Archivo

Archivo para junio, 2010

Arroz para el Octavo Ejército

Martes, 8 de junio de 2010 1 comentario

Y también es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.     Eclesiastés 3:13

La primera función de teatro la vi en mi localidad natal, en un escenario improvisado en el parque. Era una obra china interpretada por actores cubanos. La trama se desarrollaba en torno a la cosecha, recogida y el suministro de alimentos para el frente de batalla. Quede cautivado por el hechizo y la magia de su representación.

Al dejar la vida nómada los humanos incluyeron en sus labores la agricultura. Para poder desarrollar, de forma satisfactoria, los cultivos es necesaria el agua. De ahí que se asentaran donde había abundante suministro del preciado líquido. Es por eso que las civilizaciones de la antigüedad se originaron en torno a ríos caudalosos. Junto al Nilo en Egipto, el Ganges en la India y el Yang Tse en China florecieron tres grandes culturas de la humanidad.

Nuestros antepasados descubrieron el valor nutritivo de las gramíneas y las plantaron. A través de un largo proceso de selección mejoraron el rendimiento y la resistencia a las plagas de las plantas de avena, trigo, maíz, cebada, arroz y centeno, las que se les conoce por cereales (de Ceres, la diosa latina de la agricultura). Según la región del planeta se desarrolló uno u otro cultivo. En Asia se generalizó la siembra del arroz y en América la del maíz. Por eso, en los estudios antropológicos la alimentación es una valiosa información.

En nuestro país algunos alimentos y formas de elaborarlos provienen de la tradición española. Muchos de los que llegaron de la Península Ibérica procedían de regiones donde había predominado la cultura islámica durante siglos. Posteriormente, con la incorporación de los africanos llegaron sus hábitos nutricionales. La posición geográfica de la Isla hizo que fuera un lugar de reabastecimiento, entre Europa y Sudamérica, por lo que recetas de la cocina francesa, inglesa, norteamericana, Yucatán y el Caribe enriquecen nuestro acervo culinario.

Al seleccionar y preparar cuidadosamente lo que consumimos aseguramos una felicidad doble: el disfrute al ingerirlo y gozar de una buena salud con una alimentación balanceada. El equilibrio viene dado por un triángulo equilátero, cuyos catetos lo forman los alimentos: energéticos, constructores-reparadores y reguladores. La buena nutrición es de suma importancia, las sustancias son transformadas y convertidas en parte constitutiva de nuestro cuerpo, de ahí que se diga: somos lo que comemos.

En nuestro entorno geográfico predominan los platos en base al maíz. Sin embargo, desde hace siglos el arroz está arraigado como patrón alimentario en nuestra sociedad. Para muchas personas éste cereal es un símbolo. Al no estar en la mesa el resto de la comida no les parece alimento y quedan psicológicamente insatisfechos. Aunque lo consumido sea adecuado.

En el mes de abril comenzaron los comentarios y las manifestaciones de desasosiego a crecer en la población, se había suspendido la venta liberada del arroz. Ya desde principio de año diferentes empresas no le ofertan al trabajador almuerzo, en su lugar recibe 15 presos diarios. Ahora tiene que comprar, elaborar y llevar lo que va a comer en el descanso a mitad de la jornada. Como el estipendio no está en correspondencia con los precios, muy poco puede hacer para satisfacer sus necesidades alimenticias básicas.

Imaginen mi sorpresa, el sábado 29, al llegar al Mercado Agropecuario Estatal de 27 y A en el Vedado, Ciudad de La Habana y encontrar que vendían 10 libras de arroz por persona. Al regresar a la casa, después de 2 horas de fila al sol, mi esposa me preguntó: ¿Qué conseguiste? Recordé el título de la obra teatral en la pubertad y le contesté: Arroz para el Octavo Ejército.

Categories: Veritas Tags:

¡Felicidades!

Martes, 1 de junio de 2010 Sin comentarios

 

El 23 de mayo fue el domingo de Pentecostés. En tan señalada fecha litúrgica fui a la eucaristía en la Iglesia de Santa Rita de Casia, en el municipio Playa, Ciudad de La Habana, donde concurren las Damas de Blanco. La conmemoración tiene su origen en el judaísmo. Es la fiesta del pueblo hebreo en memoria del día en que Dios entregó a Moisés las Tablas de la Ley, en el monte Sinaí. A su vez, la Iglesia Católica celebra la venida del Espíritu Santo.

 Fue Moisés quien sacó a su pueblo de la esclavitud de Egipto y los 10 Mandamientos son las normativas éticas que fundamentan la civilización occidental. A su vez, la manifestación divina permitió a personas que hablaban diferentes lenguas entenderse con los discípulos de Jesús y entre sí.

 Con una paloma blanca, que está asociada con la paz, se representa al Espíritu Santo. El color blanco significa la entrega que hacemos de nosotros mismos a algo superior. Por eso al iniciarse los adeptos o neófitos, en algunas religiones y fraternidades, se les asigna ese color.

En la historia de la Iglesia cristiana, hay seres a los que se les atribuye una luz divina especial. Se considera que actúan directamente bajo la protección del Espíritu. Todos tienen en común que se guían por una luz propia para beneficio de los más necesitados. Con ese atributo simbólico las Damas de Blanco reclaman la libertad de sus familiares.

 Aumentan los que derriban las almenas del miedo y comienzan a reclamar el espacio que les pertenece. Al conquistar la libertad de comunicarse los individuos entre sí, y con otros de idiomas y creencias diferentes, es lo que ha puesto al desnudo la violación de los derechos humanos en Cuba. El mundo se aglutinó para condenar la muerte de Orlando Zapata Tamayo porque la noticia se difundió con inmediatez desde el interior de la Isla. Al demoler los baluartes de la indefensión, de forma irreversible, se empoderan las personas y toman el control de sus vidas de su piel hacia adentro. Por eso vemos las maniobras del gobierno, para no reconocer los derechos ciudadanos y evitar dialogar con el pueblo. Así procuran demorar las transformaciones que requiere nuestra sociedad.

 Significativamente, Yoani Sánchez recibió, el sábado 22, el galardón que la acredita como ganadora del Premio Perfil 2010, en la categoría libertad de expresión, que concede la Editorial Perfil de Argentina. El homenaje se efectuó en silencio, puertas adentro en su apartamento. En medio del operativo insomne que, cual guardia pretoriana, rodea el edificio.

 Los envíos de diplomas, libros y otros obsequios por DHL son decomisados por el Estado. A las invitaciones a eventos internacionales, presentaciones de sus libros o conferencias en prestigiosas universidades no le permiten asistir. Está confinada en el territorio nacional y sus actividades familiares y sociales las realiza bajo la mirada de la Seguridad del Estado.

 Para los que aún no se han desprendido de la de-formación materialista, el trofeo accedió por la Gracia Divina. En este jubileo, desde la víspera del pentecostés, el Espíritu Santo protege la morada de la Bloguera Mayor de Cuba. Llegó en forma de paloma de plata. ¡Felicidades!

Categories: Veritas Tags: