Archivo por días: diciembre 3, 2012

Atentan contra Antúnez en Placetas

Imagen

En la Ciudad de Placetas Jorge Luis García Pérez “Antúnez” denunció que en horas del mediodía transitaba en su bicicleta hacia su vivienda, y en la intersección de la Calle 5ta del Sur esquina 6ta del Oeste, una patrulla de la policía venía detrás de él, hacia el lugar por donde transitaba. Al maniobrar con la bicicleta hacia una calle a la derecha siguiendo su instinto de conservación, la patrulla solamente logra rozarlo por detrás, y los policías, visiblemente nerviosos, le piden el carnet de identidad y lo detienen, según divulgó el Directorio Democrático Cubano con sede en Miami.

 “Reflexionando me doy cuenta de que esta embestida de la patrulla contra mí iba a tener lugar al lado del puentecito que hay allí que de haber caido me hubiese desnucado, me hubiese matado. Esto me preocupa sobremanera teniendo en cuenta una serie de amenazas que estoy recibiendo por parte de la policía; amenazas que recibí en Camagüey, cuando fui arrestado, que me iban a matar, que no iban a permitir que siguiera promoviendo actividades en las calles. Amenazas de muerte hace poco en la provincia de Holguín cuando fui arrestado. Ese odio enfermizo y esa saña que los militares no esconden cuanto están frente a mí”, denunció Antúnez.

Día de la Medicina Latinoamericana.

medico-cubano

Por: Jeovany Jimenez Vega.

Llega la efeméride sin novedades en el frente. Hoy es el Día de la Medicina Latinoamericana y en algún que otro centro asistencial cubano se hará algún que otro acto político-cultural-recreativo-alegórico, en que algún que otro dirigente repetirá alguna que otra frase patriótica de ocasión oportunamente memorizada. Encima del entablado estarán aquellos que viven de hablar, de simular o de mentir, en tanto frente al mismo estaremos aquellos que simplemente trabajamos salvando vidas humanas. Cuando la puesta en escena termine aquellos partirán dejando atrás el mismo panorama de siempre: un profesional de la salud que se pregunta de qué sirven las palabras sin el respaldo de los hechos.

Por estos días se escuchan nuevamente rumores de un inminente “aumento salarial” que se realizaría a nuestro sector, incluso se precisa que sería de alrededor del 30 o 40% del salario básico. En lo personal lo dudo mucho –pues en uno de sus últimos discursos Raíl Castro definió que por ahora eso no sucedería. Crearse hoy expectativas sería como tomar los latidos del corazón por el galope del caballo que se espera, pero valdría la pena, acotación aparte, reflexionar sobre la valía de semejante “aumento” para un sector económico que está ingresando alrededor de 10000 millones de dólares anuales a este país. De ser cierto se tratarían de alrededor de $200.oo pesos (CUP) lo que se nos aumentaría –esto quiere decir hoy por hoy en Cuba $8.oo pesos convertibles (CUC), o lo que sería lo mismo 8.80 USD. O sea, que en tanto generamos miles de millones se destinarían 8 dólares mensuales para semejante “aumento salarial”.

Pero el Gobierno cubano asegura que no tiene más para destinar a sus trabajadores de la Salud Pública. Cierto es que tiene que priorizar el salario de aquellos policías que con estoicismo se sacrifican por mantener todo tan tranquilo como para que no se escuche a nadie gritar en medio de esta calle de revolucionarios que no le alcanza su salario para vivir, lo cual sería un paisaje demasiado ocre para la pupila de los turistas y reporteros extranjeros.

Lo que define la calidad de una dádiva es la postura, la dignidad de quien la recibe: si se recibe algo desde una postura de sumisión o sometimiento, con menoscabo de un solo ápice de dignidad, eso que se recibe será una limosna aunque consista en millones porque será recibido de un modo indigno; eso fue lo que se pretendió hacer con nosotros en 2005 y sería lo mismo ahora, en caso de ser cierto lo que se murmura. Creo que si algún sector en Cuba está holgadamente en condiciones de triplicar el salario básico de sus profesionales, ese sector es la Salud Pública; triplicar el salario básico –y desde ahí considerar en más menos $500.oo pesos cada especialidad que se haga o, de un modo a considerar por el estilo, cualquier diplomado o maestría– comenzaría a ser algo más respetuoso; lo demás sería puro simbolismo, pura vitrina.

Pero como todo será de momento pura especulación –y para que no se me acuse una vez más de estar “metalizado” por demandar un salario más decoroso– me plazco hoy en felicitar desde mi humilde sitio a aquellos que tengo en elevada estima, a aquellos que con modestísimos recursos trabajan, obviando sus carencias personales, para devolver a la salud y a la vida cuanto ser humano sea posible; a mi profesora, por la que siento una admiración y un respeto rayanos con el fanatismo, y una devoción similar a la que se profesa a los mártires y los santos; a aquel profesor que no conoce mi voz y al que, de no ser por los límites que la apostura y la gallardía imponen, igual que se besa a un padre, siempre que me lo topara le besaría sus limpias manos.

Ver: Día de la Medicina… 3/12/2011.

Oficialmente queda reconocida la pérdida de valores en la sociedad civil cubana.

images

En el noticiero estelar de la televisión cubana se presento una crónica de la perdida de valores de la sociedad civil cubana.

En ella se pone de manifiesto una queja, por un doctor, que es molestado por la música alta en un centro nocturno recreativo cerca de su casa. La víctima en este caso, el doctor, se quejó por varias vías sin tener respuesta alguna.

¡Varias personas son víctima por la falta de educación! ¿Dónde se dejan las iglesias y show de homosexuales clandestinos?

Estos dos en los últimos años se han expandido por toda la isla. La actividad con micrófonos o música alta o construir una iglesia ¡muy musical por cierto! No tienen en cuenta el lugar que siempre esta rodeada por vecinos.

La revolución cubana con sus más de 50 años de vida ha traído muchas costumbres irreparables que a la vista de los promotores son bien vistos.

¿Qué enseño la revolución?

En una guagua hoy en la actualidad, una persona con un niño pequeño sea hombre o mujer se le debe dar un asiento, pero los hombres y mujeres también, muchos de ellos voltean la vista para demostrar que no vieron, pero a veces hay quien es caballeroso pero no se ve todos los días.

La revolución que nos enseño a organizar una cola de personas ya ha fracasado, nadie hace cola para coger una guagua (la palabra “última persona” no existe).

Las presentaciones de educación formal por el televisor es una perdida de tiempo, la practica siempre ha sido la mejor vía pero ya ni eso tiene fruto, una sociedad destruida por una revolución de igualdad donde unos trabajan y otros viven de quien trabaja. “Es lo que se seguirá desarrollando”.

 

 

Tanta culpa….

Lic. Miguel Iturria Medina

Los refranes populares forman parte de la cultura. Son voces   heredadas de generación en generación y sobreviven al paso de los años al punto de convertirse en costumbre. Generalmente son muestra de sabiduría y no pocas veces guardan una enseñanza.

Existe un refrán que he escuchado desde niño y que ahora, de jurista, me llama en extremo la atención: ¨Tanta culpa tiene el que mata la vaca como el que le amarra las patas¨ Sabia voz popular, pues, no sé si por azar, alude a lo que en Derecho Penal se nombra ¨Principio de Imputación Reciproca¨ que se aplica para castigar a varios individuos por un mismo hecho cuando  comenten de conjunto un evento delictivo y persiguen un objetivo común. Concurre en los casos de ¨Coautoría¨

La Imputación Recíproca, constituye una excepción a la máxima de que cada cual debe responder solo de los actos cometidos. Según este principio todo lo que haga  uno de los coautores es imputable, extensible a todos los demás. Se sustenta en la aceptación por parte de todos de lo que va a realizar cada uno de ellos.

En casos de intervención delictiva de varios sujetos, para que pueda aplicarse el aludido principio, se requiere según las reglas de la Coautoría, de dos elementos fundamentales que ilustraré con el ejemplo de la voz popular:

-          Inicialmente debe existir un elemento subjetivo que implique la existencia entre los diferentes interventores de un previo y común acuerdo o concierto de voluntades que los solidarice en la obtención de un fin común. Ejemplo: A, B y C en previa conversación planean y se ponen de acuerdo para darle muerte a una res perteneciente a un predio vecino. Persiguen con ello, luego del sacrificio, vender o alimentarse con la carne.

-          Además del acuerdo  de voluntades y el propósito afín, se requiere de un elemento objetivo que se materializa en la existencia de distribución de tareas concretas, derivadas del acuerdo previo y de intervención en la fase ejecutiva del hecho mediante un rol que contribuya a su eficaz materialización. Ej: Luego de concertar el plan definieron que A, se encargará de amarrar los miembros del animal para asegurar su ejecución a cargo de B y luego C la desmembrará para que luego todos trasladen su parte.

De acuerdo al ejemplo, si el hecho ocurre según lo previsto, todos responderán de un delito de Sacrificio Ilegal de Ganado Mayor (artículo 240.1 del Código Penal cubano) aun cuando el único que le haya dado muerte a la res fuera B. Este principio rige para todos los delitos intencionales. Sabia voz popular.

Finalmente, me pregunto quién será el padre de tan notorio refrán ¿Habrá sido un penalista, un sabio anciano de muchas vivencias o simplemente el dueño despechado de tan ¨sagrado animal¨?  ¿Quién sabe?

 

Archivado en: Ojeada a la legislación Tagged: AJC, coautoría, Cuba, imputación recíproca, Sacrificio ilegal de ganado

Diciembre 3: ¿réquiem por la medicina cubana?

La imagen que ilustra esta entrada y que descargué de una web oficialista corresponde a una de las muchas que existen sobre la intervención de los médicos cubanos en Haití después del terremoto que asoló a ese país en 2010 y también a propósito de la epidemia de cólera. Curiosamente, este 3 de diciembre, Día de la Medicina Latinoamericana, no he logrado encontrar ninguna fotografía acerca de la atención de nuestros galenos a los pacientes de cólera en Cuba.

Por supuesto, dirán algunos, no es posible fotografiar lo que no existe. A juzgar por la prensa oficial y en ausencia de reportes médicos contrastables, resulta que lo que está circulando en Cuba -especialmente en la región oriental de la Isla- no es cólera, sino un brote de infección intestinal aguda. Otra frase eufemística que meses atrás definió el cólera en los medios oficiales fue infección intestinal por contaminación hídrica, que también en su momento se declaró controlado y eliminado.

Hoy amanecimos con un hipócrita jubileo en los medios de prensa. El noticiero matutino de televisión se congratulaba con la fecha de los médicos y enumeraba una vez más los innumerables logros y sacrificios de los profesionales de la salud, mientras los cubanos de la Isla seguimos expuestos continuamente al peligro del cólera y el dengue, dos epidemias que ya se han cobrado muchas vidas y que permaneces ocultas, solapadas bajo los discursos triunfalistas del gobierno y el silencio cómplice de las autoridades sanitarias.

No hay nada que celebrar este 3 de diciembre. En realidad, deberíamos lamentar la ausencia de libertades que mantiene encerrado en una cárcel del régimen a Calixto Ramón, el primer periodista independiente que dió a conocer la presencia del cólera en la provincia de Granma y en otras regiones de Cuba, quien cumple 22 días de huelga de hambre. Tendríamos que lamentar la pérdida de vidas humanas por la irresponsabilidad criminal del gobierno y de los dirigentes de la salud, la indefensión de este pueblo frente a la insalubridad galopante, deberíamos estar de luto por la muerte de la ética médica.

¿De qué valen el talento profesional, el sacrificio de muchas horas de trabajo en pésimas condiciones, la lejanía del país y de la familia por parte de los internacionalistas si nuestros médicos son incapaces de cumplir con la obligación ética de hacer público el riesgo que enfrenta la población?¿Desde cuándo el compromiso político-ideológico puede subordinar el deber sagrado de quienes una vez juraron protegernos?

En la actualidad solo unos pocos médicos se atreven a superar sus miedos y comprometer sus intereses personales y profesionales para alertar a sus pacientes sobre las epidemias silenciadas por las políticas gubernamentales. La mayoría calla.

Este 3 de diciembre nos recuerda que quizás queden muy pocos médicos con decoro en este país, otrora ejemplo de atención médica y que por muchos años contara con un magnífico sistema sanitario de atención primaria. Por el momento, la callada docilidad de los que en su día hicieron el juramento hipocrático constituyes una profanación a la memoria del ilustre médico cubano, Carlos Juan Finlay, nacido en esta fecha en el ya lejano 1833.

Por la libertad de Calixto

S

Mi amigo Calixto R. Martínez (al extremo izquierdo de la foto) reportero de Hablemos Press, está cumpliendo 23 días de huelga de hambre en las celdas de castigo de la prisión Combinado del Este. La fiscalía le achaca el delito de “desacato a las figuras de R. y F. Castro”.

Según el boletín informativo de Hablemos Press: “Calixto fue arrestado violentamente a mediados del mes de septiembre, cuando estaba corroborando una información confidencial sobre el manejo de un cargamento de medicamentos y equipos médicos, que se habrían echado a perder en los almacenes del aeropuerto internacional José Martí.”

Yo caminé algunas tardes con él de regreso a mi casa cuando coincidíamos en algún lugar. Me gustaba escucharlo porque tenía mucha experiencia en detenciones arbitrarias y deportaciones forzosas y me explicaba la mejor manera de enfrentar una situación de ese tipo consciente de las trampas legales que contiene el código penal cubano.

En la noche del sábado recibimos el mensaje de OLPL: “Calixto Ramón, reportero de Hablemos Press lleva 21 días en huelga de hambre en celdas de castigo de la prisión Combinado del Este. Ha bajado mucho de peso y está muy tembloroso.”

Me gustaría organizar una vigilia por mi amigo. Días de ayuno. ¿Cómo se puede hacer que este Estado despótico y violento, escuche? ¿Qué tiene que suceder?

Lo que los revolucionarios llaman “defender su revolución” significa sin lugar a dudas una metodología destinada a violar los derechos humanos en Cuba. Desde los hogares hasta las cárceles. Desde el médico hasta el policía político. Comenzando por el clan del Consejo de Estado, por supuesto. Se trata de un negocio familiar.

Voy a poner un ejemplo: en el edificio donde vivo, han colocado un recorte del periódico Granma en una de las paredes. Si no fuera por la tragedia que ha significado para tantos cubanos -entre los que se cuenta ahora mi amigo-  hacer uso del derecho a la libertad de expresión, podría resultar hasta cómico lo que puede leerse en él:

“Periódico Granma, viernes 23 de noviembre 2012

Se solicita:

Más personas que señalen lo que es correcto y menos que insistan en machacar lo que es incorrecto”

Las 6 oraciones restantes que conforman la nota del Granma y que han parecido ingeniosas a mis vecinos dicen todas lo mismo en otras palabras. Me resulta tedioso reproducirlo completo. Quise fotografiar el cartel, porque además de ridículo refleja exactamente lo que se considera moral en esta sociedad. No iba a esconderme para hacer la foto así que estaba enfocando en el momento en que bajaba las escaleras uno de los dos presidentes del CDR. Es una persona mayor, aparenta decencia, me dijo: “los revolucionarios de este edificio no te dejamos hacer fotos.”  Todo esto dicho con una tranquilidad de conciencia espantosa, teniendo en cuenta los siguientes grados de represión para los que está dispuesta la sociedad cubana actual.

Me acuerdo de algo que leí en un post de Yoani a propósito de su detención en Bayamo. Lo recuerdo así: “Nada es lo que aparenta. La cama no es una cama. Ni el agua es para calmar la sed.”

Cada uno de los vecinos del edificio 702, por ejemplo, que serían capaces de participar en un acto de repudio, encarcelar y hasta aplaudir un fusilamiento por motivos políticos, ninguna de esas personas, repito, parecen malas personas. Sin embargo, lo son. Son personas muy peligrosas. La mayoría tiene familiares en los Estados Unidos, y alguna vez ha viajado a visitarlos o pretende viajar.  Desconocen olímpicamente el sufrimiento de mi amigo Calixto y el derecho a demandar la libertad para Cuba. Si alguien visita sus casas estarán mejor pintadas que las de Calixto, Roberto de Jesús Guerra o la mía. Comerán mejor. Tienen buenos modales y los enseñan a su familia. Pero en un punto se volverán muy peligrosos, se transfigurarán a modo de “Resident Evil”, y el único modo en que parece posible combatirlos es estar dispuestos para la inmolación. De lo contrario, cada día este mundo podría ser un peor lugar y parafraseando a Yoani “nada será lo que parece y hasta los nombres perderán su sentido”. No puedo imaginar peor destino para la humanidad que no poder recordar el verdadero significado de las palabras, los símbolos, los significantes, por haber mentido tanto tiempo, como mienten todas estas dictaduras que en su discurso, ya sea el del canciller o el de su líder, hablan de justicia y de solidaridad, como lo hacían en el año 1976 cuando yo nací y en un lugar llamado La Cabaña se cometían crímenes atroces contra los opositores a la maldita revolución de 1959. Y se cometen hoy con la complicidad de las tranquilas conciencias cubanas.

Pido a mis lectores solidaridad para con Calixto y que me ofrezcan alguna idea pensada con objetividad y ateniéndose a las actuales circunstancias, para conseguir sacarlo de la cárcel adonde ha sido arrojado de la manera más arbitraria y tramposa, como pretendían hacerlo con Rodiles, como lo han hecho con tantas personas antes.

Comer tomates reduce el riesgo de derrame cerebral.

tomates-piel

Las personas que consumen más tomates tienen menos riesgo de sufrir un derrame cerebral por coágulos de sangre, según revela un estudio publicado en la revista Neurology. Estas hortalizas se asocian con un mayor nivel de licopeno, un potente antioxidante, en la sangre de sus consumidores.

Los investigadores, de la Universidad Oriental de Finlandia, cuantificaron el nivel de licopeno en sangre de más de mil hombres de entre 46 y 65 años. Además, realizaron un seguimiento de la salud de los participantes durante los siguientes doce años. Los resultados mostraron que las personas con mayores niveles de licopeno tenían casi el 60 por ciento menos de posibilidades de sufrir un derrame cerebral que los que tenían niveles más bajos.

“Este estudio se suma a todas las evidencias de que una dieta rica en frutas y verduras previene las enfermedades cardiovasculares“, afirma Jouni Karppi, uno de los autores. “Los resultados apoyan la recomendación de consumir más de cinco porciones de fruta y verdura diarias”. El licopeno, presente especialmente en el tomate y la sandía, se ha asociado también con un menor riesgo de padecer cáncer de pulmón y de próstata, y con un retraso en el envejecimiento celular.

 

Usar el móvil durante el embarazo podría afectar al comportamiento de los hijos.

Las futuras madres que utilizan regularmente un teléfono móvil podrían correr el riesgo de tener niños que presenten trastornos en su comportamiento, sobre todo si además los niños usan precozmente estos aparatos, según un estudio danés que publica la revista Journal of Epidemiology and Community Health.

El estudio se basa en los niños dados a luz por cerca de 100.000 mujeres entre los años 1996 y 2002. Los datos obtenidos muestran que más de un tercio de los niños de 7 años (35%) utilizaban un teléfono móvil. Un 17% habían sido ya expuestos a la telefonía móvil antes y después del nacimiento. Y un 39%  no habían sido expuestos antes ni después del nacimiento. Además, las categorías de exposición fueron definidas según varios criterios: número de llamadas diarias, localización del aparato cuando no es utilizado (en la cartera o en un bolsillo del vestido), uso de un auricular, etc.

Según los investigadores, del análisis se desprende que los niños expuestos a la telefonía móvil antes y después del nacimiento tenían 50% más de riesgo de presentar problemas de comportamiento. Para los niños expuestos únicamente antes del nacimiento, el riesgo era de un 40%.

Para validar sus resultados, los investigadores tuvieron en cuenta otros factores como el tiempo pasado por la madre con el niño. “Aun cuando es prematuro interpretar los resultados como un lazo de causalidad, tememos que la exposición precoz a los teléfonos móviles pueda presentar un riesgo que, de ser comprobado, sería un problema de salud pública, teniendo en cuenta la utilización sumamente amplia de esta tecnología”, concluyen los autores.