Archivo

Archivo para agosto, 2009

El humilde símbolo

Jueves, 13 de agosto de 2009 3 comentarios

La palabra disidente en los países con regímenes comunistas se emplea en tono peyorativo. Todo aquel que discrepa o critica las directrices del estado totalitario es un enemigo para el sistema. Disentir equivale a la pérdida del trabajo, los mítines de repudio, las golpizas y la cárcel.

En la Biblioteca Nacional José Martí desde el 28 de julio al 27 de agosto se exhiben videos. Asombrado leo que “se trata de un proyecto que tiene como idea básica oponerse a las categorías de lo fijo, de lo inmutable, de lo estático, de la certitud o de lo normativo. Un proyecto, por tanto, que potencia y valora los territorios fluidos, plurales y variados que conforman la cotidianeidad y configuran la micropolítica del poder”. En las obras, “se da voz y visibilidad a todo un conjunto de personas y sectores sociales, étnicos, culturales, sexuales…que, generalmente están privados de voz o de imagen y que no salen nunca en los mapas ni en las guías turísticas”. Acorde con la intencionalidad se denomina “Cartografías Disidentes”. Estos son, precisamente, los mapas que se esfuerzan en trazar los que buscan el cambio pacífico en nuestra sociedad.

En realidad, “son nueve videos sobre nueve ciudades españolas y latinoamericanas. Es este un proyecto que se nutre de un conjunto de propuestas que cuestionan las políticas del espacio urbano, las ordenaciones espaciales, los valores jerárquicos, las identidades sexuales o la política del cuerpo y su relación con la construcción de la ciudad”.

La exhibición se permite, en nuestro contexto, como una mascarada, una engañifa más del gobierno que desde hace cincuenta años penaliza la más mínima discrepancia. Para que no queden dudas, acaba de ser sancionado por el delito de peligrosidad Pánfilo, la persona, en Cuba, que con sus exigencias y manifestaciones ante la cámara dio “voz y visibilidad a todo un conjunto de personas y sectores sociales, étnicos, culturales, sexuales… que, generalmente están privados de voz o de imagen y no salen nunca en los mapas ni en la guías turísticas”. Su sanción es un acto intimidatorio, otro intento de paralizar en las gargantas los gritos de todo el pueblo.

En las primeras décadas de fundada la República ésta se representaba con un sencillo personaje de ficción llamado Liborio. Hoy, con su reclamo e injusta condena, Pánfilo es el humilde símbolo del sufrimiento del pueblo cubano.

Categories: Veritas Tags: