Feed
Posts
Comentarios

Decisiones

Foto: Raúl García

El pasado 18 de enero, los 8 integrantes del grupo de los 75 que aún permanecemos como rehenes del régimen totalitario cubano, cumplimos 7 años y 10 meses de haber sido secuestrados por la policía política comunista. Dos días después, alrededor de las 7 p.m me condujeron a la oficina del director de la prisión de Canaleta donde estoy confinado. Allí estaban él y una joven y hermosa psicóloga del Ministerio del Interior. Ambos intentaron hacerme entender que dada mi edad y mi estado de salud lo mejor para mí sería partir al exilio.

Casualmente, días atrás una doctora clínica me hizo un reconocimiento médico y me informó que tengo el hígado inflamado por lo que no puedo hacer ayunos.Yo riposté que de mi patria no quiero irme, pues aquí nací y aquí quiero morir y ser enterrado. En un momento del intercambio de criterios, el jefe de la prisión me dijo que me había mandado a buscar para que hablara por teléfono con el Cardenal Jaime Ortega, pues el también arzobispo de La Habana iba a comunicarse conmigo. Acoté que no tenía nada que hablar con su Eminencia, ya que el 10 de julio del año pasado le manifesté a él –a través de la línea telefónica- que de mi patria no me iría.

La psicóloga me planteó que las personas cambian de opiniones y de decisiones a lo cual le confirmé que sí, que ella tenía razón puesto que en el año 1961 con sólo 13 años de edad yo me había ido a alfabetizar con la brigada Conrado Benítez, era también miliciano pues me había alistado en las filas militares con más edad de la que tenía realmente, pertenecía a la Asociación de jóvenes rebeldes y me consideraba todo un revolucionario de “Patria o Muerte”. Hoy, sin embargo, soy un anticomunista y anticastrista convencido y comprometido con la honrosa lucha civilista para alcanzar la tan añorada transición democrática.

La hermosa profesional me enfatizó en que justamente la oportunidad que yo estaba rechazando haría a muchas otras personas llorar por tenerla, a los cual le indiqué que yo en realidad lloraría si me desterraran de la mayor de las Antillas. En fin, le comuniqué al jefe de Canaleta que me iba para el destacamento donde me mantienen confinado y si el Cardenal Ortega llamaba que le dijeran de parte mía que “de mi patria no me quiero ir”. Decisión que he tomado con tiempo y a consciencia desde el año 1993 en que me involucre en un intento de salida ilegal del país por La Habana y comprendí en medio de sus preparativos que mi destino era quedarme a luchar pacíficamente por el respeto a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana. Decisión que mantendré hasta las últimas consecuencias porque mi alternativa de vida ha sido y es la de continuar siempre hacia adelante y cumplir con la máxima martiana de “el deber de un hombre está ahí donde es más útil”. Amén

Pedro Argüelles Morán

Prisionero de conciencia

Prisión provincial de Canaleta

Medio año



Desde la prisión: audio de Arguelles

Han pasado 6 meses desde que rechace partir al destierro. En todo ese tiempo el régimen comunista cubano ha estado incumpliendo con su compromiso de excarcelarnos– los integrantes del grupo de los 75 que decidimos no abandonar nuestra patria. Durante éste medio año se han ido posponiendo varios plazos para que se derriben las infames rejas que nos separan de nuestro entorno familiar y social. Evidentemente, el régimen totalitario castrista no tiene la más mínima voluntad de liberarnos y sí el propósito de desterrarnos a toda costa. Porque no hay ninguna justificación posible para mantenernos secuestrados como sus rehenes. Particularmente no hay presión alguna que me obligue a abandonar mi patria, ni mucho menos la enaltecedora y dignificante lucha civilista por el respeto a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana. Derechos y libertades que de manera muy contumaz el régimen de la Habana viola sistemática e institucionalmente desde que se apoderaron del poder mediante la fuerza de las armas, gobierno mediante la fuerza de las armas, la intimidación, y el terror en el año 1959. Continuaremos la pacifica lucha por alcanzar la tan anhelada y sufrida transición democrática hacia el estado de derecho, la sociedad civil, y la justicia social.

Pedro Arguelles Moran
Prisionero de conciencia, prisión provincial de Canaleta en Ciego de Ávila.

Nuevo Blog

Los días en que Claudia, Ciro, Eugenio, Marta, Reinaldo y Yoani grababan mi voz desde la prisión para publicar mis posts en el blog “Voz tras las rejas” quedaron atrás. Al menos para mí, pues Pedro Arguelles, Félix Navarro y Diosdado Marrero continúan encarcelados. Publicar mis escritos era una verdadera odisea, se tenían que vencer innumerables obstáculos impuestos por la dictadura para evitar que se conozca la cruda realidad de las prisiones cubanas y por supuesto silenciar las voces de los presos políticos y de conciencia.

“Voz tras las rejas” dejó huellas imborrables en los hombres y mujeres que nos involucramos en el proyecto, dentro y fuera del país, pero llegó el momento para algunos de nosotros de comenzar una nueva etapa. Al llegar a España declaré que “Voz tras las Rejas no muere” y continuará ofreciendo ahora su espacio y sus colaboradores a quienes aún permanecen en las mazmorras cubanas; seguirá siendo esa luz en las tinieblas de los que no tienen voz tras los barrotes.

Comienzo una nueva etapa, con nuevas metas y un nuevo blog en la plataforma “Voces del exilio”. Un nuevo blog que he llamado “Voces del Destierro” y donde escribiremos algunos de los ex presos nuestras vivencias del presidio. Esperamos recibir el apoyo de siempre de parte de los fieles comentaristas y, por supuesto, están invitados todos los del grupo de desterrados que deseen escribir sus vivencias. Las condiciones son las mismas que las que existían para participar en Voz tras las Rejas: cada cual se responsabiliza por sus escritos, y que deben respetar el criterio ajeno.

Nos vemos en el nuevo blog

Pablo Pacheco Ávila
Visite el blog aqui: Voces del Destierro


“Looped Chain”- by Scott Geyer

Una vez más, el régimen totalitario Castrista no cumple con sus compromisos, porque la mentira, la demagogia, el populismo, la hipocresía, y el cinismo forman parte de su esencia y su naturaleza. Recientemente, el Ministro de Mentiras Exteriores del régimen de la Habana declaro, allá por Nueva York en la ONU, que los integrantes del grupo de los 75 que aun permanecemos secuestrados como rehenes seriamos liberados bajo licencias extrapenal antes del 26 de octubre. Por supuesto, eso fue otra mentira.

Ahora, este 7 de noviembre se cumplió el plazo de 4 meses para que nos excarcelaran, según nota de prensa del arzobispado de la Habana, aparecida en el órgano oficial comunista, Granma, el pasado jueves 8 de julio y que Prensa Latina también informo. Y eso también fue otra mentira. Del grupo de los 75, aun quedamos encarcelados 13 hermanos- que somos lo que no aceptamos abandonar nuestra patria, pero todo parece indicar que el régimen comunista cubano está empeñado en expulsar del país a la mayor cantidad de disidentes posibles, porque del “edén” de los trabajadores van a botar para la calle más de un millón de los actuales esclavos. Personalmente, no tengo el más mínimo interés de irme para ningún otro país, y solo deseo continuar aquí en mi patria y como luchador civilista en favor del respeto a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana.

Pedro Arguelles Moran
Grupo de los 75
Prisión Provincial de Canaletas, Ciego de Ávila

Generalmente los premios levantan polémicas y es normal. Sólo los regímenes totalitarios se adjudican el derecho de que todos deben pensar y actuar por unanimidad. Pero, pese a algunas voces discordantes, mayoritariamente de los defensores del régimen, la opinión más generalizada es que los últimos premios prestigiosos otorgados en el mundo han sido sobre todo para la lucha por la democracia.

Primero, la academia noruega otorgó al disidente chino Liu Xiaobo el Premio Nobel de la Paz. Días después, el periodista y opositor pacifico cubano Guillermo fariñas es laureado con el premio Sajarov. Ambos luchadores tienen un denominador común: tanto Liu como Fariñas defienden los derechos humanos, los dos han sufrido el presidio político por promover cambios civilizados en sus respectivos países. Lo más seguro es que ninguno de los dos podrá recoger personalmente esos premios se han ganado con esfuerzo, valor y mucha voluntad.

Las autoridades cubanas han violado sistemáticamente el derecho de los cubanos a salir y regresar a nuestra tierra. Es la tercera ocasión que alguien del patio gana el Sajarov, algo de lo que siento mucho orgullo. Primero, Osvaldo Paya Sardiñas, líder del movimiento cristiano liberación (2002). En el 2005 fueron distinguidas con ese galardón “Las Damas de blanco” y ahora Fariñas. Pero La Habana no autorizó a las representantes de la organización de féminas hacer las maletas para asistir a la ceremonia en el Parlamento Europeo y si Paya pudo realizar el viaje en 2002, fue por presiones de la comunidad internacional.

El proceso de liberación de presos políticos cubanos en el verano ultimo y del cual he sido beneficiado se produce por disímiles factores. La muerte lamentable del preso político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo fue el detonante; el valor de las Damas de Blanco, la actitud firme de los condenados por motivos de conciencia en la primavera del 2003, y la gota que obligo al régimen a ceder fue la huelga de hambre de Fariñas exigiendo la liberación de los más enfermos en cautiverio del citado grupo de los 75. Todo esto secundado por una fuerte presión de la comunidad internacional.

Por eso no puedo dejar de agradecer a Fariñas y felicitarlo por el Premio Sajarov, que él ha dedicado al pueblo cubano. Su reconocimiento a todos los demócratas cubanos dejan clara su disposición a continuar batallando por la democracia en Cuba.

-Pablo Pacheco

Galban: Testimonio ante la CSI


Miguel Galban ante la Confederación Sindical Internacional (CSI)

Ante todo deseo manifestar mi agradecimiento a ustedes por la oportunidad que me han ofrecidos de recibirme en el día de hoy. Le comentaré brevemente lo que me sucedió en mi país. Me llamo Miguel Galban Gutiérrez, fui sancionado en la Primavera Negra del 2003 a 26 años de privación de libertad, después de recibir una petición del Ministerio Fiscal de cadena perpetua; el juicio a que soy sometido no contó con las garantías procesales de ningún tipo. Al momento de ser detenido era subdirector del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral (CNCSL) y periodista de la Agencia de Prensa Independiente Habana Press. Mi trabajo consistía solamente en denunciar al mundo la verdadera realidad cubana, así como dentro del centro sindical, proveer a la oposición pacífica y a los trabajadores cubanos de elementos eficaces para la defensa de sus derechos sindicales y laborales.

Soy graduado de Ingeniería Mecánica Automotriz, con una Maestría en Mantenimiento. Quiero decir que desde el año 1998 el gobierno cubano me impide el derecho al empleo como profesional solamente por mi postura política contestataria, tener en cuenta que en mi país el único empleador es el gobierno.
Deseo manifestar que durante mi encierro injusto y cruel que alcanzo más de siete años y medio , fui torturado tanto físico como mentalmente, humillado y vejados por parte de los carceleros de las prisiones donde estuve, así como de miembros de la Seguridad del Estado (SE).

Cuando fui trasladado a prisión me ubicaron a 180 Km de mi lugar de residencia en la tenebrosa cárcel matancera de Agüica, un sitio de tortura y malos tratos considerada por el régimen como “vanguardia” dentro de estos lugares de terror que imperan en mi Cuba actual . Cuando llegué en la propia entrada de la penitenciaria había un cartel que reflejaba la realidad de lo que me iba a suceder dentro de este infierno castrista. Decía: “A llegado a Agüica. Si no te ubicas te ubicamos”. Como lo podían hacer o lo realizan en estos momentos hay solo dos métodos- malos tratos y golpizas. Los pude apreciar con bastantes frecuencias durante los cuatros años y medios que me mantuvieron en ese sitio conocido en el argot presidiario como el centro de tortura de 15 y K , lugar donde radica la Dirección Nacional de Establecimientos Penitenciarios.

El torturador más represivo de ese sitio es el capitán Emilio Cruz Rodríguez. En una ocasión el me aplicó una técnica de asfixia, con la ayuda de varios esbirros, la cual consiste: con las dos manos sobre el cuello del detenido se utiliza los dedos para presionar la arteria carótida hasta que el reo esté a punto de desmayarse. La zona donde actuó estuvo varios días hematomado. Contó con el beneplácito del Director de la unidad capitán Diosdado More y el oficial de la SE Porfirio Pénate.

El lugar que le relato no se le brinda al recluso una alimentación y atención médica adecuada. Se vive en condiciones infrahumanas con un hacinamiento alto, en un espacio de 24 metros cuadrados obligan a convivir a 24 reos, la falta de ventilación, iluminación e higiene es terrible. La atención psiquiátrica al reo es nula debido a todo esto el índice de autoagresión es elevado con relación a otros centros penitenciarios dentro de la isla. Además se le impide al cautivo el derecho a la correspondencia, a los pocos que se le permiten se le viola la privacidad porque deben entregarla abierta y de esa forma la reciben cuando las autoridades entiendan.

La atención médica que recibí durante el tiempo de encierro fue casi nula. Demore más de cinco anos para que me realizaran una endoscopía debido a mis problemas gastrointestinal que presento, he salido afectado de la visión, audición, sufro el deterioro de muchas de mis piezas dentales y la pérdida de algunas molares, producto al fuerte dolor que poseía en ellas me hicieron tomar la decisión de extraérmela. El estrés que padecí me dejo con secuelas, y un buen daño a mi memoria. Padecí varios percances que me han marcado para toda mi vida, como fue la perdida de mi madre, la cual falleció en octubre del 2008. No producto de una enfermedad biológica, sino del sufrimiento debido a mi encierro injusto y cruel, también a que no me podía visitar debido a la distancia tan larga que había de recorrer. Las autoridades cubanas me permitieron verla solamente en dos ocasiones.

El régimen cubano solamente no nos condenó a nosotros, sino también a nuestros familiares. Ellos fueron víctimas de su maquinaria represiva la que tuvieron que soportar durante siete años y medio. Así mismo debemos tener en cuenta las dificultades que afrontaron para podernos visitar y llevarnos lo imprescindible para poder sobrevivir dentro de estos cementerio de hombres vivos. Merecen ellas un reconocimiento por su heroísmo.

Mi sobrina quien impartía la docencia en un centro donde se forman especialistas en informática, la obligaron a renunciar después que le aplicaron una sanción injusta que consistía en el descuento del 50% de su salario, solo por el mero hecho de haber recibido en su cuenta de e-mail una información del exterior dirigido a mi persona la cual fue detectada por los Órganos de la Inteligencia Cubana.

Cuba no ha cambiado y viola todos los convenios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que ha firmado. Se les sigue prohibiendo a los trabajadores cubanos el derecho a huelga, protestar pacíficamente, la libre contratación y asociación y el movimiento de fuerzas laboral hacia la capital. Además a que empresas mixtas que operan en el país los pueda contratar directamente. El obrero en la isla está indefenso frente a las medidas arbitrarias del empleador, sufre de discriminación en su labor por razones políticas, se le impone a los obreros la afiliación a las CTC que es la sindical oficialista subordinada al estado y dirigida por el PCC, la asistencia a los actos políticos de apoyo al régimen y el pago en la cuota sindical.

Me encuentro hoy aquí no porque fui liberado en un gesto de buena voluntad de las autoridades cubanas, sino que me han utilizado como moneda de cambio con el objetivo de poner fin a las medidas de la UE sobre el régimen castrita. Mi decisión de aceptar este destierro es solo familiar, no podían ellos seguir siendo víctimas de las arbitrariedades de la dictadura, merecen una vida digna, vivir en libertad como quiso nuestro creador que fueran todos los seres humanos.

Esperamos contar con el apoyo de ustedes para que en la próxima sección de la Conferencia Internacional del Trabajo que se celebrará en junio del 2011 en Ginebra la República de Cuba sea incluida en la lista de los 25 países más violadores de la libertad sindical. Anhelamos que se concrete el envío de una misión directa de la CSI o de la OIT a Cuba para que puedan contactar la realidad reuniéndose con dirigentes sindicales tanto oficialistas como independientes. Estos últimos ejercen su trabajo en condiciones muy adversas como nos ocurrió a nosotros que hoy estamos testimoniando ante ustedes, consecuencia: nos enviaron a prisión con largas condenas y a convivir con reclusos comunes de alta peligrosidad, violadores y asesinos. Además deseamos que se mantenga nuestro caso presentado ante la OIT y en el reporte anual de la CSI porque el gobierno de los hermanos Castros sigue con su inmovilismo.

Que Dios los Bendiga,
Muchas gracias
Miguel Galban
ESTUVIERON PRESENTES:

- Jaap Wienen

Vicepresidente de la CSI
- Manuel Chavez
Oficina Derechos Humanos y Sociales (CSI)
- Isabelle Hoferlin
Oficina del Vicepresidente (CSI)
- Anibal Cabrera
Director Inernacional de la Confederación de Trabajadores de Venezuela
- Joel Brito
Dirigente del Grupo Internacional para la Resposabilidad Social Corporativa en Cuba (GIRSCC)
- Nelson Molinet Espino
Secretario General de la Confederación de Trabajadores Democráticos en Cuba (CTDC)
- Héctor Raúl Valle Hérnandez
Miembro de la CTDC
- Alfredo Felipe Fuentes
Miembro de la Central Unitaria de Cuba
- Miguel Galban Gutierrez
Periodista Independiente y Subdirector de CNCSL

___________________________________________________________________
Nota de Prensa:
Bruselas, Bélgica 19 dRe octubre de 2010
Por Alfredo Felipe Fuentes

Recibe la Confederación Sindical Internacional (CSI) a sindicalistas independientes cubanos, exprisioneros de conciencia, recientemente excarcelados y desterrados a Espana.

Hoy fueron recibidos por el vicepresidente de la CSI y otros representantes, los sindicalistas independientes cubanos Nelson Molinet Espino, Miguel Galban Gutierrez, Héctor Raúl Valle Hernández y Alfredo Felipe Fuentes. También asistieron al encuentro, Aníbal Cabrero, director internacional de la Confederación de Trabajadores de Venezuela y Joel Brito, dirigente GIRSCC.

Los sindicalistas agradecieron al movimiento sindical internacional por la solidaridad y el respaldo que les brindaron durante sus siete anos y medio de injusto encarcelamiento y por la presentación de sus casos ante la OIT, que los reflejo en el caso 2258 de junio 2003.

A continuación presentaron sus testimonios sobre esos anos de prisión que sufrieron en Cuba; la violación de sus derechos humanos, y, en particular, de sus derechos jurídicos.

Asímismo, solicitaron a los representantes de la CSI el apoyo de esa organización para que en la próxima Conferencia Internacional de la OIT, a celebrarse en junio del 2011, en Ginebra, Cuba sea incluída en la lista de los 25 países más violadores de las normas internacionales del trabajo.

Recalcaron además, la necesidad de que ante los cambios estructurales de la — –economía cubana anunciados y ya en fase de implementación que dejarán sin empleo ni adecuados subsidios a más de un millón de trabajadores y sus familias; la CSI envie a Cuba una delegación que contacte con los diferentes actores sociales -especialmente los de la esfera laboral-, con el fin de comprobar, in situ, las mencionadas realidades y el estado de indefensión que ante ellas se encuentran las trabajadoras y trabajadores cubanos como consecuencia del irrespeto gubernamenal hacia los convenios fundamentales de la OIT, suscritos por las autoridades del país.

Los representantes de la Confederación Sindical Internacional, por su parte, reiteraron la solidaridad de esa megaestructura sindical, la mayor del mundo, a la causa de los trabajadores cubanos; a la libertad sindical; a la huelga y a una política de protección de la clase trabajadora.

También, agradecieron a los sindicalistas excarcelados por sus testimonios; elogiaron la entereza con que enfrentaron los siete anos y medio de encarcelamiento, y la rápida disposición para contribuir a la defensa de los derechos de los trabajadores cubanos.
Desde Bruselas
Para Radio Martí
Alfredo Felipe Fuentes

El blog de “Voces Tras Las Rejas” quisiera darle la bienvenida a Miguel Galban Gutiérrez, uno de los periodistas independientes presos de la Primavera Negra, actualmente desterrado en España.

Miguel Galban ha escrito la siguiente entrada como agradecimiento por ser otorgado el “Premio Libertad de Expresión 2011”.
________________________________________________________

Covadonga Porrúa,

A través de usted con quien converse por teléfono cuando llegué a Madrid .Le comunicaré que me produjo un jubilo ver sido galardonado con la Asociación que usted preside con el premio libertad de expresión 2011.

El galardón no es solo mío; es también de aquellos hermanos que mantuvieron dentro de las prisiones del régimen cubano una postura de enfrentamiento diaria a las violaciones de los Derechos Humanos que ocurren dentro de estos cementerios de hombres vivos.

Asimismo no puedo dejar de reflejar que hoy puedo gozar de libertad lejos de mi tierra debido a varios efectos políticos acaecidos. En mi país producido por el asesinato cruel en un prolongado ayuno del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo, quien solo reclamaba mejores condiciones de vida en la cárcel donde extinguió su injusta sanción. Así como los 135 días de huelga de hambre y sed del psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas Hernández, donde estuvo varias veces al borde de la muerte, exigiéndole a las autoridades de la isla, la libertad de 26 prisioneros de conciencia que se encontraban enfermos y podían fallecer en cualquier momento dentro de las prisiones del régimen.

Asimismo a la persistencia de las valerosas dignas e insignes Damas de Blancos, las cuales participando todos los domingos en la misa de la iglesia de Santa Rita y posteriormente efectuando su caminata dominical en áreas aledañas a este recinto religioso resistieron durante varios domingos sucesivos, actos de repudio protagonizado por perros callejeros, turbas de paramilitares utilizado por el régimen de los hermanos Castros con el propósito de amedrentarlas para impedir que no reclamaran públicamente el derecho de sus esposos, padres, hijos y hermanos a gozar de libertad.

El éxito de las conversaciones iniciadas el 19 de mayo entre la iglesia católica cubana y las autoridades de la isla contribuyó mucho la campaña internacional por nuestra liberación promovida desde el primer momento que fuimos arrestados, de gobierno democráticos, organizaciones internacionales y personas de buena voluntad en el mundo; Así como a la constancia de esta institución religiosa que de forma inteligente y paciente se ha esforzado por lograr el entendimiento.

En los procesos sociales es muy difícil vaticinar el porvenir y mucho menos establecer plazos, pero está claro que la situación económica y social mi país es muy grave y podrá deteriorarse mucho más en los próximos meses si el gobierno no realiza cambios democráticos. Todo nos señala que estamos en la fase final de la dictadura de los hermanos Castros, solo nos queda por determinar cómo y cuándo ocurrirá el desenlace.

Tengo como proyecto seguir escribiendo sobre la realidad cubana, aunque en estos momentos no poseo ningún medio para este fin.

Saludos y abrazos para todos,
Miguel Galban Gutiérrez

Para más información sobre este premio, por favor leer aquí.

¿Con qué cumplió?

Me comentaba, vía telefónica, mi hermana de causa, ideas y luchas civilistas, Marta Beatriz Roque Cabello, que el canciller español, Miguel Ángel Moratinos, había declarado recientemente allá en Nueva York, que Cuba “había cumplido”. Y yo pregunto: ¿cumplió el régimen totalitario castrista con honrar la Declaración Universal de Derechos Humanos? ¿Cumplió con la vigencia y observancia de los Pactos internacionales de derechos económicos, sociales y culturales y de derechos civiles y políticos, los cuales incluso firmó hace más de dos años pero aún no han sido ratificados por el Consejo de Estado ni instrumentados en la Constitución socialista cubana? ¿Cumplió el régimen de La Habana con los acuerdos firmados en las Cumbres Iberoamericanas? ¿Cumplió en acatar los principios enunciados en la Carta de la Organización de Naciones Unidas?

En fin, ¿cumplió con instaurar la democracia, el estado de derecho y la justicia social en Cuba?. Y si el ministro Moratinos lo dijo por el destierro a España de la mayoría de mis entrañables hermanos del Grupo de los 75, entonces debo recordarle al jefe de la diplomacia española que todos nosotros somos prisioneros de conciencia, declarados así por la prestigiosa ONG Amnistía Internacional y, por lo tanto, nunca debimos ser secuestrados como rehenes del régimen comunista cubano y que mucho, muchísimo más importante que la excarcelación nuestra es el desbloqueo a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana de toda la sociedad cubana.

Señor Moratinos: nosotros somos luchadores civilistas y comunicadores sociales que, pacíficamente, tratamos de hacer respetar los derechos y libertades iguales e inalienables de los ciudadanos cubanos y no agentes secretos de inteligencia de otros países ni mercenarios a sueldo de ninguna nación extranjera ni nada que se le parezca. Y nuestra noble y digna lucha sólo persigue alcanzar en la mayor de las Antillas el imperio de la verdad, la libertad, la justicia y el amor.

Huelga de hambre


“Prison of Life”- Haris Imtiyaz khan

El prisionero político Lamberto Hernández Plana se declaró en huelga de hambre este 23 de septiembre.

Hernández Plana, de 41 años de edad y con residencia en calle 24 número 109 entre 15 y 17, Vedado, en el capitalino municipio de Plaza de la Revolución fue uno de los que sacaron de Camagüey en el año 2007, cuando se amotinaron en el régimen especial de Kilo8 por las muertes de varios presos comunes causadas por guardias y trasladado para la prisión de Agüica, en Matanzas.

El 23 de septiembre lo vuelven a trasladar para Camagüey donde están esos guardias asesinos según el considera y lo hacen para vengarse y seguir manteniéndolo desterrado de Ciudad de La Habana, pues lleva 18 años fuera de la capital del país.

Lamberto Hernández Plana me informa que no comerá hasta que esté en Ciudad de La Habana y que padece de úlcera, gastritis aguda, duodenitis, hernia diatal y también poli-neuropatía y no tiene medicamentos a su alcance ya que se encuentra en Canaleta de tránsito para Camagüey.

Pedro Aguelles Morán
Grupo de los 75
Prisión Provincial de Canaleta
Ciego de Ávila

Huellas en la memoria

Recordar los días felices no es problema; olvidar los días de cautiverio es casi imposible porque las heridas del alma cicatrizan a fuego lento. Ahora que tengo más tiempo para meditar, me pregunto: ¿cómo sobreviví a tanta miseria humana? Una miseria que no tiene que ver solamente con la población penal, porque reconozco que conocí muchos hombres decentes en prisión que fueron lanzados al bajo mundo del presidio por el sistema excluyente que impera en Cuba desde hace medio siglo. Ellos, sin percatarse, se convirtieron también poco a poco en víctimas de la dictadura.

Después de los manipulados y sumarísimos juicios contra los implicados en la causa de los 75, la mente maquiavélica de los órganos de inteligencia cubana y la máxima dirección del PCC determinó dispersarnos por varias prisiones de la geografía cubana, a cientos de kilómetros de nuestros hogares. Fue el castigo adicional a nuestra familia y el experimento con el que esperaron de nuestra posible claudicación. Se equivocaron. Mi esposa e hijo, quienes cargaron la cruz mas pesada, no faltaron a una sola visita. El niño comenzó a frecuentar las cárceles con apenas 4 añitos y mi esposa es el mayor orgullo de mi existencia.

Memorizando el día que fui trasladado -junto a otros hermanos de causa- desde el centro de operaciones de la Seguridad del Estado de Ciego de Ávila hacia la zona occidental de la Isla, recuerdo con nitidez el aparatoso operativo desplegado por la policía y el valor de mis compañeros de infortunio. Esto y la convicción de que habíamos sido sancionados injustamente a largas condenas, provocó en mí una fuerza adicional que me sirvió de aliciente durante mis 87 meses de encierro.

Pedro Arguelles viajó con nosotros. Él y yo fuimos sancionados a 20 años de privación de libertad por el tribunal provincial de Ciego de Ávila. Desafortunadamente él aún está preso porque el odio y la intolerancia les impiden al régimen comprender que él no desea abandonar Cuba, aunque deba vivir el resto de la vida con la espada de Damocles pendiente sobre su cabeza, igual que otros del grupo antes citado.

Llegué a la penitenciaria de “Aguica” el 19 de abril del 2003. Allí nos ordenaron bajar a Manuel Uvals Gonzáles, Alexis Rodrigues Fernández y a mí. Los funcionarios de orden interior practicaron un minucioso registro de todas nuestras pertenencias y posteriormente fuimos trasladados a distintas secciones del penal, bien distantes unos de otros, pues la incomunicación entre nosotros debía ser factor clave del castigo. En esto también se equivocaron los dueños del poder.

Esa noche encontré cama en el piso. La celda que me asignaron fue la 4 de la tercera planta. A mi alrededor, se encontraban personas peligrosas, sancionadas a cadena perpetua por asesinatos; a otros, el régimen penitenciario los tenía aislados por indisciplinas graves, pero todos se solidarizaron conmigo y posteriormente con Blas Giraldo Reyes del grupo de los 75. Si digo que dormí esa noche sería un reverendo mentiroso, porque mi mente viajó en tiempo y espacio a mi humilde hogar situado a 400 Km. de distancia junto a Ole y Jimito. Éste último era quien menos comprendía lo que realmente estaba sucediendo. Cuando más recapacitaba a de mi situación, sonó la campana para llamar al matutino en “Aguica”. Lo peor estaba por venir, pero esa es historia para otra ocasión

Pablo Pacheco

« Newer Posts - Older Posts »