin fin pues, hasta ahora -y a pesar de la crisis y los ingenuos-, he recibido mucho cariño y bondad de España y los españoles. Percibo a España como una balada de fin de año. España es tragicómica pero no es ni será un tango, tampoco ese lamento escatológico que desgarra la voz de los cantaores de flamenco, tan peculiares en las ciudades andaluzas. Al parecer, todavía la crisis no toca fondo en la vieja Hispania. Si la comparamos con Cuba, esto es un paraiso lleno de coches, calles limpias y sin perros, mercados abarrotados, trenes medio vacíos y personas que celebran en familia o rodeados de amigos, con vinos, carnes, frutas y otros manjares, mientras hacen chistes y maldicen a los políticos.

 

Plaza mayor de Salamanca

 

Share

Ramiro Valdés, carnicero de Artemisa con diagnóstico de psicópata

Mientras unos imitaban las hazañas de Errol Flynn; otros se sobresaltaban con la realidad de un hombre a quien enjaretan, aún hoy, más leyendas que nombres. Le llaman Gadafi antillano por su excéntrica arrogancia; Donatien, el Marqués de Sade, por sádico, perfeccionista y ateo radical; El Chivo, por su look de barba rala, El Amo de la Censura, El Príncipe del Terror, El Dzerzhinsky cubano…y en su barrio natal lo conocen como El Carnicero de Artemisa.

Cuba no deja de ser una realidad inventada donde se perdió lo bueno cuando buscaron lo mejor; demasiada razón destruyó el alma de muchos. Por ello, continuando con este desfile de cinismo y desvergüenza, hoy comento sobre Ramiro Valdés Menéndez, nacido el 28 de abril de 1932, con características muy peculiares. Combina la casi perfección, paciencia y persistencia, con una envidiable fuerza de voluntad. Rígido, obsesivo, hermético e inflexible, se muestra reacio a los cambios. Es terco rayano con la enajenación, de hablar bajito y pausado, donde todos tienen que callar; y los que no, son silenciados. La causa siempre sobrepasa hasta el valor de la vida humana.

Más que ilustre figura, parece un satánico y tenebroso personaje de thriller. Los culpables salen de prisión, las víctimas no escapan del cementerio. Quizás algunos desconozcan que después del ataque al Moncada, y durante el Presidio Modelo en Isla de Pinos, Ramiro fue diagnosticado como psicópata y confinado al pabellón de enfermos mentales. ¿Manipulación política? No tenemos la certeza. Existen fotografías que lo muestran en plena Sierra Maestra con grados de comandante y shapka de koljosiano.

Cuestiona con candidez, respira fuego y no siente dolor ajeno; propaga el poder con la fuerza aterradora que algunos encuentran atractiva. Viaja en clase ejecutiva y adora el encanto del lujo; no es hombre que se deja arrastrar fácilmente por diversiones afiebradas o indiscreciones vistosas. Únicamente pregunta cuando sabe las respuestas. La fuerza no siempre es ventaja, por eso con frecuencia cae en el error de subestimar a las personas que no tienen qué perder.

Para Ramiro el poder es pasión, drama y diversión, es presagio de aventuras, templo único donde pocos merecen entrar. Por ello comparte el mismo código, arquetipo del crimen organizado  “Adversario que no se rinde, debe ser exterminado”.

De cuerpo atlético, lo ejercita con disciplina prusiana pese a su avanzada edad. No se le conocen adicciones, no bebe más de dos copas de un vino tinto que no es caro ni exclusivo, sí famoso y francés. La lista de las personas en quien confía es exigua.

El Comandante Ramiro y el General Castro Ruz– diferente a lo que muchos creen – no son enemigos, son rivales que muestran sus filosos dientes para desgarrar y sonreír. Se dice que, como consanguinidad revolucionaria, ambos comparten la existencia del cromosoma 47 XYY, que según algunos estudios genéticos le atribuyen el origen de conductas criminales. Claro, cuando especímenes como estos andan sueltos, debemos preocuparnos