Archivo del Autor: leonlibredelrey

¿LOGRARÁN RELEGAR TAMBIÉN A UN SEGUNDO PLANO EL BEISBOL?

¿LOGRARÁN RELEGAR TAMBIÉN A UN SEGUNDO PLANO EL BEISBOL?
León Padrón Azcuy, la habana martes 14 de mayo 2013
Aunque se desconoce si en Cuba se ejecutan encuestas para determinar cuáles son las preferencias deportivas, hay indicios de que en este momento el futbol internacional pudiera estar llevándose el mayor interés dentro de gran parte de la juventud cubana con menos de treinta años de edad.
Este fenómeno, en opinión de algunos especialistas, responde –entre otras cosas- a una inexplicable marginación contra el propio deporte nacional, (beisbol). Y se refieren a que mientras las autoridades niegan la posibilidad de ver en televisión a los mejores peloteros de las Grandes Ligas en EEUU, no tiene peros para exhibir los mejores futbolistas del mundo a través de la televisión nacional.
Los programas (Gol, Gol Latino, en el canal tele rebelde y futbol internacional en el canal 27, están brindando semanalmente a los espectadores un excelente producto deportivo, a pesar de que las puestas futbolísticas, tanto de Europa como Latinoamérica, en su mayoría salvo rara excepciones son diferidas y no de todas las ligas de futbol del planeta. Casi siempre la española, resaltándose el desempeño “netamente deportivo” de dos de sus mejores equipos: El Real Madrid y el Barcelona.
A diferencia. Las opciones para ver buen beisbol internacional han sido despóticas raro salvas excepciones y por supuesto sin mencionar a los peloteros cubanos profesionales. Sólo después de 50 años de censura ahora el gobierno se aparece en la televisión con un beisbol profesional de las ligas mexicanas, la peor liga profesional del mundo a estadios vacios con peloteros descartados de todos los lados que nadie la ve.
No es de extrañar entonces que lo jóvenes prefieran exhibir pulóveres con la foto de Cristiano Ronaldo, Mesi, o Iniesta, o que transiten numerosos automóviles con escudos y banderas de diferentes equipos de futbol mundialmente reconocido. Y hasta que cualquier infante se interese ávidamente por el dominio de las interioridades de estos equipos, el roster de sus jugadores, y hasta de los salarios que devengan.
El unilateral y continuo rechazo del gobierno al mejor beisbol del mundo (Grande Ligas), en su afán de ocultar esta realidad que ya la gente sabe, lanza una nueva interrogante ¿logrará la tiranía castrista relegar también a un segundo plano el deporte nacional, en un país con una rica tradición beisbolera que rebasa cien años de historia?
A decir verdad, cualquier cosa se puede esperar. Aunque es bueno recordar que la isla fue colonia de España durante 400 años y el país ibérico jamás pudo meterles el futbol a los cubanos. Sin embargo el beisbol inventado en Norteamérica fue lo que prendió en el corazón de los isleños.
Al respecto Cubanet conversó con varias personas en la calle. Una de ellas, Luis Antonio Medina, un especialista en deportes, quien fuera invitado recientemente al Estado del SATS, junto al reconocido periodista deportivo Iván García y el historiador y periodista Leonardo Calvo. Una ocasión donde disertaron ante un numeroso grupo de personas sobre el pasado Clásico mundial de beisbol y el deporte en Cuba.
“Gran parte de la juventud cubana ahora mismo está viendo el futbol como su deporte nacional” dijo. “Este cambio de preferencia se debe entre otras cosas, al retroceso de la calidad del béisbol en los últimos años, debido en gran medida a la falta de incentivo hacia los peloteros, el envío de los mejores entrenadores a misiones internacionales, la depauperación de las instalaciones deportivas, y por supuesto el enorme vacío que ha dejado el éxodo, con toda razón de muchísimas estrellas” concluyó Medina.
José Antonio Pérez un ingeniero residente en el Vedado y con un tremendo amor por el beisbol también apuntó “la transmisión de pelota de Grandes Ligas en la televisión propiciaría el aprendizaje correcto de las técnicas del beisbol, hoy muy atrasado en la isla, ya se observa los muchachos jugando buen futbol en las esquinas debido precisamente a que están viendo un futbol de primer nivel”.
Más allá de estas opiniones, hay que decir que los cubanos llevan más de cien años jugando el beisbol. El primer torneo de grandes ligas fue en 1876 y aqui se jugó en 1878 dos años después del país que lo inventó. En ese mismo siglo, jugaron insulares en EEUU, uno de ellos fue Estaban Bellan en 1879 quien además combatió en la guerra independencia y fue el primer cubano en jugar pelota profesional.
Actualmente hay más de cien peloteros rentados en diferentes organizaciones del beisbol de Grandes Ligas, casi todos salieron huyendo del régimen que los explotaba; los tiraba al olvido, y comprobaron lo difícil que resulta practicar pelota en la niñez, por la falta de implemos deportivos, que tenían que comprar sus padres a precios abusivos, privándose de otras necesidades, lo que indica que así y toda, la isla es un semillero natural de peloteros.
Hace un tiempo, el conocido periodista deportivo Enrique Rojas declaró “es lamentable que Cuba sea el Apóstol del beisbol y esté sufriendo esta terrible crisis”.
La verdad es que no se puede ir tanto tiempo contra el mundo. El beisbol necesita y la gente desea, transformaciones que puedan restaurar el apostolado del que habla Enrique. Sobre todo permitiendo la libre contracción para que los cubanos jueguen en todas las ligas donde Cuba fue pionero y donde llevaba más pelotero que todo el mundo.
Leonpadron10@gmail.com

NARRAN INJUSTICIA DESDE EL COMBINADO DE GUANTÁNAMO

NARRAN INJUSTICIA DESDE EL COMBINADO DE GUANTÁNAMO
León Padrón Azcuy, la habana lunes 6 de mayo 2013

Durante muchos años el régimen cubano en su feroz lucha contra la oposición democrática, ha inventado un sinnúmero de figuras “delictivas” con el objetivo de poder encarcelar a los oponentes, tergiversando y demonizando las razones por las que luchan los defensores de la verdadera libertad. Ahí están para dar prueba de ello: la peligrosidad social, el atentado y la resistencia al arresto, la propaganda enemiga, el desacato a la figura del comandante en jefe y muchas otras más que se les ocurran.
Bajo este oscuro laberinto, parece haber caído el joven Alexis Romero Orduñez, de quien por estos días me hicieron llegar una carta, donde denuncia, desde la Prisión de Máxima Seguridad Combinado de Guantánamo, las terribles condiciones por la que ha tenido que pasar, a partir de su detención y enjuiciamiento en el mes de agosto del 2012 y que lo mantienen cumpliendo una condena de diez años.
En una parte de la carta se puede leer…“jamás cometí el delito que me imputan, soy inocente y estoy encarcelado por defender los derechos humanos en mi país y ser miembro de un Partido político opositor en el oriente cubano”.
En la misiva dirigida a Nuria de la Caridad del Risco, Secretaria Ejecutiva de la Red de Biblioteca Cívica y Directora de la Biblioteca A. Solzhenitsyn, ubicada al oeste de la capital, el reo escribe que pudo saber de ella y de su dirección, gracias a un artículo publicado en la Revista Misceláneas de Cuba que da cuenta del trabajo de los bibliotecarios, que fortuitamente burlando los controles de la prisión llego a sus manos. Después de felicitarla por su lucha, él le pide encarecidamente a Nuria que haga pública su terrible situación a través de algún periodista independiente; y que si es posible envié su carta al secretario general de las Naciones Unidas.
Romero Orduñez residente en la calle Prado No 210 (Altos) entre Moncada y Agramonte, provincia de Guantánamo. Describe que fue detenido desde el 7 de agosto del año pasado, cuando la policía allanó su vivienda, sin causa, sin fundamento y sin prueba reales. Ese día lo condujeron a la unidad de Operaciones Policiales (carretera El Salvador) y lo torturaron, física y sicológicamente, manteniéndolo durante más de una semana sin ropa alguna y esposado de pies y manos en un calabozo oscuro sin agua, y maloliente.
Tras este hecho ignominioso y cruel, el prisionero fue presentado el día 14 de agosto ante el tribunal provincial de Guantánamo, bajo supuestas acusaciones de proxenetismo, “toda una falsa montada”, declara en su carta. Posteriormente fue trasladado para la prisión combinado de Guantánamo, a la que se refiere como un verdadero infierno. Opinión que coincide con tres reconocidos opositores, prisioneros políticos cubanos que pasaron por esta prisión hace un tiempo atrás, me refiero a Oscar Espinosa Chepes, Néstor Rodríguez Lovaina y Randy Cabrera Mayor, quienes en su estadía allí, afirmaron lo mismo de este recinto.
Finalmente, el prisionero Romero Orduñez afirma que nada lo podrá hacer cambiar de sus ideas. Ni aun en las condiciones infrahumanas que lo mantienen, con padecimiento de varias enfermedades que lo hacen incompatible con el régimen penitenciario, y negándole la asistencia médica especializada. Una flagrante violación de lo establecido para el cumplimiento de las reglas mínimas de trato a los prisioneros.
Leonpadron10@gmail.com

EL CAMINO DE LA UNIDAD DEBE SER ABARCADOR Y PRECISO

EL CAMINO DE LA UNIDAD DEBE SER ABARCADOR Y PRECISO
León Padrón Azcuy, la habana martes 7 de mayo 2013
El mes pasado la Alianza Democrática Cubana, conocida también, como grupo plural de análisis AlDECU, e integrada por reconocidos demócratas de la oposición en la isla, se reunieron para rediseñar las posiciones que, según ellos, mantendrán en caso de tener la posibilidad de plantear sus opiniones, en relación a ocho puntos que consideran los más importantes, sobre la política nacional de Cuba.
Las reformas económicas de Raúl Castro, el embargo comercial, la base naval de Guantánamo, los cinco espías, las injerencias extranjeras, la unidad de las fuerzas democráticas de la oposición, las relaciones internacionales y una amnistía para los catorce presos de los 75 con licencia extrapenal, constituyen la base del documento discutido y firmado entre ellos, bajo el título de “Mandato”.
Si bien es cierto que el documento pactado, abarca temas candentes e importantes de la actual política cubana, a mi juicio, debió ser más abarcador y preciso, en relación a dos sectores que bien merecen un espaldarazo, sin importar cuán amplio sea su historial de lucha, ya que se ha acentuados de manera sobresaliente en el duro batallar opositor de la isla, en los últimos tiempos.
Por ello. Llama la atención que, en la apuesta para la unidad de la fuerzas prodemocráticas de ALDECO, no mencionara -al menos de manera directa- el activo papel de la blogósfera cubana, y tampoco a la campaña por otra Cuba, iniciativa esta última que exige la firma de los Pactos internacionales de Derechos, tanto civiles como políticos, económicos sociales y culturales, que impulsó el proyecto de Estado de Sats, – a propósito- apoyado en su momento por varios de los firmantes del mandato, sabiendo además, que la firma de los Pactos es vital en todo empeño de democratización que se pretenda en la Isla.
En cuanto a la Blogósfera, no se puede desconocer la incidencia que vienen encarnando un grupo de reconocidos y no tan reconocidos blogueros y twiteros en la isla. Un fenómeno que enriquece el mapa cívico, político y cultural de la oposición cubana, ya que ellos utilizan las herramientas de la tecnología, precisamente en función de la libertad de Cuba.
Al respecto, el reconocido liberal y miembro del grupo de los 75, Héctor Palacios Ruiz, firmante del mandato, me dijo… ”No lo consideramos necesario ya que todas las iniciativas están implícita en el proyecto “Juntarnos”, una propuesta que circula ya dentro de la oposición, y que resalta la voluntad de unidad entre todas las fuerzas democráticas”.
Creo que la opinión de Palacio es valedera, pero sigo pensando que el hecho de no desestimar estos dos temas, hubiera despejado cualquier duda sobre la sintonía con los nuevos tiempos, de toda la oposición democrática cubana. Sobre todo la de más experiencia, y con enorme coraje, e historia de lucha, que pueden inspirar una mayor influencia para la unidad, y de paso solidificar la intención.
En otro punto: el embargo comercial, plantean… “todo el que demande el inmediato levantamiento del “embargo” o “bloqueo” norteamericano a la isla, debería también exigir, con la misma coherencia moral el levantamiento del bloqueo que el actual régimen mantiene contra los cubanos”. Si bien este criterio no es una novedad, ya que hace catorce años un numeroso grupo de demócratas sostuvieron el mismo punto de vista, en el histórico documento Todos Unidos de 1999, también es positivo que, a buena hora, e inteligentemente se traiga esta posición a colación.
Un punto y aparte merece la visión sustentada por este grupo de análisis, sobre la base Naval de Guantánamo, y el grupo conocido como Los Cinco. Sobre el enclave militar, afirman no tener nada en contra de la devolución, sin embargo creen que de haber negociación esta debiera estar consignada a un gobierno libremente democrático. Y a los Cinco, reconocen su condición de espías encarcelados por hacer actividades de inteligencia fuera de su país, y los diferencian de los presos políticos cubanos, que ejercen su lucha de manera pacífica. Por lo que estiman que cualquier reclamo de libertad, debe empezar por ellos y no por los espías.
El documento rechaza cualquier intento de acatar órdenes de extranjeros…. “Las decisiones que se tomen acerca de la política corresponde solo a los cubanos” afirman.
Los firmantes del consensuado documento lo integran: Héctor Palacios Ruiz, Félix A Bonne Carcassés, Gisela Delgado Sablón, José Daniel Ferrer García, Guillermo Fariñas Hernández, René Gómez Manzano, Félix Navarro Rodríguez, Iván Hernández Carrillo y Elizardo Sánchez Santa Cruz.
Todos, como la gran mayoría de la oposición, han coincido que las reformas de Raúl Castro son, “reformas de mercuro cromo” es decir, no son amplias ni liberalizadoras, por lo que hasta ahora, vienen resultando una vergüenza.
Y finalmente los nueve demócratas, se solidarizan con la situación de aquellos a los que, por uno u otro motivo no se les permite viajar, y acuerdan que esta arbitrariedad debe plantearse al más alto nivel de los gobiernos de países amigos. Añaden que mantendrán una lucha constante para que se le conceda una amnistía u otra solución que desmonte la espada que pende sobre la cabeza de los catorce miembros del Grupo de los 75 que se mantienen viviendo en la isla.
Leonpadron10@gmail.com

Este articulo fue publicado originalmente con otro titulo en Cubanet

LA PROMESA PARA VIEJO EDIFICIO DE LA CALLE 23, PERMANECE ENTRE BAMBALINA
León Padrón Azcuy, la habana martes 23 de abril de 2013

La situación de la vivienda en la isla se presenta como uno de los más graves y principales problemas que tendrá que enfrentar cualquier gobierno que llegue al poder a través de la democracia en los próximos años. Ya que esta visto y comprobado, que la esperanza para resolver tan delicada dificultad, desde el timonel de los comunistas, es nula.
Así piensan los inquilinos de un edificio que tiene más de 100 años de explotación, y en peligro de derrumbe, que, nada menos y nada más, se encuentra ubicado en la popular y céntrica calle 23 No 1051 en la esquina 6 del Municipio Plaza en la capital cubana.
Estos desdichados, siguen esperando desde el pasado año y hasta ahora mismo por la reparación capital que las autoridades de este municipio habían prometido, sin que hasta el momento hayan dado señales de seriedad, en este asunto de carácter social, que tanto se jactan las autoridades cubanas de ser fieles abanderados.
Hasta la fecha, poco o nada se ha hecho para mejorar las condiciones del depauperado edificio. Visiblemente afectado debido a la falta de mantenimiento durante las últimas tres décadas, a pesar de que en innumerables ocasiones, les dirigieron reclamos a través de misivas, al departamento de Atención a la Ciudadanía del Consejo de Estado, y otros organismos.
En agosto del 2012, recibieron sorpresiva visita de una comitiva integrada -entre otros-, por el delegado del barrio nombrado Eduardo González Coro, la dirección de la Unidad Municipal de Inversiones de la Vivienda (UMIV) y la anterior jefa de gobierno Virginia Caunedo García, todos miembros del “consejo de gobierno” de este territorio, que lejos de proponer soluciones al problema, amenazaron con desalojarlos inmediatamente, y reubicarlos en un albergue de Guanabacoa, a lo que se opusieron rotundamente.
Esta onerosa respuesta, chocaba contra el dictamen de varios arquitectos independientes, que aseguraron que el edificio tenía salvación y cabía la real posibilidad de restaurarlo sin necesidad de abandonarlo. Solo necesitaba de la voluntad y recursos del gobierno de este territorio.
La mayoría de los habitantes de este edificio, son ciudadanos de a pie con muchas limitaciones y pobres ingresos económicos. Tras conversar con algunos de ellos, entre los que se encontraban: dos maestros, una anciana enferma, y un señor con un hijo autista, me dijeron “merecemos tener el bienestar de nuestras viviendas, toda vez que siempre hemos sido fieles a la revolución”.

Cecilio Betancourt, portavoz de las cinco familia, propietario de un de los apartamentos y fuente directa de esta información dijo “el desalojo no se fraguó en septiembre del pasado año, debido a la fuerte negativa de todos nosotros para abandonar el lugar, y nuestra firmeza exigiendo la reparación que necesita, que en definitiva obligo en aquel momento a las autoridades a comprometerse en acometer un plan de acción para beneficiar la edificación que, hasta el momento no se ha cumplido”.
El incumplimiento ha acrecentado terriblemente las preocupaciones de estos necesitados que solo han visto el accionar de una brigada, enviada al lugar por el consejo de gobierno de Plaza que, solamente facturó el apuntalamiento del edificio con vigas de hierro, anunciando que posteriormente vendría otra brigada especializada encargada de iniciar la reparación en los techos, las instalaciones sanitarias, los repellos de las paredes, el levantamiento del piso de la azotea para tapar las filtraciones y otras necesidades.
Desde el mes de enero hasta hasta ahora, todo ha sido una mentira. Mientras tanto, este reportero pudo constatar el creciente descontento entre todos los inquilinos de este viejo edificio, quienes soportan el embate de las fuertes lluvias de esta época que penetran a treves de los destartalados techos de los cinco apartamentos, sin contar el peligro que corren sus vidas por el riesgo de derrumbe que pudiera sobrevenir.
Todos declararon que tienen la esperanza que tras la publicación de esta denuncia, en la influyente pagina www. Cubanet.org, se empiece a trabajara en el asunto al igual que paso con el edificio Sarra donde ya se ve movimiento de trabajo constructivo.
Leonpadron10@gmail.com

este articulo fue escrito ante de las elecciones, por su impoprtancia lo publico en mi blog

CAPRILES, SOMBRA SINIESTRA PARA EL RÉGIMEN CUBANO

León Padrón Azcuy, la habana martes 9 de abril de 2013

Este lunes por la mañana, los teléfonos móviles de muchos opositores cubanos, se abarrotaron con mensajes de ida y vuelta, ante una noticia que mantiene muy pendiente, de alguna manera, a todos en la isla.
El tema: la campaña electoral que se viene desarrollando en Venezuela, donde el oficialismo encabezado por Nicolás Maduro se las gasta todas para retener en sus manos, el poder que estuvo por más de una década, sobre los hombros del recientemente fallecido presidente Hugo Chávez.
La información que se expandió dentro de las fuerzas democráticas cubanas, gracias al noticiario de la mañana de la prestigiosa emisora Radio Martí, -único medio que tienen los cubanos para informarse-, quien daba cuenta que varias encuestadoras, colocaban al candidato de la oposición Henrique Capriles Radosky, cuatro puntos porcentuales por encima del erigido nuevo zar del socialismo del siglo XXI, el señor Maduro.
Rápidamente, la información irritó a las autoridades cubanas, toda vez que, de manera enérgica, Radio Rebelde, emisora símbolo de la dictadura castrista, y otras, rebatieron la supuesta ventaja. E “informaron” a los oyentes cubanos que el candidato del socialismo sacaba una ventaja de entre 15 y 20 puntos, sobre el “ultraderechista” Enrique Capriles, a quien acusó de apropiarse de varios eslóganes del chavismo e intentar confundir al pueblo venezolano.
El gobernador del Estado central de Miranda, y candidato único de la Mesa Unida de la oposición Democrática Venezolana (MUD), no solo tendrá que enfrentarse otra vez –ya lo hizo en noviembre del año pasado- en unas elecciones democráticas al oficialismo venezolano, sino, también a su mayor contrincante. La dictadura cubana quien ve en él, la sombra más siniestra de los últimos tiempos.
Para nadie es un secreto, que la situación política, económica y social que vive hoy Venezuela, se torna muy compleja. La nación sudamericana exhibe un descomunal índice de inflación que se acerca al 30 %, y una de las tasas de criminalidad más alta de América Latina que roza los 15000 asesinatos por años. Una clara evidencia del mal manejo de gobierno de su antiguo caudillo que derrochó una enorme fortuna sin hacer lo mas mínimo para erradicar estos terribles males.
Con todo y esto, el difunto Chávez, a diferencia de su heredero, al menos sabía conectarse a través de su carisma y liderazgo con más de la mitad de los venezolanos a quienes vislumbró con sus incendiarios discurso, muy bien aprendidos desde su querida y amiga habana, lugar donde siempre encontró asesoría y consejos para gobernar a su antojo.
Tras su muerte, una y otra vez, sus más fieles seguidores, intentan utilizar el proyecto bolivariano, con claros fines políticos y electoreros. Una estrategia que bien pudiera convertirse en un arma de doble filo, ya que a todas luces, adolece del cuño del patriarca, de quien el remanente oficialista en su feroz oportunismo, negó información al pueblo venezolano durante el último periodo de su enfermedad.
Informes aparecidos en el internet especulan sobre informaciones de varias fuentes de inteligencia de algunos países, que han revelado que dos meses antes de su muerte se habria trasladaron a la isla varias toneladas de oro y una enorme cifra de dólares norteamericanos, procedente de las reservas de Venezuela.
Lo más llamativo es que aseguran que Chavez murió el día 29 de diciembre del 2012 en Cuba, y no en el mes de marzo en Venezuela, como informó el gobierno que dirige el presidente encargado.
Por su parte, Capriles en más de una ocasión, ha denunciado estos hechos, y al mismo tiempo mantiene su negativa a seguir regalando el dinero de su país al régimen de Cuba. A quien le soltó una lanza, cuando recientemente prometió, que de ser elegido presidente, ofrecería la nacionalidad venezolana a los médicos cubanos que deseen quedarse en el país y dispensas a los militares cubanos que también lo deseen.
El valiente desempeño durante la campaña electoral, de este joven demócrata de apenas 40 años de edad, evidencia su fehacientemente firmeza por erradicar la falta de orgullo personal, presente en su pueblo a causa de la injerencia del gobierno de Cuba, que se las ingenió, -vía Chávez- para involucrar a la nación sudamericana con las ideas castro comunista.
Téngase en cuenta que la dictadura castrista durante el gobierno de Chávez mantuvo el control total de lo político, económico, y lo social de Venezuela. Empezando por las fuerzas armadas, y extendiéndose a las notarias, los registros, la emisión de las células de identidad, la salud y la educación.
Deshacer estas prerrogativas no será tarea fácil para Enrique Capriles. La dictadura castrista encontró un excelente caldo de cultivo en el guagüero Nicolás Maduro. Más manejable y dócil que cualquier defensor del chavismo, por quien apostó todo, en vista de la victoria electoral este próximo domingo.
Leonpadron10@gmail.com

LA INSÓLITA MARGINACIÓN DE LA POBLACIÓN CUBANA

LA INSÓLITA MARGINACIÓN DE LA POBLACIÓN CUBANA
León Padrón Azcuy, la habana jueves 11 de abril de 2013
Durante el último medio siglo, el pueblo cubano ha aprendido que el régimen comunista es sinónimo de arbitrariedad, coacción, despojo y atropello. Situándose exactamente como el único responsable de la marginación que sufren todos los estratos sociales de esta nación.
Mientras la mayoría de las sociedades del mundo procuran cada vez más ensanchar sus fronteras para la búsqueda de libertad y progreso, la sociedad cubana está impedida de procurarse los anhelos de la felicidad humana que les corresponde justamente por eso, por ser humanos.
Este reto permanece vedado desde hace más de medio siglo para los insulares, gracia al cautiverio revolucionario, -devenido en afrenta a la dignidad humana-, que trajo la llegada al poder de un grupo de hombres armados encabezados por Fidel Castro, quienes desde entonces, sumieron a la nación en la más terrible pobreza de toda su historia. Lo peor es que esta pobreza no solo es material, sino también humana y espiritual.
La insólita marginación que vive la población cubana, a costa de la imposición del sistema comunista que, en su comprobada ineficiencia, imposibilita el disfrute de ejercer los derechos humanos de los ciudadanos. A tal punto que, tan elementales derechos como: escoger que leer, que aprender, que ver, y que comer, no están al alcance de la mayoría de los cubanos; y lo más infortunado: la imposición de las ideas que deben profesar, y a que líder deben adorar, es una premisa que no tienen discusión de ningún orden.
Todos los que se muevan fuera de estas ilaciones, son tildados de traidores a la patria, o en el mejor de los casos son vilipendiados con otros epítetos que los demoniza a los ojos de la sociedad.
Quien mejor para ejemplificar los azotes de la marginalidad, que la sociedad civil cubana, los partidos y movimientos políticos de la oposición, los periodistas independientes y otras organizaciones que, bajo la represión sagaz de la policía política castrista, actúan de manera independiente a favor de la democratización, la vida y el progreso nacional.
Un merecido merito consiguen, aquello que agrupados en organizaciones sumidas, en su propia marginalidad, ofrecen apoyo a diferentes sectores que conviven en barrios, precisamente marginales donde la atención del gobierno es pésima o nula.
Ahí está el ejemplo del proyecto “Animando Sonrisa” una idea autónoma de una agrupación independiente que, promociona la cultura y el debate sin el más mínimo reconocimiento ni apoyo gubernamental, y se las ha ingeniado para recorrer las periferias de diferentes ciudades del país, para llevarle a cientos de niños que viven en extrema pobreza, una sonrisa, un lápiz, un juguete, un libro, y hasta una actuación teatral. Todo en aras de hacerles sentir que en su marginalidad no están solo.
Mientras el gobierno comunista de Cuba no cambie su mentalidad y se ponga a tono con los nuevos tiempos que corren, nadie con un mínimo de sentido común, puede rebatir la ausencia de marginalidad en la isla.
No es menos cierto que el actual gobernante, Raúl Modesto Castro Ruz desde su llegada al poder, ha ofrecido ciertas migajas a la maltrecha población cubana. Pero insuficientes para proteger a la sociedad de la marginación total, sumida inexcusablemente desde el triunfo de la revolución encabezada por su hermano Fidel Castro y el.
En tal sentido, la nueva dictadura que rige los destinos de Cuba desde el 2006, aun tiene la posibilidad de poner en práctica medidas concretas. Creo que una nueva constituyente y un llamado a elecciones libres, sería una magnifica opción. De hecho, sería una de las opciones más equilibrada para enfrentar el juicio –terrenal y divino- que sobre ella sobrevendrá.
Si Raúl Castro pensara detenidamente en esto, estaría también fraguando un pedestal.
Leonpadron10@gmail.com

DESCONFIANZA EN PLAN DE REPARACIÓN PARA EL EDIFICIO

IMG_0222

DESCONFIANZA EN PLAN DE REPARACIÓN PARA EL EDIFICIO SARRÁ
León Padrón Azcuy, la habana martes 2 de abril de 2013
Durante el último medio siglo, el pueblo cubano ha aprendido que el régimen comunista es sinónimo de arbitrariedad, coacción y despojo. A los abusos de carácter nacional se unen los que son fruto de la ineficiencia de los caciques locales que, amparados en su omnipotencia de señores feudales, a menudo se burlan de sus súbditos.
El pasado 10 de marzo se cumplió ya un año del aparatoso desalojo consumado contra las 36 familias que habitaban el destartalado Edificio Sarrá, ubicado en la popular esquina 12 y 23 del Vedado.
El hecho ocurrió luego de infructuosas advertencias del deterioro del lugar y solicitud de reparación, que en más de una ocasión y a diferentes instancias habían formulado muchos de los inquilinos de este edificio, con el objetivo de paralizar a tiempo lo que sobrevino a posterior.
La negligencia de las autoridades cubanas que desoyeron estos reclamos, sumergieron en una inmensa zozobra a la mayoría de los proscritos del inmueble, que desde hace más de un año se encuentran reubicados bajo pésimas condiciones, en diferentes albergues y locales de varios municipios de la capital habanera, esperando con ansiedad el inicio de la reparación, sin que hasta el momento se aprecien pasos concretos al respecto.
No es un secreto que la famosa esquina de 12 y 23 y sus alrededores, antes del 59 era una zona pudiente y pintoresca debido al enorme empuje de sus prósperos y exitosos negocios. Un escenario que cambio a partir de 1961, año en que Fidel Castro -justamente en los bajos del edificio Sarrá- declarara el carácter socialista de la revolución, encabezada por él y su hermano Raúl.
A partir de ese momento esa zona, al igual que todo el país, se convirtió en un símbolo a la destrucción en todos los órdenes. Irónicamente ni el “monumento” erigido para resaltar el nuevo destino de Cuba en el año 61 -en sintonía con el enfermizo culto a la personalidad del caudillo- está a la vista de los ciudadanos. Se ha tapiado con planchas de zinc, sin dar explicaciones.
Una fuente, muy cercana a uno de los familiares del Sarrá que no quiso ser identificada, reveló que a finales del pasado año, y luego de reiterada insistencia por parte de todos los inquilinos por saber cuál sería el destino del edificio, Norberto Buchades Ferrer, nuevo alcalde del Municipio Plaza y sustituto de Virginia Caunedo García, citó a los habitantes de este lugar para una reunión en la sede del gobierno municipal a fin de informar sobre el plan de reforma del edificio y su inminente puesta en marcha.
En el encuentro, al que también fueron invitados, representantes de la vivienda (UMIV), varios proyectistas de la unidad provincial de inversiones (UNISA), la jefa de diseño de Ciudad Habana, y otros funcionarios, se presentó un proyecto de la reparación del edificio y el plano de cómo quedaría. Dicho proyecto incluiría: la reparación o sustitución de toda la parte hidráulica, sanitaria y eléctrica en todos los apartamentos, sustitución del acero que este en mal estado, levantamiento del piso de todas la aéreas comunes, suplantar la caseta del ascensor y poner uno nuevo, así como levantamiento de la escalera y caseta, entre otras cosas.
En opinión de uno de los participantes en esta reunión que prefiere el anonimato, el ambicioso plan puesto en papeles en las mesas de la burocracia capitalina, permanece en entredicho. Ya que muchos de los damnificados dudan o temen qué siga la mentira, el engaño y la falta de respeto hacia ellos. En tal sentido la fuente declaró. “Desde el mes de diciembre a la fecha, a pesar de que varios funcionarios se reúnen todos los lunes y los martes bajo el edificio, sólo se ha tapado los cristales de la galería de la planta baja y la taja al socialismo. En estos momentos hay un tremendo desorden, no aparece el transporte, ni tejas, ni madera, ni materiales propios de construcción”.
No sin razón prevalece la incertidumbre dentro de estos damnificados, quienes ya tienen un terrible precedente de la poca o nula seriedad de las autoridades cubanas. Baste señalar que en noviembre del 2010, y junio del 2011 le escribieron sendas cartas al Presidente de Cuba Raúl Castro, y a todas las instancias de gobierno, advirtiendo la situación alarmante del inmueble. En una de estas misivas se puede leer “corremos el riesgo de ser víctima de la negligencia, el descuido, y la indolencia de los que pueden hacer algo para no perder parte de “nuestra historia”.
Jamás obtuvieron respuestas. Sólo engaños y mentiras, hasta que finalmente sobrevino el desalojo.

Leonpadron10@gmail.com

Los comunistas y su política ilógica, inmoral e ilegal

Los comunistas y su política ilógica, inmoral e ilegal
SHARE THIS

TAGS
Contrario a lo que piensa la inmensa mayoría del pueblo cubano sobre la política, esta no es propiedad de los “políticos”. La política es una ciencia que estudia de alguna manera las relaciones entre los seres humanos, por lo que evadirla es un hecho sencillamente irresponsable.

La política está presente en todas las manifestaciones de la vida práctica, y constituye un indispensable instrumento para cambiar el rumbo de un país. Ella tampoco constituye el derecho de un grupo de personas o de un partido político, y menos aún proscribe o cancela la opinión de otros.

Lamentablemente, hoy los insulares exhiben un equívoco desinterés por la política de su nación, debido, en gran medida, a las aburridas y abundantes reuniones que el régimen ha impuesto a cada ciudadano, sin más resultado que la ciega obediencia a un solo partido.

Esta práctica evidente en cada barrio, universidad, escuela o centro de trabajo, anula la participación ciudadana en nuestra propia política, y desgraciadamente facilita al partido comunista amplias prerrogativas, sin apenas mirar que es el propio partido quien cancela todas las libertades fundamentales de los cubanos.

Este partido -único en Cuba- aparece como la primera e insuperable fuerza política de la nación, permitiéndose el lujo de involucrar en su seno a todos los pobladores, quienes a través de sus organizaciones de masas, responden directamente a los intereses del partido comunista. Un mecanismo que -incluso inconscientemente- suscribe a militancia a la mayoría de los ciudadanos, sin ser militantes del partido.

Por solo citar un ejemplo, un trabajador del Ministerio de la Pesca pertenece a la Central de Trabajadores de Cuba. ¿Y qué tiene que ver con el partido? Pues todo. Fue el partido comunista el que agrupó a todos los trabajadores en un mismo sindicato. En teoría y en la práctica, ese compatriota se comporta como si fuera un militante del PCC. Y así sucede con toda la población y sus diferentes estratos sociales.

No es casual que para solicitar un empleo en cualquier parte de la isla, el primer talonario a la vista te pregunta “¿A qué organizaciones políticas o de masas perteneces?” Y es raro que alguien no pertenezca a alguna.

Esto no sucedía antes de la revolución y mucho menos sucede en el mundo democrático: una cosa es pertenecer a las organizaciones de masas, que debieran ser independientes, y otra es tener una militancia activa, comunista u otra cualquiera. Son cosas diferentes y lo fueron en Cuba siempre antes de 1959.

Esta independencia propició que el Movimiento 26 de Julio organizara el derrocamiento de la tiranía de Batista. La FEU, en ese entonces, tenía su independencia, de igual manera los diferentes sindicatos, que lograron grandes avances que se pueden constatar en la propia constitución de 1940.

En cambio, actualmente todo responde al Partido Comunista. Ningún cubano puede hablar ni como individuo independiente ni mucho menos a nombre de su organización, pues todo su discurso debe ser aprobado a conveniencia del partido, lo cual es algo totalmente ilógico, inmoral y hasta ilegal.

Hoy, mientras los cubanos permanecemos a la espera de los grandes cambios que impone la globalización, la dictadura comunista no asimila el ritmo de los cambios que el país necesita. Sus transformaciones, ya sean económicas, migratorias o de cualquier índole, no encuentran la manera de enrolarse en la ola del verdadero cambio.

Los renglones del desarrollo humano en la isla no tienen veinte años de retraso, sino siglos. ¿Por qué? Pues mientras los países más ricos y desarrollados del mundo tienen una política desarrollada, los cubanos tenemos un solo partido, y una política dirigida por líderes que no han cambiado el esquema en sus cerebros, y lo peor es que no admiten que la democracia y el pluripartidismo son los pilares para el desarrollo de las sociedades.

¿Qué nos queda, pues, a los cubanos, para acelerar la llegada del bien al país? Entre otras cosas, solo bastaría que los abuelos, las amas de casa, los trabajadores y los jóvenes de la isla, empiecen a particularizar su propio proceso político.

Para ello primero tienen que deslindarse de las ataduras impuestas por el partido comunista que, contrario a las obligaciones de los Gobiernos, junto a la cúpula militar cubana, jamás ha cumplido con el precepto ético de la preservación de la paz y prosperidad, la protección de sus ciudadanos y sus derechos.

Leonpadron10@gmail.com

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por León Padrón Azcuy

EL FATÍDICO DESCONOCIMIENTO EMPRESARIAL León Padrón Azcuy, la habana martes 19 de marzo de 2013

EL FATÍDICO DESCONOCIMIENTO EMPRESARIAL
León Padrón Azcuy, la habana martes 19 de marzo de 2013

Más allá de las prerrogativas otorgadas por el gobierno de Raúl Castro, para ejercer los pequeños negocios, la gente en la Isla se las ingenia, inventando cualquier gestión de subsistencia por desatinada que parezca.
Un simple recorrido por cualquier parte del país. Especialmente por la capital habanera, ciertamente revela, el enorme sacrificio que realiza el incipiente sector de trabajadores independiente, para poder subsistir en medio de tantas limitaciones.
Pero más lamentable aun, es la falta de un correcto conocimiento empresarial, que les impide, entre otras cosas, una adecuada gestión económica en sus variadas e inimaginables, “estrategias empresariales”.
Lejos está el concepto de empresa, en todos los que se lanzan a abrir un negocio, y en los que ya lo iniciaron. Una Empresa, debiera en primer lugar, partir de una correcta focalización de la definición, cuya misión es dedicarse a actividades o persecución de fines económicos o comerciales, que en la práctica, se puede encontrar una variedad de definiciones del término. Dicho así, refleja una aparente simplicidad, pero el concepto es complejo.
Más complejo se hace aun, ante la falta de voluntad política de un “gobierno” que sigue negando rotundamente la creación de un marco de estabilidad, que garantice, la defensa de los derechos individuales de sus ciudadanos; definidos normalmente en términos de “libertad, vida y propiedad”. Y que por supuesto requieren la acción afirmativa del Estado, para garantizar prestaciones económicas, sociales, culturales y ambientales a los individuos.
La ausencia de estas garantías son las principales razones, por lo que invariablemente la isla sigue manteniendo una precaria incapacidad en su infraestructura, convirtiendo al Estado, en inepto para resolver los acuciantes problemas que subsisten dentro de la población por mínimos que sean.
Es razonable pues, que los ciudadanos exploren cualquier oportunidad que derive en un medio de sustento, sin importar que el empeño vaya en detrimento del orden arquitectónico de la ciudad, o de las normas de urbanidad.
Un ejemplo de lo anterior, se viene dando por toda la capital cubana, donde muchos ciudadanos en su imperioso afán de menguar la pésima entrada económica, construyen parqueos para alquilarle autos a quienes no tienen este servicio. Llámese horribles jaulas enrejadas, levantadas a base de cabillas o tejas de fibrocemento, en los frentes o costados de muchísimos hogares, que si bien, protegen los carros a cambio de entre uno y tres CUC, también merecen un monumento a la fealdad.
Y no tan solo esto, la mayoría de las actividades económicas, sean independientes o del Estado, no interaccionan con su entorno, ni materializan una idea de forma planificada. Es más, aun cuando satisfacen a demandas y deseos de clientes, les falta una estrategia, objetivos, tácticas y políticas de actuación, que facilite la redistribución de las riquezas, y el robustecimiento de la economía adecuadamente, sin afectar la convivencia.
Esta pauta, se torna inapreciable dentro de las actuales transformaciones económicas, que promueve con bombos y platillos el partido comunista de Cuba. Cuyo anquilosamiento político no les permite una visión previa para el desarrollo estratégico de la economía de Cuba.
No vendrá remedio para estos males, mientras no se promueva el desarrollo de las libertades individuales, el establecimiento de un Estado de Derecho, donde todas las personas sean iguales ante la ley, sin privilegios ni distinciones, en acatamiento con un mismo marco que resguarde las libertades de las personas.
No sin razón, algunos políticos liberales de la oposición cubana, piensan que al igual que en el pasado, el liberalismo, probablemente siga siendo el antídoto perfecto contra el absolutismo que hoy vivimos en la Isla.
Conocen que fue el absolutismo quien inspiró en parte la organización del Estado de Derecho con poderes limitados -que idealmente tendría que reducir las funciones del gobierno a seguridad, justicia y obras públicas- y sometido posteriormente a una constitución que, permitió el surgimiento de la democracia liberal durante el siglo XIX, la cual se encuentra vigente en muchas naciones actuales desarrolladas, especialmente en las de Occidente.
A donde pertenecemos.
Leonpadron10@gmail.com

UN RÉQUIEM POR LOS PELOTEROS CUBANOS Este articulo fue publicado originalmente en Cubanet

UN RÉQUIEM POR LOS PELOTEROS CUBANOS
El beisbol en Latinoamérica es un escape a la pobreza. Parte de esta región, respira, y habla pelota.

León Padrón Azcuy, la habana martes 5 de marzo de 2013
Todos los peloteros latinoamericanos han jugado la pelota, con el sueño más grande, de algún día alcanzar su participación en las Grandes Ligas. Excepto los jugadores cubanos a quienes el régimen imperante les castró ese sueño.
Hoy una gran cantidad de beisbolistas de otros países latinoamericanos, llegan desde las calles de América Latina, para competir y dominar en los parques de Liga Mayor en los EEUU, sin más impedimentos que sus propias limitaciones.
Naciones como la República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y México, exhiben hoy una constelación de estrella en las mayores, a razones de exuberantes retribuciones monetarias, mientras que a los magníficos peloteros cubanos, se les está reservado como único galardón, integrar la selección nacional de su país, previa confirmación de su compromiso con el régimen, quien dispone el otorgamiento de una medalla de honor, por las “hazañas” deportivas.
No es un secreto para nadie que la conocida e incendiaria pasión por este deporte en la isla, nace de haber jugado beisbol antes de que ningún otro país caribeño. Antes de 1959, Cuba contaba con una fuerte liga profesional, donde se formaban muchas de las estrellas de las grandes ligas. Un hecho que se esfumó con la llegada de Fidel Castro al poder, quien vedó la pelota profesional, dando paso al éxodo de la mayoría de los jugadores hacia los EEUU.
A pesar de esto, increíblemente, los jugadores isleños siempre han estado muy cerca del brillante firmamento beisbolero hispano. Baste señalar que en el 1er Clásico Mundial en el 2006, Cuba fue uno de los seis equipos invitados de América Latina. El mundo dio testimonio de su talento y pasión cuando el equipo cubano se enfrentó a muchos de los peloteros que integran las mayores.
Al término de la primera vuelta el equipo estaba entre los cinco de los seis que avanzaron a la segunda ronda, e integró el grupo de la muerte, que se reunieron en Puerto Rico para celebrar la segunda vuelta: Cuba, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana. Una ocasión propicia, donde muchos afirmaron que esta fue la verdadera serie del Caribe que todos esperaron por años. Cuando al fin contaron con Cuba enfrentándose a jugadores de grandes ligas de la región.
La R. Dominicana alcanzó su pase a la semifinal con su victoria sobre Venezuela, y Cuba derrotó al favorito trabuco puertorriqueño repleto de estrellas profesionales. Dando paso al más grande momento de la pelota cubana, cuando el equipo cubano derrotaron inobjetablemente en la discusión del pase a la final, al tremendísimo equipo de R. Dominicana, quien nada menos y nada más, dispuso en su trinchera de lanzar, de los servicios del estelarísimo Bartolo Colon.
El histórico enfrentamiento, demostró que el beisbol cubano es de altísima calidad. Un legado que se remonta desde principio del siglo 20, cuando los cubanos Armando Marshall y Rafael Almeida, jugaron con lo Reds. Y Reafirmado por Adolfo Luque, quien fue parte del equipo campeón en 1919 y tuvo una de las mejores temporadas por un lanzador de este equipo en 1923, con sus 27 triunfos, seis blanqueadas y efectividad de 1.93. Su logro dejo bien claro a los estadounidenses que los cubanos podían tener éxitos como jugadores de las mayores.
No por casualidad, cuatro glorias de este deporte están en el salón de la fama de la pelota de grandes ligas: Tany Pérez, José de la Caridad Méndez, Cristóbal Torriente y Martin Dihigo. Este último, una leyenda conocido por el inmortal, a quien al igual que a Méndez y Torriente no se le permitió jugar en las mayores por su color. Un prejuicio racial quebrado en 1947 por Jaque Robinson.
Desde 1959 los beisbolistas cubanos tienen otro impedimento. Su propio país, no les permite ni a –blancos ni negros- jugar en grandes ligas. Por suerte, esta barrera empezó a quebrantarse desde los finales de la década del 80, con las fugas, primero, de los estelares René Arocha, Rolando Arrojo, Osvaldo Fernández, Rey Ordoñez, el Duque y Libán Hernández, y posteriormente, José A Contreras, Kendry Morales, Alaxei Ramírez, Yuniski Betancourt, Dayan Viciedo, Yunier Escobar, Brayan Peña, Yuniski Maya y el supersónico lanzador Aroldi Chadman, entre otros muchos más.
Para otros jugadores de Latinoamérica, la ruta hacia este beisbol tampoco le ha sido fácil. Desde los legendarios Juan Marichal y Roberto Clemente, hasta los raqueados Fernando Valenzuela, Pedro Martínez, Mariano Rivera, Iván Rodríguez, Alex Rodríguez, Edgar Martínez y Albert Pujol, tuvieron que enfrentar las barreras del idioma y adaptación. Pero a diferencia de los cubanos, representan a la región y a su país, y la mayoría inspiró a la juventud a esforzarse para dejar a atrás la pobreza, ya que en alguna vez ellos pertenecieron al trasfondo humilde de sus países.
Todos regresan a su patria orgullososos de sus raises, se reúnen con sus familiares y amigos, invierten en la economía de sus países, e impulsan a los jóvenes a esforzarse para ser mejores beisbolistas y ganar mucho dinero.
Leonpadron10@gmail.com