Archivo

Archivo para mayo, 2012

Los verdaderos indignados

Martes, 15 de mayo de 2012 Sin comentarios

Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. Ni echan vinos nuevos en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan justamente.

                                                                           Mt. 9. 16-17

 

Desde hace algunos años intercambio criterios con algunos de los principales apologistas, en Cuba, del llamado “Socialismo del Siglo XXI” y conozco a los integrantes del Grupo nombrado “Red Protagónica Observatorio Crítico”, que aglutina a quienes proclaman la reformulación del sistema socialista.

Ya desde la primera vez, en una conferencia que asistí, en el desaparecido Instituto Superior de Estudios Bíblicos y Teológicos (ISEBIT), entre mis refutaciones me referí al Evangelio de San Mateo. Porque ¿Cómo pueden concebir que un sistema que ha demostrado ser inviable, por ir contra la esencia del ser humano, puede ser rediseñado y sostenerse en el siglo XXI?

Las propuestas y planteamientos relacionados, con el supuesto “Socialismo del Siglo XXI”, me recuerdan un experimento que realizaron, hace más de cuarenta años, un matrimonio de psicólogos en la Universidad de Harvard. Que les valió el premio Nobel, por demostrar los mecanismos de la percepción.

Para la investigación tomaron una camada de gaticos recién nacidos y los dividieron en dos grupos. Uno de los grupos fue criado en una habitación donde todos los estímulos visuales eran horizontales. El otro en una donde los estímulos eran verticales. Cuando ambos grupos crecieron, respectivamente, unos percibían sólo el entorno vertical y los otros el horizontal.

En Cuba, desde el círculo infantil hasta la universidad, se recibe una preparación política-ideológica diseñada para demostrar las bondades del socialismo. Por eso, muchas personas están adoctrinadas para sólo ver formas socialistas de organizar la sociedad. A contrapelo de la realidad. Es decir, perciben lo que les condicionaron a ver.

El pasado sábado, 12 de mayo, la “Red Protagónica Observatorio Crítico” convocó para un acto, en apoyo a los indignados del mundo. Se realizaría a las 2 pm en el parque Carlos Marx, situado en la esquina de las calles Carlos III y Belascoain, en el municipio Centro Habana. Como desde el día antes se había inaugurado la 11na Bienal de La Habana, decidí asistir para ver el performance que tenían preparado.

Al llegar me percate de la presencia policial y personas vestidas de civil en los alrededores, lo que me indicó que la policía política estaba custodiando el lugar. Como sabía que mi amiga Mirian Celaya también asistiría, la busque y veo que la tiene detenida un policía. Fui hasta ella. Esto ocasionó que la persona vestida de civil, que dirigía el operativo de la Seguridad del Estado, ordenó que me detuvieran a mí también, mientras me solicitaba mi teléfono móvil. Al negarme a entregárselo, por estar vestido de civil y no ser esas sus atribuciones, se me abalanzó otro vestido de policía, pero sin la chapa con el número de identificación, que me empujo contra el carro patrulla. Ahí me mantuvo y, con las manos en alto y los pies separados, me quitó la mochila, el teléfono móvil, la cámara fotográfica y la grabadora y me entraron al auto patrulla.

En el asiento trasero, a mi derecha sentaron a Mirian y a la izquierda se sentó un policía. Le dije a Mirian: no te preocupes que vamos en pareja, como en el arca de Noé. Nos llevaron hasta el municipio Playa, en la calle 42 y avenida 33 se detuvo el auto y nos dijeron que nos bajáramos. Nos entregaron las pertenencias, arrancaron y se marcharon. Mirian me pregunto ¿Qué hacemos? Y le dije: en la otra esquina esta la cafetería “El álamo” vamos a tomar una cerveza y refrescar.

Lo he descrito porque lo ocurrido demuestra que los represores están muy preocupados, por el descontento ciudadano en las calles de la ciudad. Mientras caminaba junto a Mirian el policía que la conducía repetía: aquí no puede pasar nada, aquí no puede pasar nada, como si fuera un mantra.

Los miembros de la “Red Protagónica Observatorio Crítico” apenas eran 12 apologistas del Socialismo del Siglo XXI. Que enarbolaron sendos carteles: “Si piensas como un burgués vivirás como un esclavo” y “Abajo los Capitalistas”. Según supe, después de ser conducido, cantaron el himno “La Internacional”. Todo fue en menos de 15 minutos.

¿Qué temen? Que el 68%, según una encuesta del año 2011 del Grupo Veritas, de los ciudadanos que consideran que hay que cambiar el sistema económico-político-social siga el ejemplo. Que los verdaderos indignados, en Cuba, tomen la iniciativa y convoquen para, en lugar de un Socialismo del Siglo XXI, reclamar a gritos en las avenidas, calles y parques de la ciudad los cambios estructurales que requiere nuestra sociedad.

 

Categories: Veritas Tags: